En Mercado

Durán, sobresaliente oferta contemporánea española

Posiblemente se trata de su mejor licitación en los últimos años, destacando incluso su sección de obra gráfica


(Si quiere ver los resultados de la cita, pulse aquí)

 

Me he resistido a resumir la licitación del próximo día 30 de enero en un titular que vuelva a hablar, una vez más, de un buen lienzo de Fernando Zóbel, por mucho que sepamos que volverá a subir de precio. Incluso si hubiese citado la gravitación de Eduardo Chillida, la arpillera de Manolo Valdés, el enorme lienzo de Rafael Canogar o los dos grandes papeles de Antoni Tàpies, hubiese quedado parco, escaso, incompleto incluso, porque los grabados que salen a pujas con un precio magnífico son sobresalientes y porque tampoco hubiese citado la colección de dibujos de Antonio Saura. Hecha la necesaria alabanza a Durán y esbozado el contenido, podemos comenzar a analizarlo.

Sin ninguna aclaración ni procedencia, pero procedentes de una muy buena colección viene esta buena cantidad de piezas. Por seguir el orden arriba iniciado, de Fernando Zóbel se ofrece La calle estrecha II, 1970 (O/L, 82 x 100 cm; lote 123), con etiqueta de la galería Juana Mordó. Tras la aparente simplicidad de formas y colores habituales en Zóbel, siempre hay algo más; y en esta obra, ante una mirada más serena y analítica, vuelve a esbozarse un espacio complejo y unos puntos que atraen continuamente la mirada, de tal manera que la vista no deja de moverse a uno y a otro, produciendo un movimiento como si de una danza se tratara que contrasta con el nulo esperado en una calle estrecha. Los 45.000 euros pedidos saben a poco, y probablemente subirá unas cuantas pujas, aunque no creo que tanto como su Verano: por Fuentidueña, 1972 (O/L, 80 x 80 cm), que Abalarte ofreció en diciembre de 2018 por 60.000 y terminó adjudicándose por 110.000 euros (ver); en este sentido, tampoco debemos olvidar el interés que despertó en  Ansorena, hace apenas un mes, su mucho más grande Esperando mayo (desde Monet), 1978, que subió de 100.000 a 170.000 euros (ver), lo que demuestra que sus compradores siguen muy activos y expectantes.

Debo reconocer mi debilidad por la sencilla Gravitación, 1996 (tinta sobre papeles Eskulan superpuestos, suspendidos y unidos con cuerda, 49,5 x 46,5 cm; lote 126) de Eduardo Chillida. El vasco consigue transmitir fuerza y ligereza con apenas un juego de niños, unos papeles recortados, integrados en otro pintado sólo con tres pequeños rectángulos. Claro, es que precisamente esa es parte de su magia, de su juego. Procedente de la galería Nieves Fernández de Madrid y registrada en los archivos del Museo Chillida-Leku con la referencia CH-96 GT-40, comenzará sus pujas desde unos atractivos aún 35.000 euros. Una más compleja Gravitación nº 37, 1989 (38,6 x 23 cm) se adjudicó en febrero de 2011 en Christie’s Londres por nada menos que 133,250 GBP… (ver)

La tercera gran pieza es una típica revisión de Manolo Valdés. Se trata de una reinterpretación del conocido cuadro del Museo del Louvre, La balsa de la Medusa, 1987 (O/arpillera, 146 x 116 cm; 162), del francés Gericault, del personaje que agita el trapo en señal de auxilio casi desesperado ya, en la balsa de la deriva y de la muerte (ver). Procedente también de la galería Nieves Fernández y de la Maeght de Barcelona, y publicado en tres libros sobre Valdés, se piden 60.000 euros.

Si descendemos ligeramente al siguiente escalón, habría que citar tres obras. La primera, de Rafael Canogar, un espectacular óleo y collage sobre lienzo de 1977, Tríptico (162 x 390 cm; 163), comprado directamente al artista –y dadas las características, posiblemente debamos pensar en un encargo-, expuesto en seis ocasiones y referenciado en más de diez publicaciones. El collage sobre fondo negro tiene una contundencia absoluta; y, a pesar del volumen y peso que se percibe, consigue transmitir una cierta ligereza e incluso movimiento entre planos. Se fijó el precio en 35.000 euros.

