En Actualidad

El MARQ y el Instituto Italiano presentan la exposición «Etruscos. El amanecer de Roma»


Ayer se presentó en el Istituto Italiano di Cultura de Madrid la exposición internacional Etruscos. El amanecer de Roma, que abrirá sus puertas el 26 de agosto y hasta el 12 de diciembre en el Museo Arqueológico de la Diputación de Alicante (MARQ) para ahondar en el conocimiento de una de las grandes civilizaciones mediterráneas. Las 150 piezas, procedentes del Museo Arqueológico de Florencia y del Guarnacci de Volterra, permitirán que durante más de tres meses los visitantes  se acerquen a una refinada cultura e iniciar así un viaje por la vida social, cultural y religiosa de estos pobladores del mundo antiguo. Junto a esta ambiciosa muestra se presentará otra, Huellas etruscas en Alicante, que reunirá 20 piezas que se han encontrado en yacimientos de la provincia de Alicante o que están expuestas en algunos de sus museos.


El acto moderado por la directora del Istituto Italiano de Cultura, Maria Luisa Pappalardo, contó con la presencia del embajador de la República de Italia, Riccardo Guaraglia, quien agradeció el proyecto como fruto del trabajo de instituciones españolas e italianas y resaltó que la exposición revelará la influencia de los etruscos como pueblo fundamental en la cultura actual del que «somos herederos y, por tanto, deudores». Por su parte, la vicepresidenta primera y diputada de Cultura de la Diputación de Alicante, Pilar Parra, ahondó en la misma línea al afirmar que la cultura es «una vía extraordinaria de diálogo entre instituciones y naciones» y añadió que Alicante merecía despedir el año con una exposición del máximo nivel en el MARQ, desde donde se abrirá una ventana al mundo para disfrutar de una oportunidad única y sin precedentes cercanos en España en torno a la cultura etrusca.

Una de las comisarias de Etruscos. El amanecer de Roma, Giuseppina Carlotta Cianferoni, que además es directora del Museo Arqueológico Nacional de Florencia, remarcó que las obras elegidas de los fondos de los dos museos etruscos más importantes del mundo quiere ofrecer una imagen rigurosa de la cultura y las costumbres del pueblo etrusco y mostrar el rol que jugaron en el Mediterráneo, desde el siglo IX a.C hasta que fueron absorbidos por Roma en el siglo I a.C, dejando un gran legado.

Manuel Olcina, director del MARQ y comisario de la muestra Huellas etruscas en Alicante, resaltó que las piezas procedentes de Italia revelarán el papel diferente que tenía la mujer en la sociedad etrusca, inmersa en la vida cotidiana y en los ámbitos de decisión social. Y apuntó que, como han hecho en otras exposiciones del MARQ sobre culturas milenarias, ahora también quieren presentar la huella de esa civilización en los objetos hallados en los yacimientos de la provincia de Alicante, que entre otras cosas nos hablan de cómo los etruscos cultivaban el ritual del vino.

Con el patrocinio de ASISA, las piezas de Etruscos. El amanecer de Roma proceden de 37 localizaciones ubicadas en la antigua Etruria, en la región centro-occidental que hoy es la Toscana. Abarcan todo el espectro material de esta cultura, siendo más numerosas las tipologías de urnas, estelas y relieves funerarios con obras como la Urna de Ulises y las Sirenas del Museo de Volterra, la jarra canópica de Chiusi, una estela funeraria de Florencia, la urna del Rapto de Proserpina de Volterra, el sarcófago masculino de la necrópolis de Rosavecchia en Toscana o, en estatuaria de bulto redondo, la estatua de Baco o la cabeza de Júpiter del Mercado de Trajano en Roma.

Además se podrán admirar piezas realizadas en oro como la diadema de Orbetello o brazaletes de las necrópolis de Bisenzio y Túmulo de Pietrera de Vetuloni; objetos metálicos como el caldero de la necrópolis de Crocefisso del Tufo o estatuarias de bronce, entre las que destaca un conjunto de los yacimientos de Fermo y Fiésole. Asimismo habrá ejemplos de armas y de material cerámico.

En las tres salas de exposición temporal se dispondrán todas las obras de la exposición, divididas en cinco bloques temáticos, así como una serie de paneles gráficos, una sección de material educativo y varias piezas audiovisuales, posibilitando un viaje inmersivo en la sociedad etrusca: su estructura social, política, urbana y su dimensión divina presente en sus ofrendas y rituales funerarios.

En la muestra que complementa, Huellas Etruscas en Alicante, se podrán admirar obras que revelan la estela de esta cultura itálica en ese territorio como la importancia que tuvieron los rituales relacionados con el vino, a través de objetos como la jarra y rallador de El Oral (San Fulgencio) y los embudos-coladores de Jávea y la necrópolis de Poble Nou en Villajoyosa o los testimonios de la cerámica etrusca encontrada en la Fonteta (Guardamar del Segura), por citar algunas de ellos.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search