En Mercado

Un banco de iglesia de Gaudí a la venta en Bonhams

La sede neoyorquina de la casa de subastas ofrece hoy en su venta dedicada a artes decorativas y diseño moderno un banco de iglesia realizado por Antoni Gaudí. Sus estimaciones se han situado entre 170.000 y 260.000 euros. En la misma licitación se ofrecerán también una insignia de coche de René Lalique, un relieve de Betty Woodman y un broche de Alexander Calder.


El diseño moderno y contemporáneo cuenta con un enorme interés para cada vez más coleccionistas. En las ferias más relevantes, las galerías dedicadas a descubrir y comercializar las piezas más exclusivas ocupan lugares de honor cerca de los espacios dedicados a pintura y escultura. Las casas de subastas ya hace mucho que reservan fechas en su calendario para el diseño. En esta ocasión, Bonhams continúa con su temporada de verano –ya que no va a interrumpir las ventas en agosto– con su cita de hoy en Nueva York titulada Modern Decorative art + Desing.

De los 100 lotes que se presentan, sobresale un banco de iglesia diseñado por Antoni Gaudí. Se trata de uno de los pocos que aun se conservan de los 20 originales destinados a la cripta de la Iglesia de la Colonia Güell en Santa María de Cervelló. Este proyecto le fue encargado por uno de sus mecenas, Eusebi Güell i Bacigalupi, como zona residencial para los trabajadores de su fábrica textil. Todos los bancos se fabricaron con madera reutilizada y su manufactura fue confiada al carpintero Tomàs Bernat. En ellos se reconoce el personal estilo de Gaudí, con formas orgánicas y decoraciones con referencias a la naturaleza. En el centro del asiento unos relieves representan una venera simplificada, símbolo de Santiago, el santo patrón de España. La pieza, que cuenta con certificado de autenticidad, ha permanecido en la misma colección particular durante los últimos 40 años. Sus estimaciones se han calculado entre 170.000 y 260.000 euros.

En la misma subasta, se ofrecerán también un modelo en vidrio para una insignia de coche Renard, datada en 1930 y excepcionalmente firmada por su diseñador, René Lalique. Sus estimaciones son de 51.000 a 68.000 euros. Una pieza de joyería diseñada por Alexander Calder, y que ha permanecido en la misma familia irlandesa que la recibió como un regalo por parte del artista, se calcula que podrá rematarse entre 34.000 y 51.000 euros. Por último, de los lotes mejor valorados el más contemporáneo –de 1999– es un conjunto de 12 piezas vidriadas de la ceramista estadounidense Betty Woodman valorado entre 43.000 y 60.000 euros.

La licitación se celebrará hoy a las 17h –hora española– en su sede de Nueva York a puerta cerrada. Un pujador dirigirá la subasta, retransmitida en directo, y las pujas podrán ser online, por teléfono o por escrito. Héctor San José.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search