En Actualidad

Sabatini y la europeización de Madrid

Con motivo del tercer centenario del nacimiento de Francisco Sabatini, el Ayuntamiento de Madrid, en colaboración con Patrimonio Nacional, acaba de inaugurar la exposición El Madrid de Sabatini. La construcción de una capital europea (1760-1797). Con sede en el Fernán Gómez Centro Cultural de la Villa, supone el colofón de una serie de actos con los que se ha celebrado la efeméride del arquitecto que transformó la capital del reino guiado por el rey Carlos III. La muestra permanecerá abierta al público desde mañana hasta el 30 de enero de 2022.


Hablar de Francisco Sabatini (Palermo, 1721-Madrid, 1797) es hablar de arquitectura neoclásica. También lo es de transformación, aquella que acometió en Madrid desde su llegada a España en 1760 llamado por el nuevo rey para solucionar entre otras cosas y en la medida de lo posible, la insalubridad y la suciedad de esta. Carlos III lo había conocido siendo rey de Nápoles durante la construcción del Palacio Real de Caserta. Con su traslado a la Península, el soberano confió en él como la mano ejecutora con la que transformaría la capital. Para ello lo nombró maestro mayor de las Obras Reales y académico honorífico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, situándolo por encima de los arquitectos españoles activos entonces al servicio de la corona.

La exposición que hoy se inaugura avanza sobre la que le dedicó a Sabatini en 1993 la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y pone el foco en las importantes intervenciones arquitectónicas y urbanísticas que el monarca y su arquitecto decidieron acometer para transformar Madrid en una gran capital Europea. Lo hace a través de más de un centenar de documentos –planos, mapas o dibujos– y de pinturas de artistas de primer nivel como Francisco de Goya, Mariano Salvador Maella o José María Avrial. Para ello cuenta con préstamos de instituciones públicas como la Biblioteca Nacional de España, Patrimonio Nacional, la Accademia Nazionale di San Luca de Roma, el Museo del Prado o la Academia San Fernando. Junto a ellas, han cedido sus obras colecciones privadas como la Abelló y BBVA o la Galería Caylus. Se complementa con reconstrucciones gráficas en tres dimensiones y producciones audiovisuales que permitirán al visitante a conocer en profundidad y comprender el calado de estas.

El Madrid de Sabatini. La construcción de una capital europea (1760-1797) se articula en siete secciones que explican desde la base cómo desarrolló el arquitecto su trabajo, contando para ello no sólo con las órdenes del rey, sino también de todos los agentes políticos que participaron en la transformación urbana de la ciudad. Especial relevancia tuvieron los secretarios de Estado y del Despacho de Carlos III como Esquilache, Floridablanca o Grimaldi, que estuvieron detrás de algunas de las iniciativas más importantes. El primero –el marqués de Esquilache– jugaría un papel fundamental a partir de 1761 en el saneamiento de la ciudad, así como en la creación de toda una serie de edificios urbanos que garantizaron las necesidades y la escenificación del poder del Estado: la Real Aduana, el Hospital General y el Jardín Botánico.

No falta en la exposición el Palacio Real de Madrid, todavía en construcción tras la llegada de Carlos III a Madrid. Al monarca le desagradó su barroquismo y la incapacidad del proyecto en marcha de Sachetti para satisfacer su idea de majestad. Por ello solicitó a Sabatini su transformación –interior y exterior– y su ampliación, algo que no se materializaría completamente hasta 1790, cuando el nuevo rey, Carlos IV, le encargó un nuevo aumento para albergar toda la administración, Consejos y ministerios.

Las actuaciones se extendieron también al exterior de la capital, creando nuevos espacios de esparcimiento como paseos o parques públicos, y mejorando y ennobleciendo sus accesos con las monumentales puertas San Vicente o Alcalá. A esta última se le dedica un apartado especial en la muestra en la que se exhiben las distintas propuestas que se presentaron al concurso por parte de Sabatini y Ventura Rodríguez en 1769.

El Madrid de Sabatini. La construcción de una capital europea (1760-1797) abrirá sus puertas al público a partir de mañana y podrá visitarse hasta el 30 de enero de 2022. Ha sido comisariada por José Luis Sancho Gaspar, Ángel Martínez Díaz, Juan Pablo Rodríguez Frade y Pablo Vázquez-Gestal.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search