En Actualidad

El Museo Guggenheim Bilbao ha reabierto con innovación y seguridad


Hoy acaba de reabrir sus puertas el Museo Guggenheim Bilbao y lo ha hecho cuidando al máximo las medidas de seguridad para que los visitantes tengan una experiencia fluida y con buena protección durante el recorrido por sus salas, tanto por las Obras maestras de la Colección del Museo, la instalación La Materia del tiempo de Richard Serra y de las exposiciones temporales que actualmente ofrece: Olafur Eliasson: En la vida real; Lygia Clark. La pintura como campo experimental, 1948-1958;  William Kentridge: 7 fragmentos; y Richard Artschwager.


El director general del Museo Guggenheim, Juan Ignacio Vidarte, y el consejero de Cultura del Gobierno Vasco, Bigen Zupiria, han presentado esta mañana todas las medidas adoptadas para que la visita se realice con la calidad, tranquilidad y máximas condiciones de seguridad durante el recorrido por las instalaciones. Y dos iniciativas para incentivar la visita durante el mes de junio. De momento solo podrán acceder al mismo tiempo un máximo de 400 personas en el interior del Museo, lo que supone un mínimo de 20 metros cuadrados por visitante. Algunos de sus servicios como la tienda, el restaurante y la cafetería permanecerán cerrados por ahora.

Respecto a las medidas adoptadas para favorecer una visita que combine protección y placer, el Museo ha diseñado una serie de pictogramas en color verde donde se visualizan una serie de pautas de forma clara e intuitiva, y están presentes tanto en la página web como en los espacios físicos del Museo, lo que garantiza una visita ordenada. En ese documento, las  medidas y sus respectivos iconos se dividen en dos grupos: consideraciones previas y pautas durante el recorrido. Entre las recomendaciones previas se encuentran la compra online de la entrada en la franja horaria deseada (con un descuento sobre el precio habitual), la descarga en el móvil de la audioguía gratuita, el recordatorio de que una vez en el Museo solo se puede pagar con tarjeta, la necesidad de llevar mascarilla o el recordatorio de no traer bultos y paraguas pues el guardarropa está cerrado. (Ver vídeo de explicación)

Ya una vez dentro del Museo, se toma la temperatura a los visitantes y dar a conocer una serie de normas adoptadas para mantener la distancia de seguridad con el resto de las personas. Para ello se ha definido un itinerario para la visita, que comienza en la tercera planta para ir descendiendo después a la segunda y a la primera (para aquellos que deseen visitar todas las plantas), el establecimiento de un sentido único para recorrer las salas, la distinción de ascensores y escaleras para la subida y la bajada, o la limitación de ocupantes en ascensores, bancos y cuartos de baño.

Estas sencillas medidas, que se visualizan en señales horizontales y verticales a lo largo del Museo, facilitan el disfrute de la visita evitando el cruce con otros visitantes, pero al mismo tiempo sin afectar a la fluidez y calidad de la misma. Gracias a las amplias dimensiones de los espacios del edificio de Frank Gehry y a la limitación del aforo el mes de junio es una oportunidad única para la contemplación sosegada de la obra de arte. Ver video con las medidas aquí

Por último, con el objetivo de incentivar la visita al Museo durante este mes para el público del entorno más cercano se han lanzado dos promociones. En primer lugar, los Amigos del Museo, un colectivo de más de 20.000 personas cuya fidelidad y complicidad es clave para la institución, podrán invitar al Museo durante el mes de junio a otra persona, que accederá gratuitamente. Y los que aún no son Amigos tienen asimismo una ventaja importante en junio: por el precio de su entrada al Museo, obtienen como regalo tres meses de carné de Amigo del Museo, lo que les permitirá entrar gratis las veces que quieran a lo largo del verano y acogerse a otras ventajas del colectivo de los Amigos. La información para acceder a ambas promociones se encuentra en la web del Museo.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search