En Mercado

La semana del siglo XX en Nueva York: Basquiat, Modigliani, Bacon y Koons

Sotheby’s y Christie’s nos citan los próximos días 14 y 15 de mayo para las subastas de Impresionismo y arte moderno, y los días 16 y 17 para las ventas de contemporáneo.

Parece que Nueva York no nos da un respiro, y tras apenas habernos recuperado de la maratoniana semana que nos ha brindado Christie’s con las subastas Rockefeller, nos vemos inmersos en las citas más importantes de la primavera para el arte contemporáneo. Las Evening Sale son todo un acontecimiento en el mundo del arte, las personalidades más destacadas se dan cita en las flamantes sedes neoyorkinas de las dos principales casas de subastas, Sotheby’s y Christie’s, y todos los ojos están fijos en ellos durante unos días.

Como de costumbre las casas rivales han coordinado su agenda para atraer a todo el público relevante la misma semana, pero eso no quita para que intenten eclipsarse mutuamente haciendo alarde de las piezas más espectaculares que tienen a su alcance.

Sotheby’s hace protagonista de su subasta de arte contemporáneo a Flesh and Spirit, una de las composiciones más ambiciosas de Jean-Michel Basquiat. La obra fue ejecutada en 1983, y adquirida acto seguido. Desde ese momento permaneció en posesión de la misma familia. 35 años después aparece de nuevo para deleite del público. Esta particular pintura fue concebida como una unión entre lo terrenal y lo espiritual, a la vez que como referencia a la diáspora africana en Norteamérica. Lo inusitado de sus dimensiones -368 x 368 cm- y su poca difusión en las últimas décadas podría convertirla en la pieza más cara del pupilo de Warhol, y superar su lienzo Untitled adjudicado por 110,5 millones de dólares el año pasado.

Merece una mención especial una de las artistas más cotizadas en el panorama internacional, Tamara de Lempicka. Les jeunes filles se ha estimado entre 4 y 6 millones de dólares, y podría situarse como una de las obras más importantes de la pintora, aunque parece improbable que supere los 8,5 millones de dólares marcados por Le rève en Sotheby’s en 2011. De todas formas es una magnífica representación del estilo tan puramente años 30, tan “vuelta al orden”, que encarna Lempicka y que hará las delicias de los coleccionistas interesados en el periodo de entreguerras.

Mientras tanto, Christie’s contraataca con un impresionante Francis Bacon, Study for Portrait. Se trata de un estudio para un retrato de su amante, George Dyer. Si sumamos esta característica al tirón que de por sí tiene Bacon –Three studies of Lucian Freud se vendió también en Christie’s Nueva York por 142,4 millones de dólares y se posicionó durante unos meses como la obra más cara vendida en subasta-, podemos prever que la batalla de pujas será encarnizada.

En lo que a las subastas de Impresionismo y arte moderno se refiere, Sotheby’s cuenta con el imponente Nu couché de Modigliani, que con una estimación de 150 millones de dólares pretende, al menos, igualar a su hermano mellizo vendido por 170,4 millones de dólares en Christie’s Nueva York en 2015. Los detalles de esta pieza ya fueron desgranados en un artículo anterior.

En contraste Christie’s presenta un excepcional Malevich, Suprematist Composition, que supone toda una declaración de intenciones del punto de vista intelectual y artístico del creador ruso. Con una composición dominada por figuras geométricas sencillas, de colores puros, superpuestas entre sí, el pintor pretende crear un nuevo lenguaje universal que compela a todo aquel que pose sus ojos sobre él. Con una estimación por revelar será uno de los puntos fuertes de la noche.

Por último Christie’s va sobre seguro con una escultura de Jeff Koons, Play-Doh. Ser uno de los artistas vivos más ricos tiene ciertas garantías, y su más puro e irreverente estilo posmoderno está encarnado perfectamente en esta colorida obra. Por lo tanto es difícil albergar alguna duda sobre el brillante destino que tendrá esta pieza la semana que viene. Héctor San José.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search