En Actualidad

Cuatro décadas de donaciones al Prado

La pinacoteca celebra la generosidad de la Fundación de Amigos del museo y sus más de 40.000 socios. Por primera vez, se han reunido en una misma sala las 36 obras cedidas a la institución, entre las que se encuentran piezas de Velázquez, Goya y Picasso. Desde su creación, hace 40 años, la fundación ha contribuido no solo a la mejora de las colecciones sino a fomentar su mayor conocimiento a través de un completo programa de actividades.

De Fra Angelico a José Manuel Ballester, la exposición Cuarenta años de amistad. Donaciones de la Fundación Amigos del Museo del Prado recorre cinco siglos de arte por medio de 36 piezas cedidas a la pinacoteca durante las cuatro décadas de existencia de la fundación. La muestra podrá visitarse hasta el 16 de enero de 2022 en la sala 9 del Edificio Villanueva.

Desde que los Amigos del Prado viesen la luz en diciembre de 1980 los estatutos ya les atribuían un compromiso más amplio del que habían contraído sus homólogos europeos con instituciones como el Louvre: «Apoyar las actividades culturales del [museo], extender el conocimiento de este y contribuir, en la medida de lo posible, a los fondos artísticos de su colección».

Desde entonces, más de 80.000 alumnos han disfrutado de los cursos que han organizado, se han otorgado 1.568 becas, han participado 650 profesores y desde la firma del convenio entre ambas instituciones en 2009, la fundación ha aportado 30 millones de euros al museo. Pero quizá, la consecuencia más visible de esta implicación directa ha sido la progresiva incorporación, a través de donaciones, de piezas que resultan clave en la narrativa del museo que conocemos hoy en día.

Carlos Zurita, duque de Soria y Presidente de la fundación, ha declarado que «es un enorme orgullo ver reunidos en esta exposición los frutos de la generosidad de tantos y tantos amigos, gracias a los cuales nuestra institución ha podido aportar su granito de arena a la colección del Museo del Prado. Cada una de esta obras constituye el testimonio del amor por el museo y la fidelidad a la hora de prestarle su apoyo». Mientras tanto, Miguel Falomir, director de la pinacoteca, ha agradecido el empeño de la fundación que «siempre ha sido receptiva a las peticiones de muy variada índole que le ha ido transmitiendo el museo y las ha atendido según sus posibilidades, pero también ha tomado la iniciativa con acciones relevantes y novedosas».

Por su parte, Nuria de Miguel, Secretaria General de la Fundación de Amigos, señaló las principales aportaciones de la asociación: «El éxito de la colaboración de lo público y lo privado, logrando introducir la idea de mecenazgo en la sociedad española de una manera no elitista; […] la divulgación del conocimiento de las colecciones del museo, […] y lograr un estilo en su actuación que intenta ser serio, con criterio, discreto, con rigor intelectual, cuidadoso en los detalles y de trato amable».

La muestra se ha configurado en cuatro secciones: Una historia de generosidad, Del futuro al pasado, La Comisión de Dibujos y Estampas El Patronato Internacional y American Friends of the Prado Museum. Cada una de ellas hace referencia a las diferentes facetas que han adoptado los Amigos para contribuir a la mejora del Prado.

El primer segmento de la exposición, Una historia de generosidad, tiene como protagonista a La Virgen de la granada de Fra Angelico y culmina con Aníbal vencedor, que por primera vez mira Italia desde los Alpes de Goya, una de las últimas donaciones (aunque también incluye la primera, el retrato de Concepción Serrano, después condesa de Santovenia de Eduardo Rosales). El nexo que las une a todas es la relevancia que supuso su adición a los fondos para la narrativa del museo.

La siguiente sección, Del futuro al pasado, se centra en la comisión a doce artistas contemporáneos de obras inspiradas en el Prado en 1991. Saura, Arroyo, Barceló, Ballester, Iglesias o Muñoz son algunos de los nombres más representativos. La tercera, La Comisión de Dibujos y Estampas y el Patronato Internacional, gira en torno a las donaciones específicas de esta comisión creada en 2018 por la Fundación y que tiene la obra gráfica como especialidad. Además, su misión ha sido la de incentivar la implicación de los miembros del Círculo Velázquez (aquellos Amigos más generosos en sus donaciones anuales).

Por último se encuentra El Patronato Internacional y American Friends of the Prado Museum. Las piezas que cuelgan de esta sección son aquellas con más implicación internacional. Tanto el Patronato Internacional com American Friends han hecho posible donaciones como la Visita de la reina María Amalia de Sajonia al Arco de Trajano en Benevento de Antonio Joli. En este tramo también podemos encontrar Busto de mujer de Picasso, Felipe III de Velázquez –donación en recuerdo de William B. Jordan– y Cristo resucitado, de Giulio Clovio (donado por Pilar Conde a American Friends y expuesto aquí por primera vez).

Por encima de todo, la muestra pone de manifiesto de manera clara y directa el valor de la Fundación de los Amigos del Museo del Prado a la hora de salvar la distancia entre el museo y el público; no solo en su vertiente didáctica, sino en la indispensable labor de los mecenas a la hora de contribuir a la evolución y crecimiento de una de las mejores colecciones del mundo. Héctor San José.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search