Fernando Zóbel, Noviembre III, 1978, detail

Zóbel triunfa una vez más en Ansorena

Se pagaron 244.000 euros por el lienzo de 1978 que partía en 85.000 euros


Muy probablemente Fernando Zóbel sea, actualmente, el rey de las subastas españolas por su porcentaje de ventas. Así como las obras de Sorolla y de otros autores más conocidos y cotizados salen al mercado y obtienen abundantes y altas ventas, con alguna frecuencia el precio pedido se demuestra excesivo y no hay pujas de coleccionistas. En el reciente caso de Zóbel -si podemos hablar así, pues se circunscribe a los últimos diez o quince años-, las salidas de sus obras siguen siendo muy atractivas y el resultado es un porcentaje bastante más alto de ventas.

Esto sucedió de nuevo en Ansorena el día 23 con su Noviembre III, 1978 (O/L, 100 x 80 cm; lote 97), que salía al mercado por unos atractivos 85.000 euros, como ya comentamos en nuestro artículo de previos (ver). Tras varias pujas, desde poco más de los cien mil euros comenzaron a alternarse un coleccionista en la sala y otro al teléfono, hasta que finalmente la cifra de 200.000 euros fue ofrecida desde la sala y en esa cantidad se bajó el martillo, dado que la siguiente debía ser de 220.000 euros, que implicaría una venta final por 268.400 euros, muy excesivos ya.

Si avanzamos hacia nuestro tiempo, me gustaría destacar tres ventas y la compra del Estado. La primera, la de Juan Uslé, cuyo Ocho y media PM, 201 (Tm/L/T, 198 x 112 cm; 102) subió de 25.000 a 28.000 euros; y las dos esperadas, por sus atractivos precios, de Abraham Lacalle y de Manolo Valdés: del almeriense, su Pavo muerto, 2002 (O/L, 200 x 200 cm; 101), pasó de 6.000 a 8.000 euros, las mismas cifras que se dieron en el grabado con collage del valenciano, Helene I, 2005 (42/50, 163 x 94 cm; 87). La compra del Estado fue en la misma línea que la de noviembre en la sala: una pintura haitiana. Esta vez se trataba de un curioso óleo sobre táblex de un prácticamente desconocido Sisson Blanchard (1926-1981), Sin título (61 x 76 cm; 283), con etiqueta al dorso de la exposición “Primitivos actuales de América. 1966-67”. Lo curioso es que había salido a pujas en la licitación de noviembre por 450 euros y no había encontrado interesados; esta vez, el remate -suponemos que para el Reina- fue por la salida, 270 euros.

Si retrocedemos ya a los años sesenta, encontramos la segunda mejor venta del primer día. Me refiero a la esperada escultura en bronce patinado de Baltasar Lobo, Jeune fille à genoux, 1968/82 (3/8 (+4EA), con sello de Susse fondeuor Paris, 42,5 x 21 x 20 cm; 319), que en buena lógica subió de los atractivos 24.000 euros de inicio a los finales 40.000 euros del remate. Buena compra, sin duda.

Ya que estamos en los años sesenta mencionemos, dados los tiempos que corren, una buena venta un tanto inesperada ya que, de hecho sólo se pujó la salida: de Antoni Clavé, cuyo nada complaciente lienzo de 1962, Nature norte (O/L, 81 x 130 cm; 93) fue adjudicado por los 28.000 euros pedidos. Probablemente de esa época, o quizá incluso más tardío, era el cartón de Carlos Nadal, Un día en la playa (O/cartón, 51 x 83,5 cm; 205), que subió de 15.000 a 17.000 euros. De 1960, el Paddock (O/L, 54 x 65 cm; 199.1) de Emilio Grau Sala, que también se adjudicó por la salida, 10.000 euros esta vez. Y el lienzo de Benjamín Palencia, ligeramente anterior, Arroyo (O/L, 60 x 73 cm; 203), de 1950 y con etiqueta de la Bienal de Venecia de 1956, que se adjudicó también por la salida, los 15.000 pedidos.

