En Mercado

Alcalá vuelve a sacar al mercado el San Jerónimo de Juan de Juni

En su subasta de los días 16 y 17 de junio ofrece esta talla del maestro renacentista, junto a una buena selección de obras coloniales como un San José con el Niño de escuela guatemalteca del siglo XVIII y un escritorio de estrado de escuela colombiana del XVII.


Cuando veo el San Jerónimo de Juan de Juni (Joigny 1506 – Valladolid 1577) tengo sensaciones ambiguas. Por una parte, me alegra contemplar esta magnífica pieza otra vez, pero por otro lado, me entristecería ver que una obra de uno de nuestros mayores maestros del renacimiento no encontrase comprador. Es cierto que su estado de conservación no es el más idóneo ni en la policromía ni en la talla. También es cierto que requiere un trabajo de restauración exhaustivo. Pero, ¿vamos a dejar que una obra así se pierda en el olvido o se malvenda? 

Juan de Juni, junto con Alonso Berruguete, trajo uno de los movimientos artísticos más potentes a nuestro país. Nos acercaron al naturalismo más puro con su conocimiento de la anatomía humana y con la expresividad de sus obras. También nos acercaron al renacimiento de Miguel Ángel y llenaron nuestras iglesias de belleza. Si bien la pieza no se encuentra en las mismas condiciones de las que un día gozó, todavía hoy, al admirarla, y a pesar del estado en el que está, se puede apreciar lo que un día fue y se puede entender por qué en su tiempo creó tanta expectación. 

En esta sección nos dedicamos meramente a escribir sobre el mercado y a valorar las obras que salen a subasta. Sin embargo, ¿qué vale un trozo de historia? El lote 791, con un precio de salida de 50.000€ es precisamente eso, un pedazo de nuestra historia que se subasta el día 16 de junio.

En esta misma sección encontramos un San José con el Niño de la escuela de Guatemala del siglo XVIII. La obra, que aparenta estar en buen estado de conservación y está realizada en madera tallada, policromada y dorada, se sostiene sobre una peana de madera dorada y policromada con leyenda. Se trata de un buen ejemplo de la escultura colonial de Guatemala que obtuvo gran fama por la calidad de sus tallas, tal y como ya contamos en la primera subasta del año. Su precio de salida es de 5.000€.

En el apartado de objetos de decoración destaca una selección de lotes, también coloniales, dignos de mención. Tal es el caso del escritorio de estrado confeccionado en madera y barniz de Pasto perteneciente a la escuela colombina del siglo XVII. La pieza está decorada con coloridos motivos vegetales entre los que también encontramos animales, tales como un águila bicéfala y lo que parecen ser unos cánidos enfrentados. El barniz de Pasto es una técnica artesanal autóctona de Colombia de origen prehispánico. Aunque la parte exterior esté algo desgastada, lo cierto es que no se ven frecuentemente obras de esta calidad en el mercado. Su precio de salida es de 30.000€.

Otro objeto que sobresale es el lote 739. Se trata de una copa de cuerno de rinoceronte engastada en plata con montura colonial del siglo XVII. Esta pieza, de gran calidad decorativa, y muy inusual en el mercado, tiene un precio de salida de 37.500€. También hacemos mención a una bonita arqueta de madera tropical, taracea y decoración a zulaque (Lote 724). Este escritorio transportable procede de Oaxaca (México) y fue confeccionado en el siglo XVII. Su precio de salida es de 6.000€. También de Oaxaca y del siglo XVII es el lote 723: una pequeña arqueta en madera con carey y aplicaciones en plata cuya salida es de 3.500€.

Friedrich H. Magalhães

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search