En Mercado

Un juego de té y bandeja en plata francesa del XIX lo más destacado en Ansorena

A pesar de no encontrarse un Miguel Ángel o un Giambologna perdidos que pudiesen compararse al espectáculo y la intriga que nos brindó el Caravaggio, hubo buenos remates y mencionables subidas de precio.

Empezamos la crónica con el apartado de escultura, donde el lote 405 gozó de la mayor subida: de 2.000€ a 6.000 €. Se trata de una representación de las cuatro estaciones encarnadas por niños esculpidos en piedra sobre su peana. La calidad de estas esculturas de jardín es aceptable y su altura de 150 cm las convierte en unas piezas representativas para un pation. Por lo demás, destacaron las obras mencionadas en nuestra previa. Tal es el caso del San Elías en plata de bulto redondo con marcas de la ciudad Condal (lote: 174) que se remató en 6.500€ o el Músico tocando el Acordeón en bronce de Franz Xavier Bergman (lote: 397) que subió hasta 800€. También el retrato de quien fue presidente de Argentina: Roque Sainz Peña, obra de Mariano Benlliure (lote: 404) consiguió casi triplicar su precio de salida rematándose finalmente en 2.400€.

En cuanto a los muebles también se pudieron observar buenos resultados. El bargueño napolitano del siglo XVIII (lote: 127), que mencionamos en nuestro artículo de previos, se remató en su salida de 6.000€. De igual forma, la bonita papelera con mesa de época tardía se vendió en 2.600€. Interesante fue el resultado del lote 381, una pareja de sillones orejeros confeccionados en piel que subieron de 700€ a 2.400€. La venta de estas piezas es la prueba inequívoca de que los muebles de calidad y estilo sobrio se están revalorizando. Otro ejemplo de esta tendencia fue el lote 384 formado por una pareja de bancos blancos en hierro y madera (lote: 384) rematados en 1.200€. Así fue también el resultado de la mesa de comedor estilo Regency (lote: 433) en madera de caoba (187 x 117 x 77 cm) que consiguió elevar su precio a 2.400€.

Una de las secciones más relevante en esta subasta fue la dedicada a la plata. El resultado del lote 860 (mencionado en nuestra previa) fue remarcable. Este precioso juego de té y bandeja de plata francés del siglo XIX con marcas de Émile Hugó se remató en 10.000€, subiendo a más del doble su precio de salida. También sorprendió el resultado del lote 167, unos faroles en plata finamente confeccionados con roleos, entrelazos vegetales y veneras y adaptados a la luz eléctrica cuyo precio ascendió a 6.000€. Digno de mención merece también el lote 846, un juego de 12 lavafrutas con platos en plata de ley 916 portuguesa punzonada con decoraciones vegetales que triplicó su salida y terminó rematándose en 1.900€. Finalizamos este apartado con una colección de sellos en plata (Lote: 847) con aplicaciones de piedras y vidrio datados hacia los siglos XIX y XX que se remataron en 1.600€.

Los resultados de alfombras y tapices tampoco decepcionaron. El lote 333 fue el que obtuvo el mejor resultado con la puja más alta, 6.000€. Se trata de un tapiz tejido a mano en la Real Fábrica de Tapices, firmado y datado en 1986 que representa un cuadro de Sorolla (Valencia 1863 – Madrid 1923) expuesto en el Museo Sorolla de Madrid. Otro tapiz que copia un modelo de un cuadro es el lote 331, un retrato de un cardenal, posiblemente Bandinello Sauli (Génova hacia 1494 – Monterotondo 1518) obra también de Rafael Sanzio (Urbino 1483 – Roma 1520) que hoy se encuentra en el Museo del Prado. La pieza se remató en 2.400€. En las alfombras hubo dos ventas notables: el lote 911 y 912. Pertenecientes a la misma serie, estas alfombras decoradas con iconografía cinegética, perdices y vegetación de la casa Miguel Stuyck (firmadas y fechadas en 2006) anudadas a mano que se remataron en 4.100€ y 3.900€ respectivamente. Friedrich H. Magalhães 

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search