En Mercado

¿Estos siete meses de 2017? Velázquez y las ventas filipinas

En este breve artículo recopilamos las mejores ventas en estos primeros meses de 2017 y analizamos brevemente las tendencias que se perciben en nuestro mercado.


 

A comienzos de enero pasado hacíamos una previsión para el año que acabábamos de inaugurar: “Junto a la apuesta segura que casi siempre supone Romero de Torres, se percibe una atención especial a los maestros antiguos y al siglo XX internacional”.

Me parece que no íbamos del todo descaminados en ese avance, como ahora veremos en este sencillo resumen de estos primeros meses del año en curso.

Claro, nadie imaginaba que Abalarte, allá por abril, se iba a sacar de la chistera un inédito lienzo de Diego Velázquez (1599-1660). La sorpresa fue no sólo mayúscula sino generalizada; y su valiente apuesta por el pequeño Retrato de niña o Joven Inmaculada (O/L, 57,5 x 44 cm; lote 41) simplemente hizo historia al adjudicarse a una sorprendente puja por escrito por el precio inicial de los ocho millones de euros.

Siendo un hecho más que relevante, no deja de ser algo puntual y casi diría que difícilmente repetible. Las tendencias, en cambio, son otras; son las que señalan las ventas más destacadas en nuestro exiguo mercado, que han sido precisamente, para más datos, las extranjeras.

En primer lugar, como era de esperar, el mundo filipino. Tendencia que probablemente vaya a más, pues nuestro país no deja de ser un pequeño filón para esos coleccionistas. En abril, Abalarte también se descolgó con los grandes ventas, en este caso dos lienzos de Fernando Amorsolo que pertenecieron a la colección de Fernando Zóbel; doble motivo, para dispararse desde los 30.000 euros iniciales hasta los 70.000 su primera Campesina (O/L, 42 x 30 cm; 10, ver), fechada en Manila en 1936, y hasta los 75.000 la segunda (O/T, 41 x 34,5 cm; 11, ver), pintada en 1927 en Manila y con sello a tinta por detrás del coleccionista. Un par de meses más tarde, la misma sala adjudicaba por 110.000 euros El viejo escritor, 1919 (O/L, 81 x 106 cm; 59, ver) del mismo Fernando Amorsolo, que comenzó su subida desde los 15.000 euros. Todo esto fue simplemente el anuncio de la explosión que vimos pocos días más tarde en Segre, cuando una pareja de Campesinos de Filipinas, 1889 (O/L, 139,4 x 74,5 cm), uno de los cuales llevaba firma ¿Espínola?, que partía desde los 3.000 euros, se terminó rematando ante la sorpresa de los asistentes por nada menos que 220.000 euros. Y Madre e hija cruzando un puente (O/L, 41 x 67 cm; 76), firmado de nuevo por ¿Espínola?, pasó de 800 euros a 48.000 euros. Una auténtica locura (ver).

Esta línea se complementa perfectamente en esto del mercado internacional con lo latinoamericano. Lo mexicano barroco o tardobarroco, en primer lugar, aunque sólo haya un botón de muestra destacable: los 90.000 euros a los que subió Nuestra Señora de Guadalupe, c. 1690-1695 (O/L, 210 x 140 cm; 1025, ver) de Manuel de Arellano, discípulo de Cristóbal de Villalpando, en junio en Fernando Durán. Habrá más subidas de este estilo. Y lo venezolano, por otro: el remate por 140.000 euros de Blanc + blanc, 1970 (103 x 103 x 22 cm; 108, ver), de Jesús Rafael Soto, y por 170.000 euros de la Physichromie nº 694, 1973 (70,5 x 141 x 5 cm; 109), de Carlos Cruz-Díez, en Fernando Durán en junio, es bastante indicativo de la línea del mercado.

Junto a estas ventas, conviene citar otras tres internacionales. La de los 95.000 euros ofrecidos en junio en Alcalá por el lienzo de Víctor Vasarely, Multicheyt, 1973 (120 x 120 cm; 854, ver), de su serie Vega. Los 90.000 euros pagados en Balclis en marzo por el dibujo a tinta sumi-e sobre papel Sin título (57,2 x 72,5 cm; lote 1887), de Keith Haring, fechado en 1982. Y los 80.000 euros finales por el Solaire, 1970 (73 x 110 cm; lote 191), de Alexander Calder, con certificado del Calder Archive (nº A-08897), en febrero en Segre.

Hasta aquí lo internacional; y ahora lo nacional. La venta más destacada fue, sin duda, la imponente subida, en abril en Abalarte, del lienzo redescubierto de Alonso Cano, Tobías y el ángel (O/L, 158 x 196 cm; 33), procedente del refrectorio de la Cartuja de Santa María de las Cuevas de Sevilla; de 35.000 euros a 150.000 euros. Un mes más tarde, el turno le llegaba a Balclis, cuya tabla del Martirio de san Baudilio (temple/T, 152,5 x 102 cm; lote 1348), de Luis Dalmau, que perteneció al retablo de San Baudilio, y que fue declarada inexportable antes de la licitación, fue comprada por la Fundación Palarq para el MNAC de Barcelona por 125.000 euros.

