En Actualidad

Un retrato de Bartolomé González para el Meadows

El museo americano adquiere “Retrato de dama’ del pintor de los reyes Felipe III y Felipe IV en honor a los 15 años que lleva Mark Roglán al frente de la institución.  Se trata de la primera obra de este artista vallisoletano que se incorpora a las colecciones del Meadows, que ha pagado por ella 237.500 libras en Christie’s.

TEXTO: Amanda Dotseth.


Museo Meadows se complace en anunciar la adquisición de un inusual retrato firmado y fechado por Bartolomé González Serrano (1564-1627), pintor del rey en las cortes de Felipe III y Felipe IV entre 1617 y 1627. González y Serrano fue un artista clave dentro de la tradición del retrato cortesano de los Habsburgo que dominó la segunda mitad del XVI y la primera del XVII.

Aunque no sea tan conocido en Estados Unidos, la representación del pintor en las colecciones del Meadows es de suma importancia para los fondos de retratos de comienzos de la época moderna, ya que constituye un enlace entre las notables pinturas de Moro y Pantoja de la Cruz y las de Velázquez.

La llegada del pintor neerlandés Anthonis Mor van Dashorst (hacia 1517-1577) a la corte española en torno a finales de 1550 marcó un punto de inflexión en el desarrollo del retrato en tiempos de los Habsburgo. El uso de fondos oscuros sin ornamentación para resaltar a sus modelos y darles profundidad adquirió popularidad en la corte, donde también se acabarían codificando las formas de vestir: sedas teñidas de color negro –en ocasiones revestidas de terciopelo rojo–, elaboradas gorgueras de encaje blanco almidonado, joyas de oro y piedras semipreciosas.

En ese contexto resultaba fundamental la habilidad del retratista para captar no solo el semblante del individuo, sino también una representación detallada de las convenciones de la vestimenta, la postura y el gesto. Mor van Dashorst llegó a ser conocido en España como Antonio Moro y los pintores de la corte que siguieron sus pasos en las décadas siguientes, particularmente durante el reinado de Felipe III, eran de origen español. Juan Pantoja de la Cruz (1553-1608) y el italiano Patricio Cajés (1544-1611) continuaron con su estela y realizaron exquisitos retratos de los personajes más poderosos del imperio español. Este último artista fue, además, quien formó al que más tarde se convertiría en pintor del rey durante la crucial transición del reinado de Felipe III a su hijo Felipe IV: Bartolomé González.

El discípulo de Cajés pero también de Pantoja de la Cruz nació de Valladolid –por entonces capital imperial– y, gracias a su formación y su talento, fue nombrado pintor del rey en 1617, cargo que ocupó hasta su muerte, una década más tarde. Bartolomé fue una figura de gran importancia en la corte y representa el final de un periodo en la historia del retrato, antes de la llegada de Velázquez a Madrid (en 1622).

De hecho, este suntuoso Retrato de dama recién adquirido por el Meadows Museum no solo constituye un ejemplo destacado de la técnica de Bartolomé González, sino que también es representativo de un momento crítico de la historia de España.

El pintor firmó y fechó este cuadro en 1621, cuando Felipe IV subió al trono. En los años siguientes, este monarca daría paso a un nueva tendencia artística marcada por una serie de cambios en la vestimenta y en el estilo del retrato real, gracias al mecenazgo que ejerció sobre Velázquez. Mientras el pintor sevillano era probablemente un recién llegado a la corte al año siguiente de la realización de este retrato, Bartolomé González ya estaría bien establecido en ella.

El semblante de esta dama, la línea de nacimiento del cabello (pico de viuda), los labios, los ojos… Todo indica que se trata de una persona popular y reconocible que claramente ejercía cierta influencia en la corte.

Además, la cuidadosa conservación del cuadro por parte de Claire Barry –directora emérita de conservación del Museo de Arte Kimbell– ha revelado varios detalles que también podrían contribuir a esclarecer su identidad, tras una investigación más minuciosa.

Se trata de la primera obra de Bartolomé González que entra a formar parte de la colección del Meadows, donde llena un vacío importante en la historia del retrato español (entre Pantoja de la Cruz y Velázquez).

El retrato de Felipe IV de este último que alberga el museo de Dallas es uno de los primeros realizados en la corte, por tanto es probable que González conociese este cuadro que muestra el notable cambio en los gustos que establecerían tanto el sevillano como su joven y regio mecenas.

La reciente restauración del Retrato de una dama ha sido fundamental para poder apreciar la relevancia y la calidad del lienzo. Llevada a cabo en el propio museo por Claire Barry, ha consistido en la eliminación de una gruesa capa de barniz que había restado brillos y matices a la superficie del lienzo.

También se han quitado los repintes anteriores, que han permitido recuperar la profundidad de la figura en el espacio, los contornos y las zonas de negro sobre negro de los ropajes. Por último, unos ligeros retoques y un nuevo barniz más sutil han devuelto a nuestra dama su brillo interior, su imponente presencia y la delicada representación de sus siempre importantes accesorios.


*Crédito completo de la obra: Bartolomé González. Retrato de dama. 1621. Óleo sobre lienzo. 119,6 x 99,4 cm). Meadows Museum, SMU, Dallas. Museum purchase in honor of Director Mark A. Roglán, with funds from the Meadows Museum Advisory Council: Linda Perryman Evans; Linda P. and William A. Custard; Gwen and Richard Irwin; Cyrena Nolan; Elizabeth Solender and Gary L. Scott; Debi and Peter Miller; Peggy and Carl Sewell; Luba and Richard Barrett; Mary Anne Cree; Pilar and Jay Henry; Barbara and Mike McKenzie; Susan Albritton; Dolores and Larry Barzune, M.D.; Diane and Stuart Bumpas on behalf of the Joe M. and Doris R. Dealey Foundation; Gene and Jerry Jones; The Honorable Janet Kafka and Terry Kafka; George C. Lancaster; Natalie H. and George T. Lee, Jr.; Karen and Walter Levy; Stacey and Nicholas McCord; Jenny and Richard Mullen; Caren Prothro and the Perkins-Prothro Foundation; Julie and George Tobolowsky; Diane and Gregory Warden; Cheryl and Kevin Vogel; Catherine Taylor; Linda and John McFarland; Estelle and Michael Thomas; Bethany and Samuel Holland; President R. Gerald and Gail Turner; and additional funds from Laura Custard Hurt, Amanda W. Dotseth, Bridget Marx, and Claire Barry. Fotografía: Kevin Todora.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search