En Mercado

Entre Sorolla y Romero de Torres, la vuelta de Segre

La postergada cita de marzo, trasladada al 2 de junio, presenta esta buena pareja de lienzos con salidas desde 95.000 y 90.000 euros, respectivamente. La casa regresa a las pujas presenciales, tras organizar hace unas semanas una subasta benéfica online.


Poco a poco vamos volviendo a la normalidad, también en el mundo del mercado de arte. Segre preparó durante el encierro para ofrecer una grata subasta de recaudación de fondos para la lucha contra el coronavirus, obteniendo 288.000 euros (ver).

Poco después fue Ansorena la que tuvo su cita, con buenos resultados también (ver). Ayer el turno de Fernando Durán fue saldado con las buenas ventas de las obras de Zóbel, Carreño, Juan Muñoz y Juan Uslé, Quejido, Sicilia, etc. (ver). Y mañana será Durán la que vuelva al albero de la plaza (ver). La próxima semana, le tocar a Goya (ver), los días 2 y 3, y a Segre, concretamente el día 2.

Esta última sala recupera su cita del mes de marzo con su habitual atractiva oferta de arte contemporáneo, la base de su éxito. Pero esta vez, sin menospreciar ni mucho menos esa sección, el punto de mira estará enfocado más bien en la pintura del cambio de siglo y en dos piezas de pintura antigua.

Como comentó Daniel Díaz @Invertirenarte en su previo del 13 de marzo (ver), de Joaquín Sorolla (1863-1923), se ofrece un espectacular aunque temprano Caballero con banda (O/L, 78,2 x 57,5 cm; lote 149). Fechado en diciembre de 1882, y pintado por tanto con menos de veinte años, es un magnífico ejemplo de la temprana calidad del valenciano y de su estudio de los grandes clásicos del museo del Prado, Velázquez especialmente.

Sorprende la soltura de la pincelada, en la banda y el cuello, principalmente, en una fase donde su producción es muy minuciosa aún; y eso mismo es lo que le hace muy grande. Con el consabido certificado de Blanca Pons-Sorolla donde se especifica que está presente en el catálogo razonado del pintor (BPS 819), saldrá a pujas por 95.000 euros (por cierto, para bolsillos con alcance menor, pueden ver también otro buen lienzo, El perro dogo, c. 1887 (O/L, 27,2 x 43 cm; 152-A), por 25.000 euros).

La otra gran pieza, de Julio Romero de Torres (1874-1930), es muy diferente. No hay aquí grandes efectos sino más bien el cercano Retrato de Aurora Semprún Ramos (O y temple/L, 47 x 54 cm; lote 153), hija del médico de la familia y del pintor. Pintado hacia 1906, con una casa solariega cántabra en segundo plano y el mar al fondo destacan, como es habitual en el cordobés, los ojos de la retratada, cautivadores y melancólicos, que parecen unirse al sentimiento que emana el entorno. No es extraña, por tanto, la cercana escritura, a modo de dedicatoria, que aparece: “Recuerdo de Comillas para mi querido doctor D. Eduardo Semprún”. Con certificado también de Mercedes Valverde, se ofrece por 90.000 euros.

Puede consultar el resto de lotes destacados en los previos que Daniel Díaz @Invertirenarte  publico el 13 de marzo aquí (ver).

Fuera de la pintura, encontramos varias piezas a destacar en la sección de artes decorativas. Para empezar, el lote 0798, un relieve griego del S. V a.C. que aporta su documentación correspondiente de la galerista especializada en arqueología, Elisenda Barbie. No es común en nuestro país encontrar piezas con esta cronología en las subastas. Además, este mármol aporta un buen estado de conservación, unas dimensiones considerables (74 cm de alto) y una estética atractiva y ampliamente reconocible como griega. De hecho, y tal y como ya apunta la casa de subastas, el canon de la figura representada, una joven de perfil que porta dos pequeños recipientes en sus manos, recuerda a aquel de las figuras más arcaicas, las korai. Este relieve partirá de 35.000 euros.

Le sigue de cerca el lote 0793, un tapiz del taller Leyniers con cartón de Ignace de Hondt (quien tomó inspiración de una pintura de David Teniers el joven). La escena enmarcada es un tema pastoril, con varias figuras humanas acompañadas de numerosos animales de granja. Su salida está fijada en 29.000 euros. Ya en un intervalo de precios más reducido podemos encontrar el lote 0576, un marfil alemán del siglo XIX, con salida en 8.000 euros. Lo intrincado de la talla de inspiración medieval puede atraer a los muchos compradores de marfil que se encuentran en nuestro país y que, normalmente, están al acecho de piezas con una cronología anterior.

Por último, y alejándonos de Europa, tenemos los lotes 0898 y 0896. El primero es una talla de un Bodhisattva de pie datado dentro de la cronología de la Dinastía Ming (1368-1644) con salida en 12.000 euros. El segundo es un Biombo japonés del Periodo Edo de hacia 1800. Con 6 hojas alcanza una longitud de más de 3 metros y medio y representa un ciruelo en flor sobre un fondo dorado. Se ha adscrito por parte de Segre a la escuela de Rimpa, una de las más relevantes dentro de la pintura japonesa. Las pujas podrán partir de 4.000 euros.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search