En Mercado

Se ofrecen también, en la licitación del jueves 23, lienzos de Luis Álvarez Catalá, Eliseo Meifrén y de César Manrique, entre otros, con precios muy atractivos.

La portada del catálogo saca con toda su potencia y esplendor el San Francisco de Paula (O/L, 74,5 x 61 cm; lote 123) de José Ribera (1591-1652). Mirado con detalle, casi todo habla de notable calidad, realizado por una mano que domina el oficio y saber hacer trascender las meras apariencias: el rostro que mira a las alturas celestiales, la barba canosa pero sedosa, como espumosa, en contraste con el traje de tela áspera, y unas manos (con algunos repintes, por cierto) que tienen un tratamiento similar a la frente.

Spinosa, en su catálogo Ribera: la obra completa, Madrid, 2008, pág. 441, lo incluye dentro de las réplicas del San Francisco de Paula que perteneció al Infante Sebastián de Borbón (A-278), pero en este caso habla de una ‘autoría problemática’. Fechado según Felton en 1640, y firmado, es cierto que es réplica del modelo original –con el que presenta diferencias no pequeñas, por cierto-, pero su calidad habla del de Játiva indudablemente.

Quizá por eso mismo se pide la nada despreciable cantidad de 150.000 euros, que con las comisiones y los impuestos (22%) se iría a los 183.000 euros. Comprado en Sotheby’s Londres en junio de 1983, estaría en la línea de los últimos vendidos: en Sotheby’s Nueva York, Saint James the Greater (O/L, 63 x 49 cm) se adjudicó en enero pasado por 293,000 USD (258.220 euros, premium incl.), lejos de las 122,500 GBP (154.595 euros, premium incl.) pagados por Santa Teresa de Ávila (O/L, 123 x 97 cm; Spinosa A303) en Sotheby’s Londres un mes antes; en julio, la misma casa adjudicó por 206,500 GBP (259.982 euros, premium incl.) su Cristo bendiciendo (O/L, 61,8 x 49,2 cm).

Dentro del apartado de pintura antigua, destacan dos lotes más. El primero, un Descanso en la huida a Egipto (O/L, 170 x 218 cm; 124), con mucha calidad, del taller de Rubens por el que se piden 60.000 euros. Y el segundo, un conjunto de seis bajorrelieves procedentes del retablo de Nuestra Señora de la iglesia aneja a la casa-fuerte de San Gregorio, en Soria; las piezas (145 x 35 cm aproximadamente cada uno; lote 115), es de justicia reconocerlo, tienen una calidad bastante mediocre, pero el encargo está perfectamente documentado, siendo talladas por Juan de Artiaga (y taller), y pintadas y estofadas por Tomás Ruiz de Quintana. 32.500 euros.

Avancemos.

Para los amantes de la pintura preciosista, dos oportunidades pues salen a pujas dos lienzos de Luis Álvarez Catalá, con calidad, un cierto tamaño y, sobre todo, un precio muy atractivo… El juego del escondite (O/L, 38 x 57 cm; 149), fechado en 1870 en Roma, se compró en Sotheby’s Londres en noviembre de 2001 por 21,200 GBP (34.096 euros, premium incl.). Y por Flirteo durante la costura (O/L, 41,5 x 56,4 cm; 150), firmado en Roma en 1880, se pagaron ya en junio de 1999 en la misma casa, Sotheby’s Londres, la cantidad nada despreciable de 23,000 GBP (35.107 euros, premium incl.).

Lo terrible (o lo interesante) es que ahora salen a pujas por 7.000 euros cada una; y es que ¡mucho ha cambiado el gusto del coleccionismo actual!

En una situación relativamente similar, se ofrece por 14.000 euros un buen lienzo de puerto de mar titulado Marina (77 x 103 cm; 153) de Eliseo Meifrén. Alguno podría pensar, dada la suciedad superficial, que es una cifra exagerada para los tiempos que corren, pero además de su calidad es interesante resaltar que en junio de 1999 se vendió en Christie’s Londres por 20,700 GBP (31.653 euros, premium incl.). Meifrén está lejos de la pintura retardataria de Catalá, pero ha sufrido los embates del tiempo y, sobre todo, de la crisis. Lástima, eso sí, que no esté en perfectas condiciones…

Y porque merecen la pena, recordamos de Daniel Vázquez Díaz, Eva en La Pedriza, 1952 (O/cartón, 94 x 73 cm; 157) por 12.000 euros, y Retrato de María Guerrero (O/L, 110 x 75 cm; 158) por 15.000 euros que, sorprendentemente, salieron en los mismos precios en octubre pasado. De esa misma subasta, salen de nuevo de Eugenio Hermoso: María (díptico), 1932/3 (P/L, 186,5 x 100 cn c/u; 163) que se rebaja de 50.000 a 45.000 euros, y Fabia, Cerman o Melancolía, 1914 (O/L, 101 x 73 cm; 164), de 25.000 a 20.000 euros. Parecen insuficientes aún…

Por último, dos buenas piezas del canario César Manrique: Escarmiento de tierra, 1977 (Tm/L, 131 x 164 cm; 190) por apenas 12.000 euros, y Elisa, 1989 (Tm/L, 100 x 75 cm; 192) por 6.000 euros. Deberían subir, sin duda. Hay piezas menores, pero atractivas, como el lienzo de Ráfols Casamada (203) o el de Quejido (202), un pastel de Laffón (192)… Oportunidades por descubrir. Daniel Díaz @Invertirenarte

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search