En Actualidad

PLÁCIDO ARANGO DONA 32 OBRAS AL MUSEO DE BELLAS ARTES DE ASTURIAS

El empresario y coleccionista de origen mexicano continúa legando parte de su patrimonio a las instituciones públicas. En esta ocasión, ha cedido 30 pinturas y dos esculturas de 28 creadores fechadas entre 1485 y 1992.

Como anunció el propio Plácido Arango en ARS Magazine número 28, la cesión de parte de sus tesoros al Museo del Prado suponía, en realidad, una primera parte de su gran legado a las instituciones españolas. La segunda fase, según confesó a Fernando Rayón en la entrevista que publicamos, vendría más adelante, con una nueva donación al Museo de Bellas Artes de Asturias. Ese momento ha llegado y el empresario asturiano de origen mexicano ha dado a conocer la treintena de obras donadas de, entre otros, Juan van der Hamen, Luis de Morales, Valdés Leal, Millares o Canogar.

La Junta de Gobierno del museo que recibe los nuevos fondos anunció el pasado 24 de enero que aceptaba la propuesta de donación, con derecho a usufructo vitalicio, de 32 obras maestras de Plácido Arango. Cada una de ellas pertenece a un artista distinto, salvo Correa de Vivar, del que se aporta una pareja de tablas sobre la Pasión de Cristo.

La donación cubre parte de la historia del arte español de los siglos XV al XX; un relato que se inicia con una Tabla del Nacimiento de la Virgen (tabla de Adanero), pintada por el círculo de Diego de la Cruz en torno al 1485, y finaliza en 1992, con la escultura de Juan Muñoz titulada Balcón con dos figuras. Entre medias, obras maestras de Juan de Juanes, Juan Pantoja de la Cruz, Rodrigo de Villandrando, Jerónimo Jacinto Espinosa, Antoni Tàpies, Eduardo Arroyo y Darío Villalba. Todos ellos, hasta sumar 18, se incorporan por vez primera a las colecciones del museo asturiano, de modo que se cubren varias lagunas existentes en los fondos de la institución.

Otros maestros como Correa de Vivar, Zurbarán, Gutiérrez Solana y Zuloaga vienen a reforzar su representación en la colección del museo. A ellos se suman autores modernos como Esteban Vicente, Pablo Palazuelo y Cristina Iglesias (su pieza de hierro y hormigón pintado Sin título es la única escultura donada, junto a la de Muñoz).

Es importante destacar el estado de conservación de todas las obras regaladas, así como el hecho de que un número importante de ellas fue recuperado en su día por Placido Arango para el patrimonio español. Algunas tablas permanecían en colecciones extranjeras y el empresario las adquirió para devolverlas al lugar donde nacieron. A partir de ahora, podrán verse en el Museo de Bellas Artes de Asturias y serán accesibles a todo el público. Entre la primavera y el otoño de este mismo año, se organizará una exposición con parte de estos nuevos fondos, una muestra que irá acompañada de la edición de su correspondiente catálogo y la celebración de un ciclo de conferencias.

La donación de Plácido Arango Arias al Museo de Bellas Artes de Asturias está dedicada a la memoria de sus padres: Jerónimo Arango Díaz y María Luisa Arias Fernández, de origen asturiano. Las 29 piezas cedidas de forma altruista se suman además a Automne Basque, de Darío de Regoyos, que el coleccionista ya regaló en 2007.

El director del museo, Alfonso Palacio, se mostró entusiasmado por la cesión y por la “extraordinaria generosidad” de Arango, que ha planteado en todo momento una donación sin contrapartidas. No obstante, el Consejero de Educación y Cultura del Principado de Asturias y Presidente de la Junta de Gobierno, Genaro Alonso, ha propuesto nombrarle Patrono de Honor de la institución. SGM

Puede consultar la relación de obras cedidas por Plácido Arango al Museo de Bellas Artes de Asturias aquí.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search