En Actualidad

Los Uffizi, un poco más cerca

La pinacoteca florentina pone a disposición de sus visitantes una visita virtual a través de las salas correspondientes al Corredor de Poniente, gracias a la cual pueden admirarse, aunque sea desde la distancia, algunas de las obras maestras de la pintura veneciana del siglo XVI.


Desde que se implantó el confinamiento a causa de la pandemia del Covid-19, han sido muchas las iniciativas, y de muy diversa índole, que los museos de todo el mundo han puesto al alcance de sus añorados visitantes. Hoy os mostramos la propuesta que, desde Italia, lanza una de sus instituciones más representativas: le Gallerie degli Uffizi.

Gracias a la colaboración de la pinacoteca con la Opera Laboratori Fiorentini, Audio Guide Gestione Multiservizi y Reiview, desde su página web se puede acceder a un completo tour virtual (pincha aquí) por algunas de sus salas: aquellas correspondientes al Corredor de Poniente, también conocido como «Galería de las dinastías». Este ámbito fue restaurado y reacondicionado el pasado 2019 y en las nueve estancias en las que se distribuye (y que tienen como nexo de unión la mencionada galería), se disponen algunas de las mejores pinturas venecianas del Cinquecento que atesoran los Uffizi.

El edificio fue construido en 1560 por iniciativa de Cosme I de Medici, gran duque de Toscana. El encargo corrió a cargo del arquitecto, pintor y tratadista, Giorgio Vasari (1511-1574), quien dispuso el conjunto en forma de U y lo unió, a través de un largo corredor que cruzaba el río Arno, con el Palazzo Pitti. Este edificio, concebido en origen para albergar las estancias administrativas y judiciales de Florencia (de ahí su nombre «Uffizi-Oficios»), pronto comenzó a albergar las espléndidas obras de arte de la familia Medici. Esta se vio incrementada en 1634 con la unión del gran duque Ferdinando II y Vittoria della Rovere, última descendiente de los duques de Urbino. Gracias a este matrimonio, quedaron unidas las colecciones de arte de los Medici y los Urbino y por ello hoy cuelgan de los muros de los Uffizi, entre otros, la Venus de Urbino de Tiziano.

La «Galería de las dinastías» está dedicada precisamente a estos grandes protagonistas, desde los retratos de Cosme de Medici de Pontormo (1519-1520) y Lorenzo el Magnífico de Vasari (1534); hasta los soberbios Duques de Urbino de Tiziano (hacia 1537); para finalizar con un retrato infantil de Vittoria della Rovere de Tiberio Titi (hacia 1625). En las siguientes estancias descubriréis algunas de las pinturas que nunca faltan en los manuales de historia del arte –además de la Venus de Urbino– debidas a Veronés o Tintoretto, si bien el gran protagonista es Tiziano. Pero más que describíroslas aquí, os animamos a que las descubráis por vosotros mismos y os detengáis en aquellas que más os fascinen.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search