En Mercado

Segre apuesta por la pintura antigua, nacional e internacional

Además de las obras de Cajés y Ponce, ofrece el día 23 piezas interesantes para el mercado novohispano e italiano


(Si quiere ver los resultados de la subasta, pulse aquí)

 

Esta vez la partida de Segre se juega en el campo de los maestros antiguos y finiseculares, no en el siglo XX, aunque siga teniendo una amplia e interesante oferta de reconocidos pintores españoles más o menos actuales.

Si comenzamos por la parte española, sobresale un cobre del madrileño Eugenio Cajés (1577-1642), el único firmado hasta la fecha, como pintor del Rey católico Felipe, en 1619. Se trata de una pieza delicada, con una Sagrada Familia (43,5 x 31 cm; lote 121) con santa Isabel y san Juanito, rodeados de la gloria del Cielo, que se abre para dejarnos ver la presencia sobrenatural que la rodea, con el Padre, el Espíritu Santo en forma de paloma, y una multitud de distintos ángeles. Las figuras, características de su mano, tienen una calidad especial; de hecho, se conserva en el Museo del Prado un dibujo para la figura de san José, catalogado con dudas como Apóstol (ver).

Según la catalogación,  podría tratarse de una de las obras que salieron del Escorial para José Bonaparte, y que tras recalar en la colección F. W. van West de Los Ángeles (donde debieron estudiarlo Ángulo y Pérez Sánchez para su Pintura madrileña. Primer tercio del siglo XVII, 1969, p. 240, nº 140), volvió de nuevo a Madrid.

Se piden 15.000 euros; no serán fáciles, pero no será por la calidad. A este respecto, conviene recordar que su Virgen con Niño (O/L, 134 x 90 cm) se ofreció en Alcalá en 2017 por 20.000 euros (ver) para adjudicarse poco más tarde en Abalarte, en mayo de 2018 por los 12.000 euros pedidos (ver). Alcalá adjudicó en mayo de 2016 una Trinidad en la tierra (O/L, 169,5 x 113,5 cm; firmada y fechada en 1616), por los 30.000 euros pedidos (ver), lejos de las 15,000 GBP en que se vendió en abril de 2015 en Sotheby’s su Crucifixión de san Pedro (O/L, 168.6 x 126,1 cm; ver).

Interesante es también un bodegón del Mes de junio (O/L, 102 x 160,5 cm; 132) del vallisoletano Antonio Ponce, discípulo del reconocido Juan van der Hamen. Perteneciente a una serie de los meses del año, de los que se conocen al menos los de abril, mayo, agosto, septiembre y noviembre en colección particular (ver Cherry, Arte y Naturaleza, 1999, págs. 207 y 208), muestra como es habitual en estas composiciones distintas texturas en sus elementos, desde un cortinaje al fondo que cierra la escena pasando por cestas, platos, vasos, contenedores de cristal y cerámica, etc. perfectamente dispuestos y ordenados en dos niveles sobre una mesa. La salida, de nuevo, 15.000 euros.

Hablábamos al inicio del mercado internacional. Si miramos al novohispano, destaca con luz propia el lienzo de José y la mujer de Putifar (O/L, 94,5 x 165,5 cm; 125), Anónimo novohispano del siglo XVIII, en el que se muestras sedas y telas lujosamente estampadas e importadas de Oriente, vemos la moda del momento en las vestiduras de José, con casaca, camisa y calzón, y una gran tinaja de Tonalá. Probablemente interese a más de un coleccionista mexicano que puje por encima de los 20.000 euros solicitados.

Si el mercado es el italiano, sobresale una María Magdalena penitente (O/L, 144,5 x 109,5 cm; 129), de Escuela boloñesa del siglo XVII, siguiendo los modelos de Guido Reni, con calidad más que evidente y que hace pensar en una mano superior… Quizá por ello parte desde los 20.000 euros también. Más asequible pero no por ello menos interesante es el Descendimiento de la Cruz (siguiendo a Federico Barocci) a base de temple y oro sobre vitela (26,3 x 16 cm; 106) del genovés Gerónimo Castello. Hijo del más conocido Giovanni Battista Castello (ver algunos remates suyos), la miniatura es una copia con variantes de un grabado de 1606 del cuadro de Barocci para la capilla de san Bernardino de la catedral de Perugia (ver). Con el visto bueno de la especialista Elena de Laurentis, se ofrece por 3.000 euros, que deberían subir algunas pujas. Recordemos las tres miniaturas que en marzo pasado vendió la sala genovesa de Wannenes Art: San Jorge matando el dragón, por 6.975 euros (ver), Martirio de san Sebastián, por 6.100 euros (ver) y Aparición del icono de santa María la Mayor a san Gregorio Magno, por 3.350 euros (ver).

