En Mercado

El primer Alonso Berruguete llega al Prado

Acaba de publicarse la memoria de actividades de la primera pinacoteca del país correspondiente al ejercicio del año 2017. En ella se da cuenta de las adquisiciones llevadas a cabo por el museo con el fin de ampliar sus fondos y que ha repercutido no sólo en la colección de pintura, sino también en la del Gabinete de dibujos y estampas. Dichas compras se han llevado a cabo con fondos propios del museo y por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a través de la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español.

A lo largo de este año, Ars Magazine se ha hecho eco de algunas de estas nuevas incorporaciones. Tal es el caso del Retrato de Manuela Isidra Téllez-Girón, futura duquesa de Abrantes pintado por Agustín Esteve en 1797 (P8256) y que pasa por ser una de las mejores pinturas conocidas de un pintor cuya producción ha sido revalorizada en los últimos años. Como señalábamos cuando se produjo su presentación (ver aquí), su incorporación se debió a la generosidad del coleccionista y mecenas Oscar Alzaga, quien además donó al museo seis obras de su colección particular (ver aquí).

Sin duda, una de las compras más significativas de este ejercicio ha sido la Alegoría de la Templanza, una tabla atribuida con razón a Alonso Berruguete pintada hacia 1513-1516 durante su estancia de formación en Italia. Propiedad del Mr. Michael Heidelberg, se conocía desde que el especialista Manuel Arias la diese a conocer en su monografía Alonso Berruguete. Prometeo de la escultura (2011, p. 64). Con ella, el Prado suma su primera obra sobre una de las figuras más importantes del renacimiento español, con el aliciente de tratarse de una de las escasísimas tablas pintadas por Berruguete en Italia que se conservan en suelo español.

Otra interesante obra del siglo XVI que pasa a la pinacoteca es Mujer en el baño, considerada del taller de François Clouet (hacia 1516-1572). A parte del pedigrí que ya poseía la pieza, procedente del Castillo de Chenonceaux (Francia), su alta calidad la coloca entre las mejores versiones del tema tratado por el pintor francés y cuyo mejor ejemplar se conserva en la National Gallery de Washington (ver aquí). Con ella, el Prado enriquece además una parcela poco representada en sus colecciones, pues hasta la fecha sólo poseía, con atribución a un discípulo de Clouet, Dama con clavel amarillo (P2355).

Interesante por su novedad y por la actual corriente de una parte de la historiografía por rescatar del olvido a mujeres pintoras, ha sido la adquisición de San Francisco en meditación de Mariana de La Cueva Benavides y Barradas (P8274). Sólo había constancia escrita sobre ella gracias a Antonio Palomino, quien la describió como “excelente pintora en Granada”. Subastada en Abalarte en octubre de 2017 (lote 44), su incorporación supone, como indica Javier Portús, un paso más en “el rico panorama que ya ofrece la historia de la pintura española del siglo XVII”.

Interesante por su novedad y por la actual corriente de una parte de la historiografía por rescatar del olvido a mujeres pintoras, ha sido la adquisición de San Francisco en meditación de Mariana de La Cueva Benavides y Barradas (P8274). Sólo había constancia escrita sobre ella gracias a Antonio Palomino, quien la describió como “excelente pintora en Granada”. Subastada en Abalarte en octubre de 2017 (lote 44), su incorporación supone, como indica Javier Portús, un paso más en “el rico panorama que ya ofrece la historia de la pintura española del siglo XVII”.

Los intereses del museo también se han dirigido hacia la pintura española del siglo XIX, adquiriendo para ello Interior del palacio Chigi de Eduardo Rosales (P8255) o Paisaje napolitano de Mariano Fortuny (P8265). Subastada en Ansorena en mayo de 2017 (lote 621), su importancia radica en que se trata de una pintura correspondiente a la fase final de su producción.

Muy interesantes han sido también las compras encaminadas a nutrir, como ya señalábamos, el Gabinete de dibujos y estampas. Entre ellas cabe destacar La circuncisión de Hendrick Goltzius (G5943), firmada y fechada en 1594. Con ella suma una nueva obra de uno de los grabadores más importantes del manierismo del norte de Europa del siglo XVI a una colección que se vio enriquecida en el año 2014, cuando se compró parte de la colección de estampas que en su día pertenecieron, nada menos, que al VII marqués del Carpio.

Muy interesante ha sido también la incorporación del Álbum de estampas como modelos de aprendizaje artístico, reunidas por Juan Clemente Brignardelli (G5922), a través de la madrileña Galería Caylus. Se trata de un imponente volumen que cuenta con un total de 420 estampas recopilado antes de 1804. Su excepcionalidad radica, como señala José Manuel Matilla, en que “permite constatar la utilidad que los profesores de dibujo confirieron a las estampas como modelo de aprendizaje”.

Además de estas, se han adquirido una estampa de Jusepe Ribera y un dibujo de fray Matías de Yrala Yuso, procedente este último del álbum de dibujos de la reina María Cristina de Borbón subastado en la casa Alcalá en diciembre de 2016 (lote 173). Por último, el interés del responsable del Gabinete de dibujos y estampas por contar con obras de artistas vivos se demuestra con la compra de seis dibujos originales de Francesc Capdevila, Max, (Barcelona, 1956) una de las figuras más importantes del cómic español actual. Esta tiene que ver con el encargo de hizo el Prado al artista en el año 2016 con motivo de la exposición dedicada a El Bosco, para la cual Max realizó el cómic El tríptico de los encantados. Una pantomima bosquiana (ver aquí). Dos de ellos han sido comprados al artista (del D9407 al D9410), mientras que los otros cuatro han sido donados por él (del D9144 al D9421 y del D9513 al D9517).

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search