En Mercado

CERÁMICA Y ESCULTURA SOBRESALEN EN LA SUBASTA DE FERNANDO DURÁN

Abundante público en la licitación de ayer en la sala de Conde de Aranda donde no se produjeron excesivas sorpresas, ya indicábamos en la previa que la escultura era uno de los platos fuertes del catálogo y las previsiones se cumplieron, con ventas como el lote 831 una pareja de grandes esculturas, con una altura de 190 cm en madera tallada, policromada y dorada de la Escuela Española s. XVII que representaban a Santa Rosa de Lima y a Santa Teresa de Jesús y que ya el Estado las había declarado inexportables, se habían tasado en 15.000 euros y alcanzaron los 20.000 euros al teléfono. También destacó la adquisición del 851, se trataba de una pieza especial, un grupo escultórico en marfil atribuido a Guglielemo della Porta (1490-1577), arquitecto y escultor italiano de la época manierista, muy influenciado por Miguel Ángel, ya indicábamos que las obras de este autor estaban muy cotizadas en subastas internacionales, su figura dominó el panorama del desarrollo escultórico de Roma en el último cuarto del siglo XVI y la influencia de su obra en el arte europeo ha sido destacada sobre todo en obras de marfil de su época y posteriores, por su anatomía y esbeltas proporciones, esta obra representaba a Cristo atado a una columna, y esta vez se adquirió por los 15.000 euros de su salida, sin duda buena adquisición teniendo en cuenta la calidad de la obra y del autor.

En mobiliario, si bien el lote 877 pieza central del catálogo no encontró comprador, un importante bargueño flamenco del s. XVIII tasado en 22.500 euros, tal vez el precio se entendió alto, si se produjeron notables subidas como el 845 una mesa del s. XIX, con pie de mármol tallado a modo de ara con dos querubines de bonita manufactura que partía de 2.500 euros y se remató en 5.500 euros al teléfono o la subida del 843 una pareja de mesas en forma de media luna con patas con perfiles recortados que se habían tasado en 700 euros provenientes de una colección privada de Ginebra y llegaron a los 3.750 euros.

Otra de las secciones que brillaban en esta licitación era la cerámica y se cumplieron los pronósticos, dos buenas muestras de Alcora por un lado, como el lote 837 un centro de mesa de loza esmaltada blanca y azul, primera mitad del s. XVIII serie puntilla de Berain, que comenzaba en 8.000 euros y fue rematado en la mesa por 9.500 euros y en cerámica de Talavera por los 11.000 euros de su salida se vendió el 844 un gran macetero de cerámica de Talavera s XVIII, esmaltado azul y blanco con temática heráldica y vegetal, indicando que la cerámica de calidad siempre tiene comprador, y estas indudablemente la tenían.

Y ya para cerrar y una de las ventas significativas de la edición citar la considerable subida del lote 874 una pareja de candelabros dieciséis luces en metal plateado del s. XIX, sobre base circular calada, pie de garra con fuste a modo de bacantes, profusamente decorados, que desde su precio inicial de puja fijado en 1.500 euros llegaron a los 8.000 euros en teléfono tras una animada puja. Mariano Santos @AntgOln

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search