En Mercado

Segre saca a la venta una interesante bandeja de plata con el Rapto de las Sabinas

La sala del viso nos emplaza el próximo 13 de febrero a su edición de artes decorativas, en la que la plata, el arte islámico y el oriental sobresalen por encima de los demás.

En plata destacan dos bandejas, el lote 648, protagonista de la portada del catálogo es una gran bandeja en plata española, cincelada, de principios del s. XX sin punzonar, con el título el Rapto de las Sabinas, peso de 3.092 grs y un precio de salida en 1.500 euros, o el 649, una bandeja octogonal, que representa la Rendición de Breda, de finales del XIX, principios del XX, repujada y cincelada con alero decorado con flores y un peso de 1.534 grs partirá de 900 euros.

En cuanto al arte islámico, destacan dos vigas de madera del s. XIV, talladas con caligrafía árabe similares a piezas que nos encontramos en el Museo Arqueológico de Madrid, el musulmán es, fundamentalmente, un arte anicónico, en el que no estaba prohibida la representación de seres vivos, desarrollando una amplia variedad de representaciones a partir de elementos geométricos y de la escritura arábiga, y estas vigas son una interesantes muestra, los lotes 544 y 545, si bien su precio de salida en 14.500 y 16.500 euros respectivamente, es elevado y va dirigido a un sector muy determinado de coleccionistas, estas piezas ya han salido a la venta en otras salas, sin poderse adjudicar, veremos si en esta ocasión encuentran comprador.

Una vez más la sala demuestra su poderío en piezas orientales y de nuevo saca a licitación un extraordinario lote, que ya sacó en marzo del 2018, (891) sin éxito en su venta, partía de 42.000 euros, esta vez lo saca bajo el lote 877, se trata de dos copas de libación talladas en cuerno de rinoceronte una de ellas con una tonalidad amarilla con vetas negras con cuerpo tallado con tres elementos en relieve y la otra copa en forma campaniforme, de color oscuro, ambas de gran belleza. Las copas o vasos de libaciones tenían en origen una impronta sagrada, si bien posteriormente se realizaban también con fines ornamentales, eran objetos de carácter mágico por lo que se fabricaban con materiales naturales de origen animal debido a que supuestamente tenían la cualidad de detectar la presencia de venenos en los líquidos que se vertían en las copas, ya que la intoxicación fue uno de los métodos más utilizado para deshacerse de sus rivales o enemigos, por lo que era una buena idea poseer estas para estar seguro de lo que se bebía ya que se creía que los venenos reaccionaban con la queratina con la que el cuerno está hecho, produciendo burbujas efervescentes. Estos ejemplares realizados en cuernos de rinoceronte eran las más caras y apreciadas por su material al que además se presuponía cualidades afrodisiacas, esta vez su precio de salida se ha fijado en 22.000 euros lo supone una considerable bajada respecto la subasta de marzo, veremos si esta vez tiene más suerte, porque la pieza lo merece. Sin abandonar la sección oriental citar el lote 930, una pareja de grandes figuras de marfil, primer tercio del s. XX, con decoración pirograbada y sobre peanas de madera, con un precio inicial de 3.500 euros. Mariano Santos @AntgOln

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search