Del siglo XX limitamos la recomendación a lo bueno pero poco habitual. Me parece especialmente el lote 299 de Elena Asins, Triple Canons 2, 1989/90 (seis tintas sobre cartón a modo de políptico, 30,5 x 21 cm), firmada, titulada y fechada en Hamburgo y 1989 y Madrid 1990; con su lenguaje geométrico y su rigor habituales, se ofrece por 6.500 euros. En diciembre pasado, Ansorena remató por 9.500 y 9.000 euros sus dos Canons 22, I y II, 1994 (I en blanco, y II en negro; 150 x 75,5 x 2,9 cm c/u; ver), y Fernando Durán adjudicó por 10.000 euros su impresión heliográfica sobre papel continuo, Sin título, 1979 (66 x 212 cm; ver).

Sobresale también, aunque para especialistas que sepan apreciarlo, una reproducción de El pensador de Auguste Rodin, realizada en 1998, de 39 cm, numerada G 11/25, con sello de la fundición Cire Araindor Perdue (232), por 16.000 euros. Concebido el original entre 1880/1, las reducciones normalmente son de 1903, aunque las fundiciones hayan sido más tardías; las realizadas en torno a 1920 y hasta 1930, suelen subir al millón de euros (ver, ver y ver), pero tan tardía baja lógicamente su precio muy notablemente.

En ese entorno de la Escuela de París, vean sobre todo el dibujo de Joan Miró, Oiseaux e’toile, del 29 de abril de 1978 (lápiz sobre cartulina, 28,7 x 19,5 cm; 274), con el conveniente y necesario certificado de ADOM, por 7.500 euros, que debería subir algunas pujas. De Julio González, dos bronces: Nu allongé au livre, 1914 (9 ejemplares + 1HC, 9 x 21 x 10,8 cm; 236) y Téte d’homme couché à barbe, 1934/6 (2/9 +2AP +1HC; 20 x 16 x 24 cm; 238), por 12.000 euros cada una. Y la tabla de 1939 de Emilio Grau Sala, Niña, pájaros y jaula en una terraza (O/T, 45,5 x 55 cm; 239), por 14.000 euros.

Y si quiere ampliar, un papel de Tàpies (309), dos piezas de Canogar (314 y 319), y los rebajados de Broto (322) y Dalí (376), entre otros. Daniel Díaz @Invertirenarte

Eugenio Cajés. Sagrada Familia, 1619. Salida: 15.000 euros. Remate: 36.000 euros
Eugenio Cajés. Sagrada Familia, 1619. Salida: 15.000 euros
Escuela boloñesa, siglo XVII. María Magdalena. Salida: 20.000 euros. No vendido
Escuela boloñesa, siglo XVII. María Magdalena. Salida: 20.000 euros
Auguste Rodin. El pensador, 1998. Salida: 16.000 euros. No vendido
Auguste Rodin. El pensador, 1998. Salida: 16.000 euros
Antonio Ponce. Mes de junio. Salida: 15.000 euros. Remate: 16.000 euros
Antonio Ponce. Mes de junio. Salida: 15.000 euros
Gerónimo Castello. Descendimiento, siguiendo a Federico Barocci. Salida: 3.000 euros. Remate: 3.400 euros
Gerónimo Castello. Descendimiento, siguiendo a Federico Barocci. Salida: 3.000 euros
Joan Miró. Oiseaux e’toile, 1978. Salida: 7.500 euros. Remate: 22.000 euros
Joan Miró. Oiseaux e’toile, 1978. Salida: 7.500 euros
Anónimo novohispano, siglo XVII. José y la mujer de Putifar. Salida y remate: 20.000 euros
Anónimo novohispano, siglo XVII. José y la mujer de Putifar. Salida: 20.000 euros
Elena Asins. Triple Canons 2, 1989-90. Salida: 6.500 euros. Remate: 8.000 euros
Elena Asins. Triple Canons 2, 1989-90. Salida: 6.500 euros
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search