En Mercado

Ansorena vende más de 300.000 euros de pintura extranjera

El remate más importante fue para un lienzo de Daniel van Heil que se adjudicó por 50.000 euros


 

Precisamente el volumen de ventas con origen extranjero, junto con lo diseminado de los coleccionistas, es lo que más llama la atención en la licitación de Ansorena de la pasada semana. Pocas veces había quedado tan patente esa fuerza que muestra, en primer lugar, que Ansorena es una fuente muy interesante y que existe ese coleccionismo que demanda estas piezas. Vayamos por partes.

El remate más destacado fue el del lienzo de Daniel van Heil, un típico Paisaje invernal de importantes dimensiones ya (O/L, 97,5 x 132 cm; lote 556); dentro de sus habituales esquemas sencillos y repetidos (ver), con un árbol enmarcando la escena de la pequeña población con aldeanos y paisaje nevado al fondo, se ofrecía por 36.000 euros. Pintura que fácilmente pasa desapercibida, por típica, sencilla y hasta cierto punto retardataria pues repite modelos conocidos de Brueghel y de Ruisdael (ver), se adjudicó por 50.000 euros.

De ese siglo XVII y del XVI, destacaron también dos ventas extranjeras, ambas por los 18.000 euros pedidos. La primera, Fragmento de florero (O/T, 90 x 59 cm; 551), atribuido a Jan Brueghel II, el joven y “fragmento de una gran composición floral como las que Klaus Ertz incluye en el catálogo razonado de Jan Brueghel el joven, números 264 a 268 y 270 a 272”. La segunda, una atribulada Piedad (O/T, 62 x 73 cm; 541), atribuida en este caso a un Seguidor de Quinten Massys.

Antes de terminar esta época, mencionemos las dos obras de la Escuela sevillana del XVII vendidas por 10.000 euros, Inmaculada Concepción (O/L, 227 x 164 cm; 535), y por 9.500 euros, María Magdalena (O/L, 170 x 109 cm; 538). Sin embargo, no hubo interesados que pujaran por las tablas de Fray Alonso de Zamora (lotes 543 y 544) ni por la del Maestro de Astorga (lote 546).

Entramos en el siglo XIX para hablar de la segunda gran venta de la licitación, verdaderamente sorprendente. Me explico. Highland whisky still, 1829 (O/L, 43 x 54 cm; lote 677), firmado con monograma por el inglés Edgar Henry Landseer (ver), se ofrecía por 44.000 euros, muy lejos de los 16.000 euros en que salió a pujas en diciembre de 2018 en Fernando Durán. Ante mi asombro, la escena del trabajo nocturno en un alambique ilegal, por estar prohibida la destilación, fue adjudicada a un coleccionista por 48.000 euros…

Más tardíos ya, con un pie en ese mundo decimonónico y el otro en su renovación, señalamos los remates de los españoles Joaquín Sorolla y Evaristo Valle. Del primero, su bueno pero poco atractivo Retrato de Constantino Moscardó, 1900 (O/L, 95 x 67 cm; 678), subió en buena lógica de los fáciles 25.000 euros de inicio a unos más habituales 37.000 euros finales. Del segundo, el asturiano Valle, su Aldeanas y vaca sobre paisaje de Asturias (O/L, 47 x 60 cm; 673), con fina capa pictórica, pasó de 17.000 a 19.000 euros. Como comentamos en nuestro artículo de previos (ver), ambos deberían subir y ambos subieron.

Y pasamos al siglo XX, donde se produjeron más abundantes ventas. Las de origen extranjero primero, por seguir el orden ya iniciado. La más destacada fue la del uruguayo Joaquín Torres García, con su buen cartón titulado Barco negro y blanco recortado (O/cartón, 35 x 45 cm; 120), procedente de la galería Leandro Navarro y expuesto en el Museo Picasso de Barcelona en 2003/4. “Entreviéndose ya como muy cercano su salto al vacío, su paso a pie enjuto a su constructivismo definitivo”, pasó de los 37.000 euros de inicio a los 45.000 finales.

