En Mercado

YOU DE BRONCE CONSIGUE 1,6 MILLONES DE DÓLARES EN LA VENTA DEDICADA A ARTE CHINO EN SOTHEBY’S NUEVA YORK

La pieza arqueológica se corona como la más cara de la jornada, seguida de cerca por excepcionales cerámicas del periodo Kangxi.

Gran resultado para una pieza prácticamente única. En nuestro anterior artículo hablamos de la dificultad para encontrar una comparativa para esta vasija ceremonial de la Edad de Bronce y, a juzgar por los acontecimientos del pasado día 23, este detalle no escapó a los compradores más avezados.

Tras una guerra de pujas que se prolongó durante varios minutos, el martillo cayó 100.000 dólares sobre su estimación más baja. Es posible que hubiese un exceso de optimismo por parte de la sala al situar su estimación más alta en 2,5 millones de dólares. En ocasiones las piezas singulares tienen compradores igualmente selectos.

Por el contrario, los dos celadones que destacamos – la vasija múltiple de seis bocas y el jarrón lobulado – consiguieron cifras por encima de sus estimaciones máximas, 500.000 dólares y 1,2 millones de dólares. Datos que respaldan la seguridad de las inversiones en cerámicas asiáticas de primera calidad, y en especial de esta variedad tan codiciada y alabada por su belleza atemporal.

En cuanto a la pintura sobre seda del Avalokiteshvara de 11 cabezas y varios brazos, quedó invendida a pesar de su gran calidad. El gusto por el arte oriental está bastante afianzado en Europa y Estados Unidos, pero aún existen lagunas de comprensión motivadas por las diferencias culturales y religiosas. En una sociedad familiarizada con el minimal, la veneración por un objeto de perfección casi absoluta no solo se comprende, sino que se puede compartir. Sin embargo, en lo que a comprensión de la espiritualidad ajena se refiere – tanto en kilómetros como en siglos – aún falta mucho por asimilar. Quizá el que la subasta estuviese dominada por artes decorativas mandó un mensaje contradictorio acerca de esta exquisita seda, que debería haberse puesto en relación con otras obras pictóricas (puede que en la exitosa venta del 2 de abril de pintura china, que recaudó más de 40 millones de dólares).

La gran sorpresa de la jornada nos la regalaron dos pequeñas tazas sin asa del periodo Kangxi decoradas con escenas de la obra titulada Xixiangji (El romance de la cámara occidental). Esta pareja de porcelanas de apenas 7,6 cm. se disparó hasta sobrepasar el millón de dólares, aunque contaba con unas estimaciones de 100.000 a 150.000 dólares.

Extremadamente refinadas, representan la comedia amorosa más popular en china durante el siglo XVII. Resulta muy poco común que una obra de teatro sea plasmada en la cerámica imperial del momento y especialmente en piezas tan pequeñas. Su existencia podría justificarse por el hecho de que el Emperador Kangxi, el cuarto de la dinastía Qing, era extranjero y se sabe que puso todo su esfuerzo en conocer a fondo la cultura de sus súbditos.

Respecto a la técnica, el artesano imita las xilografías de la primera mitad del 1600 y resalta las escenas principales al delinear las carnaciones de los protagonistas en rojo óxido. Su maestría es capaz de plasmar la esencia de las artes gráficas orientales, con líneas ondulantes y precisas, y vibrantes composiciones.

Con un saldo total de más de 15 millones de dólares y la gran mayoría de lotes vendidos, la subasta especializada en arte chino continúa siendo un valor asegurado en la que Sotheby’s seguirá confiando. Héctor San José.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search