En Mercado

Ya citábamos en la previa (leer) como piezas atractivas dos teatrinos con autómatas de finales del s. XIX, y ambos se vendieron, se trata de piezas originales y especiales que no son fáciles de encontrar, se conoce poco de esta creatividad artística de los autómatas, generan movimiento a través de mecanismos como manivelas, cigüeñales, vielas, palancas, el teatrino es un teatro en miniatura donde se desarrollan las representaciones, los teatrinos se llegaron a vender como un juguete para los niños, con un conjunto de personajes y escenografías para que en el hogar se realizaran las representaciones ante familiares y amigos, dos ejemplos nos presentaba Retiro, el lote 809 policromado en azul con el frente dividido en dos cuerpos, el superior con vitrina con escena de muñeca japonesa autómata, que partía de 1.000 euros fue comprado en el teléfono por su precio de salida y el 810 también policromado en azul, con el cuerpo superior con vitrina con muñecos autómatas e inferior con puerta flanqueada con columnas adosadas subió en puja telefónica a los 900 euros desde los 800 iniciales. La sala de la calle Menéndez Pelayo suele acertar cuando ofrece estos originales lotes, si bien fue una pena que no subieran demasiado. No se vendió en cambio, el Teatrino de San Jerónimo lote 807, en cera modelada y policromada formado por la figura de San Jerónimo rodeado por un paisaje rocoso, tal vez los 15.000 euros en que estaba valorado aún es una cantidad elevada.

Una lástima que no encontraron comprador las interesantes piezas de cerámica que ofrecía la sala y que ya habíamos destacado, el lote 827 un busto ornamental en loza esmaltada y parcialmente policromada, fechado hacia 1771, el lote 826 un centro de mesa en loza de Alcora serie Berain, primera época 1727-1749 realizado a molde y pintado en azul sobre fondo blanco esmaltado, ni una escribanía de la serie pintura de ramito 1775-1800, tal vez los precios eran elevados si bien se trataba de piezas de gran calidad.

Tampoco tuvieron salida los tapices destacados como el lote 822 un tapiz francés del s. XVII que representa una escena mitológica, en lana, ni el lote 825 un tapiz flamenco del s. XVII, Fides et spes.

En escultura se vendieron piezas como el 815 un moro veneciano de estilo italiano del s. XX en madera tallada y policromoda, por los 900 euros de su salida o el lote 811 una pareja de torcheros en calamina patinada con instalación eléctrica por los 300 euros iniciales en mesa.

En porcelana se vendieron el lote 860, “Dama y Caballero” una pareja de figuras en cerámica policromada y dorada, francesas del s. XIX sobre peanas color verde con decoración de flores por su salida en 900 euros y el 862 un plato de porcelana de las indias, Dinastía Qing, época Qianlog fechado hacia 1769, con escudo de armas de la familia del Marqués de Rubí, subió hasta 750 euros desde los 600 de su precio inicial.

Destacar en objetos decorativos la venta también por su salida del lote 849 una caja licorera francesa en madera de caoba con decoración a modo de taracea por los 475 en que partía. Mariano Santos @AntgOln

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search