En Mercado

Segre apuesta por el arte colonial en la última subasta del año

Sobresaliente licitación la que nos presenta la sala del Viso en la que el arte colonial se convertirá en el protagonista principal del próximo 19 de diciembre. Gran acierto el de esta casa al conseguir esta extraordinaria colección. Entre los lotes más llamativos sobresale el lote 764 un baúl mundo filipino en cedro S. XVII, los baúles eran un elemento esencial en los viajeros de esta época, se trata de una pieza típica de las que viajaban en el Galeón de Manila que servían para el transporte de mercancías. Una obra realizada en Filipinas, en madera tallada de cedro, con abundante decoración vegetal en toda su superficie, y tapa abovedada, los herrajes y cantoneras en hierro forjado, la calidad de los materiales y la delicadeza de su elaboración acreditaban el rango del propietario, se utilizaba madera de cedro debido a sus cualidades para el entorno, dado que es una madera que no se pudre y evita los xilófagos por lo que servía para conservar en perfectas condiciones el material que portaba. El Galeón de Manila, conocido como la Nao de China, constituyó una línea internacional de intercambio comercial, cultural y espiritual que unió a México con Filipinas desde 1565 hasta 1815, desde México se llevaba sobre todo plata mexicana, cacao y otros productos y desde Manila marfiles, sedas, porcelanas chinas, especias, los puertos de Manila y Acapulco se constituyeron en emporios comerciales de artículos exóticos y esta pieza es una muestra de esta singular ruta colonial, ya que a través de los objetos se puede transmitir la importante riqueza material, cultural y artesanal que implicó la misma. Las dos referencias más cercanas en nuestro país en este tipo de piezas las encontramos en un baúl de nuevo mundo similar a éste, que se subastó en la sala Alcalá en su licitación de octubre de 2016, con el lote 922 (leer) y alcanzó los 16.000 euros desde su salida en 3.000 euros. Y más cercano todavía, el baúl que nos presentaba Durán en su edición de octubre de 2017 con el lote 631 (leer), una de las ventas más recordadas entre los coleccionistas por magnífico remate de 40.000 euros desde los apenas 300 en que fue tasado. Por lo tanto, los 18.000 euros en que se ha establecido este, deben ser lo suficientemente atractivos para atraer a todos esos compradores-inversores de este tipo de piezas tan codiciadas.

Con un precio bastante ajustado en 1.000 euros hemos de referirnos al 756 una arqueta de carey y plata del Virreinato de Nueva España, h 1700 con decoraciones en plata calada. Este es otro tipo de piezas que suelen ser muy atractivas para los coleccionistas, lo normal sería que este, multiplicara por 4 – 5 veces su estimación inicial.

Siguiendo la estela de este tipo de piezas coloniales destacan también en mobiliario piezas como el 746 portada de catálogo, una papelera con pie de puente en madera tallada, policromada y dorada, del Virreinato del Perú, s. XVIII, tallado profusamente decorado con motivos vegetales, florales y su salida se ha establecido en 70.000 euros, un precio que pese a su indudable calidad quizás sea demasiado alto. O el 768, un bargueño colonial realizado en carey rojo, madera ebonizada y bronce, del Virreinato de nueva España, ffs s. XVII, con capilla central con una escultura de niño hindú, con cajones decorados con espejos ovales e incrustaciones de nácar, habiéndose fijado la cantidad de 24.000 euros de precio inicial, en el que se plasma este eclecticismo del que hemos hablado, en los materiales, el nácar y el carey provenían de Manila, el diseño del mueble típico de los bargueños europeos y la figura de un niño hindú en el centro.

Otro lote interesante es el 748, un biombo de cuatro hojas en cuero repujado, policromado y dorado posiblemente Virreinato Nueva España S. XVIII, con decoración vegetal, floral y con niños alados, el origen de estas piezas es chino, y data del s. VIII, y posteriormente los japoneses lo adoptaron dándoles el nombre de byo-bu qu significa protección del viento, se ha tasado en 15.000 euros. No podemos olvidarnos del 765, una escultura en marfil de la Virgen del Pilar, s. XVII, con restos de policromía y dorado, con corona de plata con precio inicial de apenas 4.500 euros.

Acompañando a estas piezas no podemos olvidarnos de otros lotes, que citaremos a modo de apunte, en los que merece la pena detenerse por su calidad como el lote 596 un Tankard alemán de marfil tallado y metal, del S. XIX.
con decoración de hombres a caballo luchando con leones en relieve y salida en 11.000 euros precio tal vez un tanto elevado, o un lote muy apropiado para estas fechas el 810 un Belén Napolitano formado por 15 figuras realizado en terracota, madera policromada, con ojos de pasta vítrea, s. XVIII a XX tasado en 12.000 euros. Mariano Santos @AntgOln

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search