En Mercado

ARCOmadrid 2018 sacrifica el país invitado y presenta una sección nueva

La feria, que abrirá sus puertas en Ifema del 21 al 25 de febrero, renuncia este año al país invitado y apuesta por una sección inédita: “Futuro”, concepto que se extenderá a otros espacios como el Thyssen-Bornemisza, Matadero Madrid, CA2M o CentroCentro.


Todo está preparado para que ARCOmadrid se inaugure el 20 de febrero. Un año más, la feria de arte contemporáneo llegará a la capital para llenar de público no solo los pabellones 7 y 9 de Ifema, sino también las galerías, museos e instituciones culturales madrileñas. Tal vez por eso, en esta ocasión ha buscado la complicidad y colaboración de todos ellos para dar continuidad a su nuevo proyecto: una sección inédita que reflexione sobre el futuro.

Chus Martínez es la encargada de gestionar este nuevo apartado de la feria junto a Elise Lammer y Rosa Lleó. Un total de 19 galerías integran dicha sección, cuyo subtítulo es “el futuro no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer”. Según explicó Martínez durante la presentación de ARCOmadrid 2018, que tuvo lugar en el salón de actos del Museo Thyssen-Bornemisza, “no se trata de hacer ninguna predicción, sino de establecer el futuro como punto de partida para imaginar, producir y proponer una visión de la complejidad que nos espera”.

Regina Gimenez, Július Koller, Goran Trbuljak o Salvador Dalí serán algunos de los nombres presentes en esta sección, en la que no hay que pagar para participar (ni los artistas ni las galerías). Esa línea abierta por ARCOmadrid encontrará su continuidad en el Museo Thyssen-Bornemisza –con la muestra de John Akomfrah–, Matadero Madrid –la apuesta Abierto por obras de la artista Teresa Solar Abboud– o CentroCentro (con la colectiva Adverbios temporales).

Esta nueva apuesta comisariada y ‘futurista’ será, sin duda, la gran novedad de la trigésima séptima edición de ARCOmadrid, la feria más longeva de arte contemporáneo de la capital española. ¿Otra novedad? La ausencia de país invitado. Aunque no es la primera vez, ya que hace dos años tampoco hubo una selección específica de obras procedentes de una determinada región. Tal vez porque en el mundo de la globalización no tiene mucho sentido poner el foco en un único punto geográfico; o porque ya ha repasado prácticamente todos los países latinoamericanos, que la feria ha sabido convertir en uno de sus referentes (el 68 % de la participación internacional procede de Latinoamérica).

Todavía cabe mencionar una tercera novedad más para ARCOmadrid 2018: la iniciativa #mecomprounaobra. En realidad la idea nació en Navidades, cuando se puso a la venta una serie de obras a un precio más o menos asequible. Ahora la feria busca una continuidad en esta iniciativa, invitando a los galeristas a poner una etiqueta #mecomprounaobra con aquellas piezas ofrecidas por un precio inferior a los 5.000 euros. El objetivo es claro: impulsar el coleccionismo, especialmente en un público joven y con recursos limitados.

Un total de 208 galerías asistirían la semana que viene a los pabellones de Ifema para comprobar si es verdad lo que dicen los organizadores: que la recuperación es una realidad. Por lo pronto, ya existen varios datos que permiten ver la próxima edición con cierto optimismo: 49 galerías nuevas, incremento del 21 % en la venta de entradas por anticipado y mayor número de credenciales para profesionales. Habrá que esperar unos días para saber si los datos al alza se mantienen también en las ventas.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search