En Mercado

282.200 euros recaudados por Segre contra el COVID-19

La iniciativa benéfica de la casa de subastas madrileña ha contado con un amplio apoyo y ha conseguido adjudicar los 28 lotes ofrecidos.


La reacción solidaria de Segre ante la crisis que estamos viviendo ha sido contundente. El pasado 28 de abril iniciaron una subasta online benéfica en la que presentaron una selección de 28 obras donadas por los propios autores, sus legados o incluso coleccionistas particulares y fundaciones. Entre los lotes podíamos encontrar piezas de Tàpies, Chillida, Picasso o Barceló. El 100% de la recaudación irá en beneficio de Cruz Roja, Cáritas y Médicos Sin Fronteras.

De la misma manera, la entrega del público ha sido firme, con una alta participación, y no solo de coleccionistas y compradores habituales. Nos lo contaba así Mercedes de Miguel, directora de Segre: “Ha sido un proyecto precioso y muy satisfactorio para nosotros. La respuesta de los coleccionistas, la acogida de la gente que habitualmente no compra en subasta y su generosidad ha sido extraordinaria”.

La idea de participar activamente en el apoyo de los sanitarios, y de todos aquellos que se encuentran en primera línea en esta contienda, surgió de la propuesta que recibió la casa de subastas del galerista Adolfo Cayón y Juan Rodríguez Dorador. La idea entusiasmó a Segre que aún así no se esperaba tan buen resultado: “Nunca pensamos recaudar tanto y llegar a tanta gente. Estamos muy contentos de haber podido aportar algo a esta lucha de todos” declaraba de Miguel.

Ayer por la tarde se cerraron las pujas y el total recaudado ascendió a 282.200 euros. Todos los lotes fueron adjudicados y algunos de ellos vieron subir sus remates considerablemente respecto a las cifras de salida. La pieza que alcanzó el más elevado fue el dibujo a lápiz de Eduardo Chillida (lote 14), Mano, estimado de 32.000 a 38.000 euros y con una salida en 28.000 fue adjudicado en 44.000 euros. Siguiendo un orden descendente nos encontramos con el monotipo de Cristina Iglesias (lote 13), con remate en 22.000 euros, o Signes vermells de Antoni Tàpies que salió por 14.000 euros y alcanzó los 20.000 euros. Otros lotes que vieron superadas con creces sus estimaciones fueron Table avec pigment bleu de Yves Klein (lote 5) que saltó de 9.000 a 20.000 euros y la obra que cerraba la subasta, la estampación digital de Antonio López de la Gran Vía que ascendió e 1.000 a 9.000 euros.

El atractivo de los nombres clásicos siempre se hace notar. El lote 21, un dibujo de Joan Miró fue adjudicado por 15.000 euros; el 23, El viento I. Viento para un nuevo mundo, de Martín Chirino tuvo un incremento de 2.000 a 8.500 euros; el 19, Étude de Marie-Thérèse de Julio González, también con salida en 2.000 y remate en 8.000 euros; o el lote 20, Peintre chauve devant son chevalet de Pablo Picasso, que fue de 1.300 a 7.500 euros.

Pero atrajeron igualmente los protagonistas de la escena más contemporánea. El lote 2, una edición de lujo con 50 ejemplares de Miquel Barceló, vio bajar el martillo en 3.900 euros; el lote 3, Rama 41 de José Manuel Ballester, alcanzó los 3.700 euros; el lote 9, la pareja de grabados de Jaume Plensa, se remataron en 5.100 euros; y el lote 8, la pintura abstracta de pequeñas dimensiones firmada por Secundino Hernández, casi duplicó su precio de salida y ascendió hasta 14.000 euros.

Solo podemos celebrar estos resultados y dar la enhorabuena a Segre en estos momentos en los que el mundo del arte se está movilizando cada vez más contra la pandemia.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search