En Mercado

Vendido por 130.000 euros ‘MUERTE DE SAN ANTONIO ABAD’ ATRIBUIDO A GOYA EN ALCALÁ SUBASTAS

La casa de subastas ha cosechado unos grandes resultados en pintura antigua, con remates esperados y alguna sorpresa.

Los últimos dos días han sido motivo de celebración para Alcalá Subastas. La casa no solo ha encontrado comprador para los mejores lotes que ofrecía sino que, además, ha conseguido que el interés de varios pujadores eleve los precios de adjudicación considerablemente por encima de su precio de salida.

El caso más llamativo ha sido el del lote 705, Retrato de niña con rosquilla a la edad de 9 años –datado en 1575 por una inscripción en su superficie– que partía de 15.000 euros y que ha acabado compartiendo podio con el protagonista de la previa, el lienzo atribuido a Goya. Este retrato llegó a manos de los últimos propietarios por la casa de subastas Christie’s, que en 1954 lo había catalogado como obra de Alonso Sánchez Coello. La actual duda con respecto a su autoría –Alcalá lo adscribió solamente a la escuela española– y su interesante calidad animaron las pujas hasta los 130.000 euros finales.

Con el mismo remate, 130.000 euros, acabó por bajar el martillo en el lote 749, Muerte de San Antonio Abad atribuido a Goya. El autor aragonés tiene un complejo lugar en el mercado del arte global, pero en esta ocasión ha contado con el interés de los compradores. El lote 686, Banquete de dioses Adriaen Van Stalbemt, fue adjudicado por la salida, 60.000 euros mientras que el boceto de Sorolla, La llegada de la pesca, casi duplicó su precio de salida, de los 42.000 euros iniciales hasta los 80.000 finales. Este es un gran resultado para una obra de estas características del valenciano en nuestro país. Probablemente la semejanza con sus composiciones más deseadas –tal y como comentamos en el previo– espoleó las pujas. Esta desigualdad entre piezas atribuidas a un autor en función de su temática es especialmente destacada en Sorolla, donde un producto muy específico sobresale claramente entre otras composiciones del autor.

En lo que respecta al contemporáneo, los resultados se correspondieron más con las expectativas, salvo con el lote 417, una pintura de grandes dimensiones de Pablo Palazuelo, que partía de 20.000 euros y se remató en 47.500. Palazuelo ha sido la debilidad de muchos coleccionistas en las últimas décadas y no parece que la tendencia esté cerca de cambiar. Mientras tanto, Estación de montaña 2 de José María Sicilia se adjudicó por 25.000 euros y H-H-A 5 de Hans Hartung por 27.500.

Para terminar, hay que mencionar otra de las grandes subidas de las dos jornadas, el lote 480, un Prie-Dieu –una clase de reclinatorio que combina sus funciones con un escritorio– de comienzos del siglo XVIII con un excelente trabajo de marquetería que ascendió desde los 3.000 euros por los que se ofrecía hasta los 37.500 por los que se lo llevó el comprador.

Entre toda la incertidumbre que nos rodea, cada cita dentro del mercado del arte es una prueba a superar, y esta vez Alcalá lo ha conseguido. Héctor San José.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search