El siguiente turno fue para René Portocarrero, aquel célebre pintor cubano que pintó los personajes populares y los paisajes de la Habana (ver). Su Figura de pie, 1957 (O/L, 102,5 x 47 cm; 31) subió de 32.000 a 42.000 euros, ofrecidos desde un teléfono, el mismo que ofreció los 31.000 euros por los que se adjudicó Interior con figuras, 1960 (O/L, 50 x 61 cm; 30), que partió desde los 26.000.

Dos ventas más extranjeras. La del papel del suizo Le Corbusier, Violin os et Saint-Sulpice, 1960 (grafito y ceras sobre papel, 27 x 21 cm; 115), vía online, por 15.000 euros, una puja por encima de los 14.000 pedidos.

En el apartado del grabado varias ventas interesantes. De Francis Bacon, Seated figure, 1983 (LXXXIX/XCIX, 71 x 53 cm; 85), subió de 6.000 a 13.000 euros. Debemos mencionar también los 15.000 euros ofrecidos por la carpeta Suite Olympic Centennial, 1992, editada por el Comité Olímpico Internacional con 50 grabados de Chillida, Tàpies, Zao Wou-ki, Soto, Cruz Díez, Canogar, Gordillo y un largo etcétera (179/250, 63 x 90 cm cada uno; 62). Y los nada menos que 3.500 euros pagados por un magnífico grabado de Lucio Muñoz, GF 6, 1984 (22/50, 101 x 141 cm; 52).

Terminamos con las compras hispanas. Hasta 34.000 euros subió, como era previsible también, el papel de Antonio Saura, con su Crucifixión, 1968 (tinta/papel, 80 x 100 cm; 121), que iniciaba sus pujas desde 26.000 euros, y con el que titulamos nuestro artículo de previos. Cierta sorpresas causaron, todo hay que decirlo, los 20.000 euros de adjudicación de Vert, noir, rouge, 1971 (O/L, 110 x 90 cm; 117), de Antoni Clavé, un autor que en los últimos tiempos no consigue habitualmente los precios que merece, y los 13.000 euros ofrecidos por otro teléfono por Jeu de dames, 1954 (O/L, 65 x 50 cm; 165), de Emilio Grau Sala. Y citemos finalmente la lógica subida también de las obras de Esteban Vicente: Cadence, 1985 (técnica mixta y collage de papeles de colores sobre lienzo, 75 x 85 cm; 28) pasó de 15.000 a 18.000 euros, mientras su Sin título, 1986 (collage de papeles sobre tela, 41 x 56 cm; 29) hacía lo propio de 8.000 a 10.000 euros.

Buenas y abundantes ventas para los tiempos que corren, muy repartidas, y con claro acento extranjero. Daniel Díaz @Invertirenarte

Daniel van Heil. Paisaje invernal. Salida: 36.000 euros. Remate: 50.000 euros
Daniel van Heil. Paisaje invernal. Salida: 36.000 euros. Remate: 50.000 euros
Joaquín Torres García. Barco negro y blanco recortado, hacia 1921. Salida: 37.000 euros. Remate: 45.000 euros
Joaquín Torres García. Barco negro y blanco recortado, hacia 1921. Salida: 37.000 euros. Remate: 45.000 euros
Esteban Vicente. Cadence, 1985. Salida: 15.000 euros. Remate: 18.000 euros
Esteban Vicente. Cadence, 1985. Salida: 15.000 euros. Remate: 18.000 euros
Edgar Henry Landseer. Highland whisky still, 1829. Salida: 44.000 euros. Remate: 48.000 euros
Edgar Henry Landseer. Highland whisky still, 1829. Salida: 44.000 euros. Remate: 48.000 euros
René Portocarrero. Figura de pie, 1957. Salida: 32.000 euros. Remate: 42.000 euros
René Portocarrero. Figura de pie, 1957. Salida: 32.000 euros. Remate: 42.000 euros
Joaquín Sorolla. Retrato de Constantino Moscardó, 1900. Salida: 25.000 euros. Remate: 37.000 euros
Joaquín Sorolla. Retrato de Constantino Moscardó, 1900. Salida: 25.000 euros. Remate: 37.000 euros
Antonio Saura. Crucifixión, 1968. Salida: 26.000 euros. Remate: 34.000 euros
Antonio Saura. Crucifixión, 1968. Salida: 26.000 euros. Remate: 34.000 euros
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search