En Mercado

El siglo XIX y la pintura finisecular triunfaron en Ansorena

Además de la compra del Estado de un gouache de Luis Eusebi que va al Museo del Prado, destacaron las ventas de las obras de Miró y Carlos León


 

Ya en marzo pasado, Ansorena adjudicó por 48.000 euros un lienzo firmado con las iniciales por Edgar Henry Landseer, Highland whisky still, 1829 (ver), un británico especializado en pintura de animales. En nuestro artículo de previos (ver), señalamos el nuevo lienzo de su mano que ofrecía Ansorena, otro buen Highland interior, 1831 (O/L, 43,5 x 54 cm; 646), que formaba parte también del conjunto de estudios que Landseer realizó en y de las Highland escocesas; expuesto en la Royal Academy de Londres ese mismo año de 1831, en la British Institution en 1832 y en la Art Treasures Exhibition de Manchester en 1857, se ofrecía por 44.000 euros y en ese precio se adjudicó, suponemos que al coleccionista que en marzo ofreció los mismos 44.000 euros de la salida, pero no pudo adquirir la obra…

Fue, finalmente, la mejor venta de la cita. Lo sorprendente no fue eso, que siempre puede suceder y más cuando la venta hace referencia a un pintor extranjero… Lo que más ha llamado la atención han sido las ventas del siglo XIX y, por extensión, de la pintura finisecular de nuestro país. En los últimos tiempos, parecía que el tarraconense Baldomero Galofre, por citar sólo a uno, había caído en el descrédito, quedando muchas de sus obras ofrecidas sin interesados. En este sentido, fue una grata sorpresa comprobar que dos coleccionistas pujaron por Marina con veleros, 1887 (O/L, 101 x 70 cm; 144), que pasó de 19.000 a 20.000 euros, ofrecidos finalmente en la sala.

Más esperadas eran las lógicas subidas, ligeras pero subidas al fin y al cabo, de las obras de Aureliano de Beruete y de Mariano Bertuchi, dados también los mejores precios iniciales. Del madrileño, Beruete, Alrededores de Madrid, 1909 (O/L, 47,5 x 53,5 cm; 147), subió de 12.000 a 14.000 euros, ofrecidos por un teléfono; del granadino, Bertuchi, su Mercado de Rabat (O/T, 48 x 57 cm; 148), pasó de 9.000 a 12.000 euros, ofrecidos también por otro coleccionista al teléfono.

Del casi desconocido José Carlos de Borbón, “pintor napolitano de raza negra que vino a España en 1759 en la comitiva del rey Carlos III”, que debía ser ahijado del Rey y que llegaría a ser nombrado Pintor del Rey en 1768, se ofrecía una Marina con naufragio, 1771 de grandes dimensiones: 104,5 x 148 cm (lote 647), al más puro estilo Vernet; se ofrecía por 6.500 euros y en ese precio se lo adjudicó un comprador.

La sorpresa llegó con la compra de una obra del romano Luis Eusebi (1773-1829), primer conserje y redactor del catálogo de pinturas del Museo del Prado -por cierto-, que pintó en 1821 esa obra, cuando acaba de instalar la colección de pintura italiana (ver conferencia de Gabriele Finaldi). El delicado gouache que se vendía, Sagrada Familia del Roble (31 x 25 cm; 13), es una buena copia del original de Rafael y de Giulio Romano del Museo del Prado, con un magnífico marco. Firmado en la columna con un texto, “Julius Romanus inv. P. 1821 L. Eusebi pintor de Cámara de S. M.”, habla de su estatus previo y explicaría el interés del Estado por hacerse con este papel. De hecho, subió de los apenas 1.200 euros originales hasta nada que los 4.800 euros finales, ofrecidos finalmente en sala por un coleccionista extranjero, antes de que el Estado ejerciera su derecho y se hiciera con él para los fondos del Museo del Prado, en lo que puede considerarse un buen homenaje.

Del siglo XX, apenas dos menciones. La primera, los 13.000 euros pagados por Es marzo, 1994 (O/L, 238 x 200 cm; 177), del ceutí Carlos León, una puja por encima de los 12.000 de inicio; quizá la retrospectiva que se presentó en Alcalá 31 (ver y ver), hace ahora ya cinco años, haya influido positivamente en su interés por un público más amplio. La otra mención, la del aguafuerte y aguatinta con carborundum de Joan Miró, L’Oeil bleu du volcan, 1981 (48/60, 129 x 96 cm; Dupin, 1238; 715), que partía de 8.500 euros y terminó adjudicándose por 10.000 euros.

Y terminamos con la pintura antigua. Lamentablemente, no hubo interesados en los dos lienzos de José Camarón (lotes 32 y 33), quizá por los 11.000 euros pedidos por cada uno… En cambio, sí se ofrecieron los 8.000 pedidos por Bodegón con liebre y perro (O/L, 61 x 74,7 cm; 648) de David de Coninck, y Las tentaciones de san Antonio (O/L, 39 x 27 cm; 34), de Esc. flamenca del siglo XVII, subió de 7.000 a 8.000 euros. ¡Buen verano! Daniel Díaz @Invertirenarte

El siglo XIX y la pintura finisecular triunfaron en Ansorena
Edgar Henry Landseer. Highland interior, 1831. Salida y remate: 44.000 euros
Mariano Bertuchi. Mercado de Rabat. Salida: 9.000 euros. Remate: 12.000 euros
Mariano Bertuchi. Mercado de Rabat. Salida: 9.000 euros. Remate: 12.000 euros
Joan Miró. L’Oeil bleu du volcan, 1981. Salida: 8.500 euros. Remate: 10.000 euros
Joan Miró. L’Oeil bleu du volcan, 1981. Salida: 8.500 euros. Remate: 10.000 euros
Baldomero Galofre. Marina con veleros, 1887. Salida: 19.000 euros. Remate: 20.000 euros
Baldomero Galofre. Marina con veleros, 1887. Salida: 19.000 euros. Remate: 20.000 euros
Luis Eusebi. Sagrada Familia del Roble, 1821. Salida: 1.200 euros. Remate: 4.800 euros. Comprado por el Estado
Luis Eusebi. Sagrada Familia del Roble, 1821. Salida: 1.200 euros. Remate: 4.800 euros. Comprado por el Estado
Aureliano de Beruete. Alrededores de Madrid, 1909. Salida: 12.000 euros. Remate: 14.000 euros
Aureliano de Beruete. Alrededores de Madrid, 1909. Salida: 12.000 euros. Remate: 14.000 euros
Carlos León. Es marzo, 1994. Salida: 12.000 euros. Remate: 13.000 euros
Carlos León. Es marzo, 1994. Salida: 12.000 euros. Remate: 13.000 euros
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search