En Mercado

Una esclava atribuida a Jean Baptiste Carpeaux lo más destacado en Ansorena

Las esculturas francesas del siglo XIX están de moda y así lo mostró Ansorena en su sesión de noviembre.

Comenzamos la crónica como ya es costumbre con la sección de escultura, en la cual tuvieron particular protagonismo las obras del siglo XIX, tendencia que hemos podido observar en las últimas subastas de la capital. Un ejemplo de ello fue el lote 788, un busto de una esclava en mármol rosa, que la casa atribuye a Jean Baptiste Carpeaux (Valenciennes, 1827 – Bécon-les-Bruyères, 1875). 

El busto sigue el modelo de una de las figuras (África) que representan las cuatro partes del mundo sosteniendo el globo terráqueo de la Fuente del Observatorio de París. El monumento fue encargado en 1867 e inaugurado en 1874. Para su versión comercial se añadió la inscripción: Porquoi! Naître esclave! (¡Por qué nacer esclavo!). 

El lote 788 representa una buena versión del modelo, aunque le falte cierto detalle en la fisionomía, anatomía y en la cuerda, si lo comparamos con la versión en mármol blanco que se conserva en el Metropolitan Museum de Nueva York. Aun así, se trata de una interesante pieza  que se consiguió rematar en 9.500 € con una salida de tan solo 1.800 €. 

Otra escultura que merece mención es el lote 787, una Venus de Lely en mármol blanco que podría datarse hacia el siglo XIX o XX. Esta obra sigue el modelo helenístico de Afrodita bañándose, datada hacia el cuarto siglo a.D., que se encuentra hoy en el British Museum. Se consiguió rematar en 4.400 €, casi triplicando su salida de 1.500.

También consiguió un buen resultado el lote 789, el Paso al Ruscello de Cesare Lapini (Florencia, 1848 – 1888/1889), al que hicimos mención en nuestra previa y que se consiguió un precio de martillo de 8.000 €. O el lote 791, en mármol blanco de Carrara, un Busto de Madame Recamier de Guglielmo Pugi, que sigue el modelo de la misma del escultor francés Joseph Chinard (Lyon, 1756 – 1813), y que se remató en 6.500 €.  

La sección de cerámicas también gozó de buenos resultados. Como los lotes 761 y 762 que se remataron en 3.200 € respectivamente, teniendo ambos una salida de tan solo 540 €. Se trata de cuatro jarrones chinos en cerámica vidriada de color ocre con decoración de reservas con dragones y cabezas de leones con anillas en los laterales en verde. Dado sus precios de remate, se podrían tratar de piezas del siglo XIX. Adicionalmente, los lotes 405 y 406, dos fruteros de engaños en cerámica levantina esmaltadas en blanco y verde consiguieron subir su precio de 100 € a 1.200 € y 1.400 € respectivamente. 

También tuvo su protagonismo la cerámica de Alcora con los lotes 326 y 833. El primero es un conjunto escultórico que pertenece a la serie de las cuatro estaciones. Aquí, el Otoño, representado por un hombre, una mujer y un niño bebiendo junto a un barril, en cerámica vidriada. La pieza se consiguió rematar en 3.400 €. Finalizamos la crónica con el lote 833, una sopera de Alcora en forma de carnero recostado datado hacia la tercera época (1798 – 1858). En cerámica esmaltada en blanco grisáceo, se consiguió rematar en 3.700 €. Friedrich H. Magalhães

 

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search