En Mercado

Una Natividad Colonial de Ansorena rematada en 50.000 € durante su primera subasta del año

Después de un enero turbulento en la capital con motivo de la fuerte nevada, el eterno COVID y una lamentable explosión, parece que al menos el mercado del arte sigue funcionando.

En la primera subasta del año, Ansorena consigue, sin hacer demasiado ruido, sólidos resultados en muebles, así como alguna subida de precio en la sección de artes decorativas. Destacó especialmente una Natividad Colonial del barroco que nos remonta a mejores tiempos de la historia de nuestro país.

Se trata de una obra de tres piezas separadas (lote 858) -Jesús, San José y la Virgen María- de talla fina y de delicada policromía y estofado. Conjunto de gran emocionalidad que recuerda, en particular, a los talleres con más calidad de las provincias de Latinoamérica del Virreinato de España: Virreinato del Perú, el Reino de Guatemala o la escuela de Quito.

Estas escuelas, que surgieron durante la segunda mitad del siglo XVI, estuvieron mayoritariamente activas hasta el siglo XIX. Con una influencia sevillana que con el tiempo se mezcló con tradiciones indígenas, gozaron de gran popularidad en las colecciones Europeas desde finales del XVII. Este Nacimiento, de difícil autoría, se podría tratar de una pieza de devoción personal, debido a su pequeño tamaño (San José 28,5 cm y la Virgen María 27 cm). La pieza se remató en 50.000 € y salía por 500 €.

Otro de los lotes destacados es una lámpara de techo napoleón tercero (lote: 390). Está confeccionada en bronce dorado, consta de cinco brazos, 15 luces y la decoran ornamentos vegetales y amorcillos de calidad escultórica que ‘bailan’ entre la vegetación. Una obra de gran calidad decorativa que se remató en 8.000 €.

Entre las ventas de la jornada, destaca también un bonito reloj de sobremesa del siglo XIX (lote: 400) en bronce. La pieza sigue el modelo de la Venus itálica de Cánova que se puede observar en la Galería Palatina del Palazzo Pitti en Florencia. Se remató en su precio de salida: 4.000€. Otra pieza que sorprendió fue una cornucopia (lote: 884) barroca de finales del XVII o principios del XVIII de madera tallada, policromada y dorada. Decorada con una corona, guirnaldas y amorcillos subió hasta los 2.800€, tras una salida de 700€. Una pareja de tibores (lote: 894) de porcelana de exportación del siglo XIX de la provincia de Cantón decorados con motivos florales y lo que parecen ser escenas de batalla, se remató en 5.000 € con una salida de 2.800 €

Además, se pudieron observar sólidos remates en la sección de muebles. Tal es el caso del lote 832, un pequeño escritorio ebonizado del siglo XVIII, realizado en madera de palosanto y decorado con marquetería de hueso formando unas elegantes guirnaldas que escoltan dos asas de bronce a los laterales. Su remate fue de 1.600 €.

En esta sección cabe mencionar igualmente una preciosa arqueta (lote: 833) decorada con carey, madera ebonizada y madera de limoncillo decorada en su exterior por figuras geométricas, rematada en 1.500 €; así como una consola Carlos III (lote 883) del siglo XVIII de madera tallada y dorada con tapa original marmorizada que se adjudicó en 2.800 €. De igual modo, reselta la mesa de comedor estilo regencia (lote 961) de tapa oval en madera de caoba extensible, cuyo remate fue de 1.400 €. Por último, otra mesa comedor estilo inglés del XVII (lote 964) con dos patas en formal de jarrón unidas por un travesaño en madera de olmo obtuvo un remate de 1.400 €.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search