En Actualidad

Un edificio móvil en Nueva York de $475 millones

The Shed 101, cuya traducción al español sería “el cobertizo”, es el nombre del nuevo edificio neoyorquino dedicado a las artes plásticas y performativas. Se inauguró el pasado viernes 5 de abril, lo dirige Alex Poots y se sitúa en el nuevo Hudson Yards.


El edificio de inspiración industrial, diseñado por Diller Scofidio + Renfro con la colaboración de Rockwell Group, ha costado 475 millones de dólares para cumplir sus ambiciones. Es de ocho pisos de altura y su estructura flexible puede desplazarse (con ruedas) hasta la plaza exterior que lo precede. “Se mueve majestuosamente como si fuese un barco en el mar” destaca Poots. Esta auto ampliación favorece un control de temperatura y sonido para las exposiciones y performaces. Entre sus salas destaca el gran y versátil teatro que consta de dos galerías expandibles, una zona de ensayos y un “laboratorio” creativo. A esto se le suma un espacio público adyacente con tiendas y restaurantes de alto nivel. Este proyecto lleva gestándose desde 2005, tres años después el alcalde, Michael Bloomberg, emitió el comunicado de la intención de instalar un centro cultural sin fines lucrativos, aportando su donación inicial de 75 millones de dólares que abriría la campaña de financiación, que gracias a fondos privados (entre ellos una parte importante del patrimonio del alcalde) recaudó 529 millones. El motivo de esta importante inversión viene del intento fallido de acoger en la Gran Manzana las Olimpiadas.

The Shed se une al recorrido cultural de High Line, junto con el Whitney Museum entre otros, para recibir los 7,5 millones de visitantes anuales. La nueva institución ya tiene 20 proyectos expositivos planeados para su primer año. La exhibición “inaugural” abarcará los meses de abril, mayo y junio. Esta contará con la presencia de artistas de renombre como Gerhard Richter, compositores como Steve Reich y Arvo Pärt y cineastas como Steve McQueen. La entrada general cuesta 10 dólares, pero se puede ver gratuitamente la obra Open Call, una creación colectiva de 52 artistas emergentes neoyorquinos elegidos de 900 candidatos.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search