El segundo día estaba reservado a la pintura finisecular y a los maestros antiguos. En la primera sección, por decirlo de alguna manera, brilló con luz propia el magnífico lienzo del sevillano José Jiménez Aranda, titulado Galanterías, 1895 (O/L, 67 x 85 cm; 711). Con un magnífico estudio lumínico a base de toques de luz y de sombras y una amplísima sinfonía de verdes y marrones, se ofrecía desde los 34.000 euros. Presente en la monografía de Bernardino de Pantorba (Madrid, nº 114) y en el catálogo de la exposición José Jiménez Aranda 1837-1903 (Centro Cultural El Monte, Sevilla, 2005, pág. 90 b/n), hubo una preciosa puja alternando las cifras entre dos coleccionistas al teléfono que, conociendo su calidad, lo subieron hasta los 60.000 euros del martillo.

En esta línea finisecular se situaba también, grosso modo, el gran lienzo de Segundo Matilla, Cadaqués, 1912 (O/L, 170 x 200 cm; 710). Con etiqueta de la Sala Parés de Barcelona, pasó de 23.000 a 25.000 euros; y pienso que no subió algunas pujas más por la dificultad del tamaño, más que por su calidad y precio.

De José Cusachs, dos ventas, por 25.000 euros: Carruaje y caballos (O/L, 50,5 x 100,5 cm; 712) duplicó los 8.000 euros de la salida, llegando a los 16.000, mientras Soldado abrevando a unos caballos (O/L, 30 x 50 cm; 713) hizo lo mismo, pero de 4.000 a 8.500 euros. Por último, ya en el romanticismo, Concierto en casa de Mesonero Romanos (O/L, 20,5 x 30,5 cm; 714), de Joaquín Espalter, y procedente de la colección del Marqués de Moret, se disparó desde los 1.200 euros de inicio hasta los nada despreciables ya, dados sus remates habituales, 6.500 euros finales.

Por último, los maestros antiguos. La tabla de Otoño, bodegón con frutas y hortalizas (O/T, 117 x 87 cm; 643), de un seguidor de Joachim Beuckelaer, que se ofrecía por 2.500 euros se adjudicó, tras una intensa lucha, por 12.000 euros. Y el Retrato de Carlos II a caballo, 1695 (O/L, 154 x 106 cm; 660), de Escuela española del siglo XVII, siguiendo los modelos de Herrera Barnuevo, pasó de 8.000 a 8.500 euros. Daniel Díaz @Invertirenarte

Fernando Zóbel, Noviembre III, 1978. Salida: 85.000 euros. Remate: 200.000 euros
Fernando Zóbel, Noviembre III, 1978. Salida: 85.000 euros. Remate: 200.000 euros
Carlos Nadal, Un día en la playa. Salida: 15.000 euros. Remate: 17.000 euros
Carlos Nadal, Un día en la playa. Salida: 15.000 euros. Remate: 17.000 euros
Juan Uslé, Ocho y media PM, 2001. Salida: 25.000 euros. Remate: 28.000 euros
Juan Uslé, Ocho y media PM, 2001. Salida: 25.000 euros. Remate: 28.000 euros
José Jiménez Aranda, Galanterías, 1895. Salida: 34.000 euros. Remate: 60.000 euros
José Jiménez Aranda, Galanterías, 1895. Salida: 34.000 euros. Remate: 60.000 euros
Baltasar Lobo, Jeune fille à genoux, 1968-1982. Salida: 24.000 euros. Remate: 40.000 euros
Baltasar Lobo, Jeune fille à genoux, 1968-1982. Salida: 24.000 euros. Remate: 40.000 euros
Segundo Matilla, Cadaqués, 1912. Salida: 23.000 euros. Remate: 25.000 euros
Segundo Matilla, Cadaqués, 1912. Salida: 23.000 euros. Remate: 25.000 euros
Antoni Clavé, Nature morte, 1962. Salida y remate: 28.000 euros
Antoni Clavé, Nature morte, 1962. Salida y remate: 28.000 euros