En Mercado

Cultura compra en Segre un Sorolla redescubierto y lo deposita en el Museo Sorolla

La propiedad accedió a la venta de Caballero con banda, de 1882, subastado en la sala en junio pasado, por un precio sustancialmente inferior dado el público lugar de su futura exposición, al que llega hoy.


 

La vida nos ofrece sorpresas, de vez en cuando. En la familia propietaria del cuadro nadie podía imaginar que la obra que tenían colgada, sin pena ni gloria, en la pared del cuarto de uno de los hijos –tras años dormitando en un trastero-, fuese un lienzo pintado nada menos que por un joven valenciano prometedor llamado Joaquín Sorolla (1863-1923). Menos aún los tíos que, años antes, en el momento del reparto de la herencia, habían hecho los lotes sin darle mayor importancia. Decidido que el cuadro heredado debía tener una mejor presencia en la casa, aunque sólo fuese como sencillo homenaje, se llevó a una limpieza rutinaria.

Al ir quitando poco a poco las sucesivas capas de suciedad y barnices, saltó la sorpresa al aparecer una sugerente firma con su fecha de composición: “J SoRollA / Diciembre / 82”. A pesar de la poca importancia que se le había dado en la familia durante los últimos años,  debía tratarse –como así lo confirmó posteriormente la experta Blanca Pons- Sorolla-, de una obra auténtica de Joaquín Sorolla, pintada con apenas diecinueve años; atípica, eso sí, pues es obra aún de su período de inicio, como quien dice.

Formado desde 1879 en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos, se sabe que en 1881 envió a la Exposición Nacional tres Marinas realizadas a lo largo de ese año y el anterior (ver), que pasaron, lógicamente, sin pena ni gloria, en un año en el que triunfaron Antonio Muñoz Degraín con Otelo y Desdémona (ver), Emilio Sala con Novus Ortus, alegoría del Renacimiento, y José Moreno Carbonero con El Príncipe Don Carlos de Viana (ver)… El joven valenciano no se desanimó y, buscando aprender de los maestros, viaja a Madrid para estudiar en el Museo del Prado la obra de los grandes: Velázquez, de Goya, del Greco, etc.

El cuadro que salió a pujas el martes 2 de junio, Caballero con banda, 1882 (O/L, 78,2 x 57,5 cm) (ver resultados de la subasta) es un perfecto resumen tanto de su rápido aprendizaje velazqueño como de su temprana y altísima calidad. Hablamos de ello en nuestro artículo de previos de la subasta (ver), así como que se ofrecía por 95.000 euros con el “consabido certificado de Blanca Pons-Sorolla donde se especifica que está presente en el catálogo razonado del pintor (BPS 819)”, lo que indica que tenía conocimiento de la obra por archivos o quizá por alguna fotografía antigua, aunque suponemos que en “paradero desconocido”.

Dada la singularidad del cuadro, con un caballero del siglo XVII sobre fondo oscuro, con gran calidad pero poco representativo aún de la producción de Sorolla y, reconozcámoslo, no demasiado atractivo para el gran público que busca con mucho más ahínco sus escenas de playa y la luz, y dado el precio pedido, no hubo interesados que intentasen su compra.

Sin embargo, esas mismas características hacían de esa obra una pieza que encajaba perfectamente en el Museo Sorolla, pues viene a ejemplificar como pocas la admiración y la lección de los grandes maestros. Desde el Ministerio se habían iniciado las gestiones para hacerse con el lienzo, pero los recursos eran escasos; cerrada la posibilidad de que fuese adquirido por algún propietario particular en la subasta, lanzaron su oferta por 80.000 euros. La pelota pasaba ahora a manos de la propiedad que, pensando en la rebaja desde los 95.000 euros pedidos, podía negarse en rotundo y esperar mejores tiempos con futuras pero seguras oportunidades de ventas mejores, aquí o en el extranjero…

Y aquí entran en juego los dos últimos y mejores detalles. La obra había sido incluida para su venta en la subasta de marzo pasado, antes de la trágica aparición de la covid19; en la difícil situación actual, la familia propietaria ha comprendido la sustanciosa rebaja pedida y accedido a ella, pensando en que tanto ellos como muchas otras personas podrán en el futuro ver y disfrutar de su obra. Y el dinero obtenido será no sólo para ellos, sino también para sus despistados tíos que, en su momento, hicieron el reparto sin saber nada del temprano caballero sorollesco. Daniel Díaz @Invertirenarte

Joaquín Sorolla. Caballero con banda, 1882. Salida: 95.000 euros. No vendido. Comprado por el Estado para el Museo Sorolla
Joaquín Sorolla. Caballero con banda, 1882. Salida: 95.000 euros. No vendido. Comprado por el Estado para el Museo Sorolla
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search