Mayo nos deparó aún otra grata sorpresa, al ver en Segre cómo los cuatro bodegones que la casa atribuía a la mano única de Mateo Cerezo (O/L, 48 x 103 cm y 43,5 x 113,5 cm, por parejas; lote 92, ver), pasaban de los 50.000 euros iniciales a 120.000 euros. Esta sala, que se distingue sobre todo por su pintura del siglo XX, obtuvo otra sonada venta al adjudicar en marzo una magnífica tabla de castaño con San Jerónimo (71 x 50 cm; lote 55) de Luis de Morales, por 110.000 euros, lejos de los 25.000 euros iniciales. El mes anterior, en Isbilya, una Piedad (O/T y pan de oro, 140 x 80 cm; 148), del Maestro de Palanquinos daba la sorpresa al pasar de 27.000 a 75.000 euros, la misma cifra a la que llegó, en junio en Alcalá, el nada fácil Estudio de ocho cabezas masculinas. Mis amigos, 1884 (O/L, 67,5 x 94,2 cm; 703, ver), de Joaquín Sorolla que partía de los 40.000 euros.

Del siglo XX, una pinceladas breves. Destacó la doble venta de Segre en mayo de Obertura nº 2, 1982 (O/L, 170 x 240 cm; 227, ver) de Manolo Valdés, al pasar de 85.000 a 95.000 euros, y del Paisaje, 1997-2003 (O/L, 172 x 182 cm; 255) de Pablo Palazuelo, de 82.000 a 92.000 euros. Ese mismo mes, en Balclis, una escultura en hierro de 405 cm de altura de Jaume Plensa, Sin título (lote 1792, ver) fue comprada por los 90.000 euros iniciales pedidos, la misma cifra en que se adjudicó finalmente, en febrero en Ansorena, el  Personajes, 1947 (O/L, 95 x 120,5 cm; 105) de Óscar Domínguez, que había salido en ocasiones anteriores mucho más caro.

El gran ausente parece que es Julio Romero de Torres; extrañas circunstancias han hecho que, en los últimos meses, tres piezas suyas importantes hayan sido retiradas en Ansorena justo antes de la subasta…

Un apartado interesante me parece el de los tapados, obras que se disparan ante el asombro del público, y la sonrisa de los coleccionistas que pujan. En marzo pasado, Ansorena ofrecía una Aparición de la Virgen del Pilar a Santiago Apóstol y sus seguidores, un cobre de apenas 53 x 47 cm de Escuela española, siglos XVI-XVII, por apenas 900 euros (lote 549), y que terminó en 17.000 euros dada la mano de Saraceni. En mayo, el turno le tocó a Segre, cuando su Santa Irene y san Sebastián (ver), de Seguidor de Bartolomé Schedoni, pasó de 2.000 a 34.000 euros, clara demostración del precio del maestro. Y en junio, si Abalarte vendía por 7.000 euros un dibujo italiano a lápiz del siglo XVII, Figura demoníaca de espaldas (23,5 x 16,5 cm; 174, ver), que salía sin pena ni gloria por apenas 250 euros y que terminó adjudicándose por 7.000 euros, en Goya sucedió algo similar con un San José con el Niño (ver) del napolitano Francesco de Mura, que partía de los 1.200 euros como de Escuela italiana del siglo XVIII y subió hasta 6.500 euros.

Por último, algunas compras del Estado que me parecen especialmente interesantes. En Ansorena, las de Mariano Fortuny y Eduardo Rosales. Paisaje napolitano (O/L, 29 x 44 cm; 621, ver), del catalán, fue comprado en una extraña postventa por 45.000 euros, tras haber sido vendido en la subasta por la salida, 35.000 euros. Y de Eduardo Rosales, Interior palaciego (O/L, 40 x 31 cm; 595), que se ofrecía por apenas 800 euros; boceto para su reconocido y afamado lienzo con la Presentación de don Juan de Austria al emperador Carlos V, en Yuste, 1869 del Museo del Prado, ante unos escasos 3.000 euros finales, el Estado ejerció su derecho. Y en Alcalá en el mes de junio: su Códex de Trujillo del Perú o Martínez Compañón (136 acuarelas, lote 496, ver), declarado inexportable pocos días antes de la licitación, se adjudicó por unos atractivos 45.000 euros; sorprendentemente, pocos días después Mariano Rajoy lo cedía al Perú en préstamo sine die. Y, en esa misma licitación, siete magníficas Vistas de puertos de España (lotes 507 a 513 ; ver) de Pedro Grolliez, fueron adquiridas en precios entre 3.500 y 7.500 euros cada una. Daniel Díaz @Invertirenarte

Diego Velázquez. Retrato de niña o Joven Inmaculada. Salida y remate: 8.000.000 euros
Diego Velázquez. Retrato de niña o Joven Inmaculada. Salida y remate: 8.000.000 euros
alonso-cano-tobias-y-el-angel
Alonso Cano. Tobías y el ángel. Salida: 35.000 euros. Remate: 150.000 euros
Espinola, Escuela filipina siglo XIX. Campesinos de filipinas, 1889. Salida: 3.000 euros. Remate: 220.000 euros.
Espinola, Escuela filipina siglo XIX. Campesinos de filipinas, 1889. Salida: 3.000 euros. Remate: 220.000 euros.
Luis Dalmau. Martirio de san Baudilio. Salida y remate: 125.000 euros. Comprada por el MNAC
Luis Dalmau. Martirio de san Baudilio. Salida y remate: 125.000 euros. Comprada por el MNAC
Carlos Cruz Díez. Physichromie nº 694, 1973. Salida: 120.000 euros. Remate: 170.000 euros
Carlos Cruz Díez. Physichromie nº 694, 1973. Salida: 120.000 euros. Remate: 170.000 euros
Pablo Palazuelo. Paisaje, 1997-2003. Salida: 82.000 euros. Remate: 92.000 euros
Pablo Palazuelo. Paisaje, 1997-2003. Salida: 82.000 euros. Remate: 92.000 euros
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search