En Mercado

Una ‘Adoración de los Magos’ de Carreño, para la National Gallery de Irlanda

En plena pandemia, la pinacoteca dublinesa adquirió la pintura el pasado mes de diciembre de 2020, tras su paso por TEFAF Maastricht, a la galería madrileña Diego López de Aragón por una cantidad algo superior a los 200.000€. Se trata de una obra conocida, documentada desde el siglo XVIII y que perteneció a la colección Várez Fisa. Con su compra, la National Gallery of Ireland enriquece su importante colección de arte español y se asegura su primer Carreño.


Con motivo de la exposición Carreño, Rizi, Herrera y la pintura madrileña de su tiempo (1650-1700), que tuvo lugar en 1986 en el Palacio de Villahermosa, Alfonso E. Pérez Sánchez presentó al público madrileño esta excepcional Adoración de los Magos de Juan Carreño de Miranda (1614-1685), propiedad por entonces de la colección Várez Fisa (cat. exp., pp. 204-205,nº cat. 19). La pintura había sido expuesta una década antes en Londres y París, cuando se incorporó al corpus del asturiano.

Para entonces, ya se había relacionado con una de los cuadros «de la Vida de Cristo Señor nuestro, que están en el Convento de Capuchinos de Segovia, en la capilla de don Antonio Ruiz de Contreras», mencionadas por el tratadista Antonio Palomino en su Museo Pictórico (Madrid, 1715-1724). Formaba pareja con una Adoración de los pastores de su mano y, según parece, con una Presentación de la Virgen y una Inmaculada Concepción de Francisco Rizi. En 1804, Isidoro Bosarte daba cuenta de un incendio en el tempo que habría dañado parte de los lienzos allí presentes, excusa que pudo servir a la comunidad religiosa para ponerlas a su venta, aunque sobre ello también habría que tener en cuenta el expolio de la invasión napoleónica o las posteriores desamortizaciones.

Hubo que esperar a la centuria pasada para su reaparición en Londres en poder del anticuario Julius H. Weitzner (1896-1984), a quien se la adquirió en 1973 José Luis Várez Fisa (1928-2014), uno de los grandes coleccionistas españoles del siglo XX. Ahora hemos sabido que el pasado mes de diciembre de 2020, Diego López de Aragón la vendió a la National Gallery of Irland por una cantidad algo superior a los 200.000€. Ya figura, aunque aún sin imagen, en su página web. Había entrado en la galería a finales de 2019 y se expuso en su stand de TEFAF Maastricht 2020, donde, a pesar de su cancelación, varios museos europeos se interesaron por ella.

Con esta Adoración de los Magos, la institución enriquece su colección de arte español de los Siglos de Oro, que cuenta con importantes piezas como Abraham y los tres ángeles de Juan Fernández Navarrete el Mudo, el Retrato de Josua van Belle de Murillo o la Cena de Emaús de Velázquez, por citar algunas. Se trata, además, del primer cuadro seguro de Carreño que ingresa en su colección, pues la crítica actual ya no considera suyo el Niño noble español en su cuna que adquirió el museo en 1959.

Es, con diferencia, la mejor de las cuatro versiones del tema evangélico recogidas en el catálogo de López Vicaíno y Carreño (2007), a saber: Barcelona, iglesia de santa María del Pí; Universidad Complutense de Madrid; y Colección Gerstenmaier. También la única firmada por el pintor: «Ju. Carreño ft». Pérez Sánchez la fechó hacia 1663-1664 y la relacionó con las que aún conserva la capilla de la Venerable Orden Tercera de Madrid, pintadas una década antes. Con ellas –especialmente con Los desposorios de santa Catalina de Alejandría– comparte modelo compositivo, que parte a su vez de estampas a partir de pinturas de Van Dyck. La suntuosidad del colorido y de la pincelada remiten también a Rubens y a Veronés, artistas bien representados en las colecciones reales españolas que Carreño conoció de primera mano.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search