Y los dos papeles de Antoni Tápies: un sencillo Somier sobre papel, 1973 (dibujo sobre papel, 185 x 105 cm; 164) por 15.000 euros, y un mucho más vibrante y atractivo Arco y trazos, 1973 (dibujo sobre papel, 104 x 210 cm; 165), por 25.000 euros, procedentes ambos de la galería Maeght de París y de Nieves Fernández, de Madrid (el segundo dibujo, de la colección personal de M. y Mme. Adrien Maeght). Publicados ambos en el Agustí (nº 2713 y 2615, respectivamente), son dos muy buenos ejemplos de la obra ligera del catalán. Frente a esta ligereza, les sugiero dos esculturas: de Antonio López, Mujer de Almanzora, 2016 (mármol, 7/20, 26 x 28 x 16 cm; 537) por 22.500 euros, y de Jorge Oteiza, Caja abierta (1958-1978) (acero patinado en negro, 21/30, 23 x 28 x 22 cm; 538), por 17.000 euros.

Para terminar ese apartado, vean también con detenimiento las obras de Mompó (132; 35.000 euros), Úrculo (168; 8.000 euros), Ráfols-Casamada (169; 5.000 euros) o Juana Francés (172; 5.000 euros), por citar sólo unos pocos; merecen la pena.

Mención aparte es la colección de trece obras sobre papel de Antonio Saura, trabajos para ilustrar la edición de Galaxia Gutemberg de la famosa novela de George Orwell, 1984. Trece complejas piezas de tamaños medianos, cercanos a los 30 x 40 cm (lotes 133, 134 a 145) donde, con su lenguaje habitual simplificado pero expresivo, el autor consigue transmitir el universo de horror y vigilancia del futuro. Se ofrece cada uno por 1.600 euros.

Y el tercer bloque es la obra gráfica (ver). Pocas veces verán ustedes tanta  calidad a tan buen precio. Una auténtica oportunidad, que comienza con grabados de Picasso (174) y de Tápies (175), por 2.500 y 6.000 euros, y concluye como quien dice con una serigrafía de Warhol (223; 45.000 euros) y otra de Kosuth (239; 7.000 euros). No pierdan esta oportunidad.

Enhorabuena a la sala. Ahora sólo queda esperar los buenos resultados. Daniel Díaz @Invertirenarte

Fernando Zóbel. La calle estrecha II, 1970. Salida: 45.000 euros. Remate: 130.000 euros
Fernando Zóbel. La calle estrecha II, 1970. Salida: 45.000 euros
Rafael Canogar. Tríptico, 1977. Salida: 35.000 euros. Remate: 60.000 euros
Rafael Canogar. Tríptico, 1977. Salida: 35.000 euros
Andy Warhol. Marilyn Monroe (Marilyn), 1967. Salida: 45.000 euros. No vendido
Andy Warhol. Marilyn Monroe (Marilyn), 1967. Salida: 45.000 euros
Eduardo Chillida. Gravitación, 1996. Salida: 35.00 euros. Remate: 140.000 euros
Eduardo Chillida. Gravitación, 1996. Salida: 35.00 euros
Antoni Tàpies. Arco y trazos, 1973. Salida: 25.000 euros. Remate: 90.000 euros
Antoni Tàpies. Arco y trazos, 1973. Salida: 25.000 euros
Manolo Valdés. La balsa de la Medusa, 1987. Salida: 60.000 euros. Remate: 70.000 euros
Manolo Valdés. La balsa de la Medusa, 1987. Salida: 60.000 euros
Antonio López. Mujer de Almanzora, 2016. Salida y remate: 22.500 euros
Antonio López. Mujer de Almanzora, 2016. Salida: 22.500 euros
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search