En Mercado

Un Volterra para los Uffizi

La Galleria degli Uffizi adquiere Elías en el desierto de Danielle da Volterra


 

Danielle Ricciarelli (1509-1566), más conocido como Danielle da Volterra, ha pasado fundamentalmente a la historia del arte como el artista que cubrió los desnudos del Juicio Final de Miguel Ángel. Aquel suceso, ordenado por el papa Pío IV en 1564, acabaría desdibujando la personalidad de una de las figuras más sobresalientes del manierismo italiano, amén de uno de los más cercanos colaboradores y amigos del genial maestro florentino, a quien llegó a retratar en varias ocasiones (véase aquí).

En las últimas décadas hemos asistido a una progresiva reconstrucción de su trayectoria profesional, que tuvo su punto de inflexión en la exposición monográfica que se le dedicó en Casa Buonarroti (Florencia) en el año 2003. Ahora, Volterra vuelve a ser noticia por la adquisición, por parte de los Uffizi, de una de sus obras maestras, Elías en el desierto. Fechada hacia 1543, el lienzo evidencia la profunda huella que ejerció en el artista Miguel Ángel. Se trata además de un cuadro, que, a pesar de ser bien conocido, raras veces había sido expuesto al pertenecer a una antigua colección particular sienesa. Pero existe además una infrahistoria reciente del cuadro y su compañero, una Virgen con el Niño, san Juanito y santa Bárbara (ca. 1548), que revela el viaje por el mercado del arte de la pintura desde el año 2016 hasta la actualidad.

Tanto Elías en el desierto como la Virgen con el Niño, san Juanito y santa Bárbara pertenecieron hasta hace pocos años a la colección Pannochieschi d’Elci de Siena, descendiente de los herederos del propio pintor volterrano. De hecho, a finales del siglo XVIII aún permanecían en dicha localidad, en Casa Ricciarelli. Es por tanto seguro que ambas obras se pintaron para la ciudad natal del pintor y para permanecer en poder de su familia. En el año 2016, la galería Benappi, con sede en Turín, las mostró en TEFAF Maastrich, donde acapararon todas las miradas. El Código de Bienes Culturales y del Paisaje italiano (artículo 65), prohíbe expresamente la venta fuera de Italia de obras de singular importancia como éstas, por lo que el destino final de las mismas ya se vislumbraba. Un año más tarde fueron objeto de una pequeña exposición monográfica en la Galleria Corsini de Roma bajo el título Danielle da Volterra. I dipinti d’Elci (Palazzo Barberini, 16 de febrero al 7 de mayo). En ella también se mostraron las interesantísimas reflectografías infrarrojas efectuadas a ambas. Una vez más, la exhibición de piezas pertenecientes a colecciones privadas en una institución estatal nos prevenía, como señaló la prensa local (ver aquí), sobre el inminente destino final de las mismas.

Ahora, durante el acto de presentación de la pintura en el auditorio Vasari de los Uffizi, hemos podido saber que el estado italiano llevaba años intentando adquirirlas. Así lo declaraba Anna Di Bene, Soprintendente de la Soprintendenza Archeologia, Belle Arti, e Paesaggio per le province di Siena, Grosseto e Arezzo (SABAP), al señalar que el SABAP «tiene el placer de recordar que en 1979 la entonces Superintendencia para el Patrimonio Histórico de Siena y Grosseto propuso la restricción para las dos extraordinarias pinturas de Daniele da Volterra, que procedían de la casa del pintor. Este acto administrativo finalmente ha dado sus frutos, porque está en la base de la entrada hoy de Elías en el desierto en la colección Uffizi, una adquisición que la oficina territorial de protección ha favorecido en todos los sentidos». Queda ahora por dilucidar el destino de la Virgen con el Niño, san Juanito y santa Bárbara, aunque es de esperar que también recale en alguna institución pública italiana.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search