En Mercado

El Estado se hizo con gran parte del legado Cernuda en Durán

El lote más destacado fue un retrato del poeta por Ramón Gaya en 1932, comprado por 10.000 euros


 

Como era de esperar, el Estado aprovechó la ocasión y se hizo con gran parte del legado del poeta Luis Cernuda (1902-1963), 21 lotes para ser exactos, que Durán ofreció el día 27 de diciembre. No fueron remates espectaculares ni piezas asombrosas, pero sí arrojan luz sobre la personalidad de un gran literato, sus escritos y amistades y relaciones; y, en un período muy concreto, en torno al año 32, muestra la estrecha relación que mantuvo con el pintor murciano Ramón Gaya (1910-2005).

En nuestro artículo de previos (ver), ya comentamos que el lote más destacado era el Retrato de Luis Cernuda, 1932 (O/L, 65 x 55 cm; lote 633), de Ramón Gaya. Se ofrecía, también de su mano, un dibujito previo, a tinta, muy sencillo, pero como una especie de primera idea o boceto del óleo (23 x 18,5 cm; 634), fechado también en 1932. Ambos habían estado presentes en la muestra Entre la realidad y el deseo. Luis Cernuda 1902-1963, en la Residencia de Estudiantes en Madrid y en el Convento de Santa Inés en Sevilla, en 2002, y aparecían también, con otras piezas que se subastaban, en el libro A una verdad. Luis Cernuda (Sevilla-Madrid, Universidad Internacional Menéndez Pelayo, 1988), edición coordinada por Andrés Trapiello y Juan Manuel Bonet. Ambos fueron vendidos por los precios iniciales, 10.000 euros el óleo y 3.000 la tinta, y en ese precio fueron adjudicados al Estado cuando ejerció su derecho.

No acababan aquí las compras del Estado. Compró también el dibujo a carboncillo de Ramón Gaya, Retrato de Serafín Fernández Ferro, 1932 (32 x 24,5 cm; 640), expuesto en la misma muestra que los anteriores; esta vez sí que hubo interesados que pujaron por el buen retrato, y desde los apenas 250 euros de la salida terminó en 2.000, precio en el que el Estado se hizo con él. Se ofrecía también otro dibujo de Luis Cernuda (tinta/papel, 21,5 x 16,5 cm; 637), como de Escuela española del siglo XX pero para el que se sugería la mano de José Moreno Villa; en los 1.000 euros pedidos lo compró el Estado. Y por 750 euros, ligeramente por encima de los 300 iniciales, compró también Joven durmiendo (dos dibujos a lápiz sobre papel, en anverso y reverso, 15,5 x 24 cm; 645); firmado: Ravassa, localizado (Madrid) y fechado (32), son dibujos inéditos en un papel conservado por Luis Cernuda en un sobre junto al manuscrito del poema inédito «Deseo» (circa 1932, motivado por Serafín Fernández Ferro).

En cuanto a los libros, el Estado se hizo con catorce de ellos. El más destacado fue el 668, Canciones 1921-1924 de Federico García Lorca (ver), dedicado a Cernuda por el autor, que pasó de 5.000 a 6.500 euros. La realidad y el deseo, de Cernuda y dedicado a él mismo (“A Luis, que ha escrito estos poemas por esperanza unos, otros por desesperación»), firmado, fechado en abril de 1936 y con anotaciones manuscritas a lápiz de su mano, que localiza y fecha cada uno de los poemas (ver), subió de 2.000 a 4.7500 euros. Perfil del aire, del propio Cernuda, primera edición, muy rara, ejemplar dedicado a Luis Cernuda por Emilio Prados y Manuel Altolaguirre («A nuestro muy amigo Luis Cernuda este primer ejemplar, cariñosamente», Málaga, 1-4-1927; ver), pasó también de 1.500 a 3.500.

Ya más brevemente: lote 648, Perfil del aire, de Cernuda, por 3.000 euros;

lote 650, Donde habite el olvido, de Cernuda, por 2.750 euros;

lote 653, 1.616 English & Spanish poetry, por 2.750 euros;

lote 660, En torno al lirismo gallego del siglo XX, de César Barja, por 200 euros;

lote 663, Fábula de Equis y Zeda de Gerardo Diego, por 1.500;

lote 665, Vida a vida, de Concha Méndez, por 1.200;

lote 666, Crucero, poemas, de Genaro Estrada, por 750;

lote 670, Way into life, de Richardson, por 750 euros;

lote 671, The road to Emmaus, del mismo Richardson, por 750;

lote 672, El llanto subterráneo, de Emilio Prados, por 800;

lote 681, Divagación sobre la Andalucía romántica, del propio Cernuda, por 250;

lote 707, gramófono portátil con 79 discos, que perteneció a Luis Cernuda, por 425 euros;

y finalmente, lote 708, Disco dedicado por Vicente Aleixandre, por 400 euros.

Por último, el dibujo del gran dibujante Eduardo Naranjo, Mastín tumbado, 2001 (dibujo sobre papel, 29 x 42 cm; 155), con etiqueta de la galería Alfama de Madrid, que se ofrecía por 3.500 euros, se adjudicó en ese precio; en cambio, el pequeño óleo de Benjamín Palencia, Pueblo a los pies de la montaña, 1972 (O/L, 25 x 33 cm; 112), poco construido, subió ligeramente, de 1.500 euros a 1.700 euros. Feliz año 2019. Daniel Díaz @Invertirenarte

Ramón Gaya. Retrato de Luis Cernuda, 1932. Salida y remate: 10.000 euros. Comprado por el Estado
Ramón Gaya. Retrato de Luis Cernuda, 1932. Salida y remate: 10.000 euros. Comprado por el Estado
Escuela Española siglo XX, quizá Jose Moreno Villa. Luis Cernuda. Salida y remate: 1.000 euros. Comprado por el Estado
Escuela Española siglo XX, quizá Jose Moreno Villa. Luis Cernuda. Salida y remate: 1.000 euros. Comprado por el Estado
Ramón Gaya. Retrato de Luis Cernuda, 1932. Salida y remte: 3.000 euros. Comprado por el Estado
Ramón Gaya. Retrato de Luis Cernuda, 1932. Salida y remte: 3.000 euros. Comprado por el Estado
Federico García Lorca. Canciones 1921-1924, dedicado a Luis Cernuda. Salida: 5.000 euros. Remate: 6.500 euros. Comprado por el Estado
Federico García Lorca. Canciones 1921-1924, dedicado a Luis Cernuda. Salida: 5.000 euros. Remate: 6.500 euros. Comprado por el Estado
Ramón Gaya. Retrato de Serafín Fernández Ferro, 1932. Salida: 250 euros. Remate: 2.000 euros. Comprado por el Estado
Ramón Gaya. Retrato de Serafín Fernández Ferro, 1932. Salida: 250 euros. Remate: 2.000 euros. Comprado por el Estado
Eduardo Naranjo. Mastín tumbrado, 2011. Salida y remate: 3.500 euros
Eduardo Naranjo. Mastín tumbrado, 2011. Salida y remate: 3.500 euros
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search