En Actualidad

Pablo Manso: “Mi obra es una explosión de energía desbordante”

Javier Roca Ibáñez hace una entrevista conjunta entre el artista madrileño y Saskia Moro, con motivo de sendas exposiciones de ambos en las oficinas de una empresa dedicada a la gestión de valores.  


De cuando en cuando, los lugares donde los días pasan corriendo se transforman y sus paredes se vuelven a vestir como en una primera vez. Entonces todo se vuelve distinto: los colores, las formas, el tiempo. De cuando en cuando, también, son las oficinas las que prestan su espacio al arte que se crea en la actualidad. PBI Gestión Agencia de Valores estrena paredes dos veces al año desde hace unos abriles, con exposiciones de autores vivos. Actualmente, se pueden ver las obras de un impulsivo, soñador y sensible Pablo Manso (Madrid, 1993) y de Saskia Moro (Londres, 1967), una mujer que no es sino una amalgama de culturas, interesada en generar espacios. Esta doble exposición tiene por título Estelas y se puede ver en las oficinas que PBI tiene en Paseo de la Castellana.

-¿De qué están llenos Saskia Moro y Pablo Manso?

-Saskia Moro: Trato de alimentarme de las diferentes culturas. Unas parten de mis lugares de origen y las otras las pido prestadas a los libros o a los amigos. Me sumerjo en viajes y diversos intereses, tanto próximos como lejanos. Es mi permanente búsqueda de conocimiento que vuelco en mis obras para borrar fronteras.

-Pablo Manso: De pedazos de mi alma. Soy la clase de artista que se entrega en su obra y trata de contar sus experiencias personales. Pero, sobre todo, de transmitir emociones. Mi obra se basa en manchas, que es donde encuentro cosas que nadie más ve. En ocasiones, ni yo mismo las veo. Ellas me guían. La comunicación entre el artista y el lienzo es fundamental, por eso trato de escuchar lo que la mancha me pide y la sigo allá donde me lleve. Mi obra también está llena de retos, entre ellos, encontrar un nuevo color; por eso mis creaciones poseen varias capas de acrílico que generan colores dentro de otros colores.

-¿Por qué decidieron ser artistas?

-Saskia: No me imagino haciendo otra cosa que construir espacios donde colocar las sensaciones e ideas aprendidas. Soy artista para contagiar al espectador lo que me interesa, esa búsqueda de caminos que rebasan las fronteras físicas y las del pensamiento, hasta alcanzar un horizonte desconocido.

-Pablo: Creo que soy uno de esos artistas que se denominan ‘de nacimiento’. Nací en una casa de creadores, rodeado de la fotografía de mi padre y de la música de mi madre. Creo que yo tampoco podría haber sido otra cosa… Junto a mis hermanos [cineasta y diseñadora de moda] hemos crecido en un hogar repleto de creatividad, donde el amor por la cultura se respiraba en cada esquina. Fotografías artísticas mezcladas con fotografías de familia, y un piano de cola que gobierna el salón de la casa de mis padres, han dado lugar a este curioso e inquieto ser que bucea en lo más profundo de sus emociones para transmitir a través de su pintura un universo de colores.

-¿Qué caracteriza la obra de cada uno de ustedes?

-Saskia: Intento transmitir una serenidad contenida en un espacio, al mismo tiempo que su opuesto: un impulso por expandir los límites. Concibo obras que no tienen su camino marcado, pero la atracción del horizonte nos hace navegar hacia lo desconocido. Para ello uso colores que imitan rigurosamente la naturaleza, en mi caso son la síntesis del paisaje.

-Pablo: Mi obra es una explosión de energía desbordante. Está llena de ilusión, de fuerza, de alegría… y eso al final se traduce en una obra llena de luz. Incluso los cuadros en los que utilizo colores más apagados, la luz acaba por colarse en mi lienzo.

-¿Qué destacaríais de la obra del otro artista junto al que exponéis?

-Saskia: La obra de Pablo Manso tiene una expresión viva, un proceso que parece un viaje escrito a través del cuadro. Es la pintura que rebasa y deja fluir lo que tiene dentro de él mismo. El material como color, además de la persona en movimiento que hace su obra.

-Pablo: La obra de Saskia Moro tiene una forma de expresión bastante marina que se funde con la atmósfera. Sus manchas me recuerdan a la naturaleza, la niebla y las estelas del mar. A un horizonte oceánico inundado por la bruma, con un toque de romanticismo y nostalgia. Hay un lenguaje paralelo que rompe con sus geometrías perpendiculares y es interesante observar todo ese movimiento marino que incluye en la obra.

-¿Por qué el título de Estelas?

-Saskia: Los dos trabajamos sobre el agua, ese es el camino que nos une. Un recorrido fabuloso que deja un rastro fugaz, tal como podría dejarlo también una estrella.

-Pablo: El hilo conductor de esta exposición es el mar. De modo que Estelas puede referirse al rastro de la espuma en el mar, el rastro de un cuerpo luminoso en el cielo o una huella que se deja al pasar. Al final, tanto Saskia como yo, lo que pretendemos con esta Exposición es dejar una huella imborrable en vuestra memoria. Javier Roca Ibáñez

Al final, tanto Saskia como yo, lo que pretendemos con esta Exposición es dejar una huella imborrable en vuestra memoria.
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search