En Mercado

Las subastas de numismática cierran el primer trimestre en Europa, Asia y América


Una onza redonda de México, un 10 principats de Felipe II de Barcelona, áureos y tedradracmas, y monedas bala protagonizan las nuevas subastas de numismática que cierran el primer trimestre de 2019. La Asociación Numismática Española organiza como es habitual su convención anual en Barcelona para cerrar el primer trimestre del año, que se corona con una subasta extraordinaria que organiza la firma Áureo&Calicó el jueves día 14 de marzo.

El remate en esta casa barcelonesa presenta dos partes diferenciadas, una subasta general y otra llamada selección donde se presentan un excepcional conjunto de monedas escasas, raras y de llamativa conservación. Así podemos encontrar desde una rarísima onza redonda de México de 1702 (salida 125.000 €) y un 10 principats de Felipe II de Barcelona (salida 75.000 €) a una medalla en oro de Nicolás I de Rusia (salida 50.000 €), un 6 soberanos de Alberto e Isabel II de Bruselas (salida 25.000 €) y un áureo de Marco Aurelio (salida 6.000 €). Son 500 lotes muy notables y variados donde destacan no solo los seis lotes con precios de salida por encima de los 50.000 euros y las más de dos docenas de lotes con salidas en cinco dígitos, sino las rarezas de numerosos ejemplares, como el real de doña Beatriz acuñado en Santarem -del que se citan solo tres conocidos- (salida 60.000 €) o la onza de Fernando VII de Guadalajara (México) de 1813 (salida 60.000 €). Habrá que seguir de cerca los remates.

El mismo día 14, en Cayón Subastas se cerrará la subasta electrónica 56 que presenta numerosos lotes de moneda antigua y española, así como un conjunto de monedas de oro (acuñaciones de la FNMT y extranjeras). Destacan un par de áureos de Augusto y Marco Aurelio (salidas de 1.500 y 1.200 euros,  respectivamente), una bella onza de Popayán de 1760 (salida 1.500) y una serie de pesetas (1, 2 y 5) del Gobierno Provisional y Amadeo en magnífica condición (salidas entre 400 y 1.300 euros), un 10 céntimos de 1938 (salida 750) y un escaso 8 reales de 1812 de Madrid (salida 300 euros).

El día 20 del mismo mes, Classical Numismatic Group cerrará su también electrónica subasta con 750 lotes. Casi dos tercios son de moneda antigua (griega y romana básicamente). Hay un nutrido grupo de dracmas de Macedonia, siguiendo el modelo de Alejandro, en notable conservación que rondan los 100 dólares cada lote, aunque sin duda se venderán por encima los más bellos. También hay varios tetradracmas de la lechuza ateniense, que oscilan los 500 y los 1.000 dólares, dependiendo de la conservación y del hecho de estar o no centrada su acuñación. Llama la atención un bello tetradracma de Ionia con una buena acuñación y un atractivo notable, que tiene una salida de 1.400 dólares (estimándose en 2.000).

Unos días más tarde habrá de dirigir la mirada al mercado asiático, donde la plaza reina es ahora Hong Kong. Allí celebra Stacks Bowers and Ponterio un maratoniano calendario con cuatro días de subasta (del 25 al 28). Alrededor de 3.300 lotes de monedas y billetes, fundamentalmente, chinos y otros países asiáticos. Hay ocho lotes de billetes, casi una docena de monedas antiguas, y otra media docena de moneda moderna con salidas de cinco dígitos. Todos ellos chinos. Acompañan otra docena de lotes con salidas también llamativas, destacando un set de seis piezas del llamado bullet money (moneda bala), que es una moneda típica que a modo de bala aplastada se usaba como dinero. En particular, este set se acuñó el año 1880, coincidiendo el cumpleaños del rey con la edad del fallecimiento de su madre. Al parecer solo se acuñaron 8 sets completos que se entregaron entre la realeza, de ahí su fortísimo precio de salida de 210.000 dólares. Aunque sin duda nos atrevemos a apostar que se quedará corto si el mercado chino sigue vigoroso como lo ha hecho durante los últimos años.

Por último, de vuelta a Europa para seguir la subasta de la italiana Varesi. Más de 1.000 lotes donde la moneda local toma protagonismo, aunque más de un centenar de los mismos queda reservado para un grupo notable de moneda del mundo. Destacan los raros 10 centisimi de 1908 de Vittorio Emanuele III, en una presentación flor de cuño con una salida de 80.000 euros y también la medalla octogonal en oro de Napoleón (agente de cambio de París) acuñada en 1800 y en bellísima conservación, siendo su salida de 35.000 euros. Juan Cayón

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search