En Actualidad

Detalle de Rama 17. José Manuel Ballester

LAS INTIMISTAS RAMAS DE JOSÉ MANUEL BALLESTER

La pintura oriental, sobre todo la china y la japonesa, ha ejercido una gran fascinación entre los artistas plásticos europeos y norteamericanos, atraídos por la armonía de los elementos en la pintura de paisajes y de naturaleza porque en la tradición de la pintura china y algo menos en la japonesa llegan a ser una expresión noble, que no busca el mimetismo ni la imitación exacta de la realidad como suele ocurrir en la estética occidental.

José Manuel Ballester (Madrid, 1960), pintor y fotógrafo de amplia trayectoria nacional e internacional, siempre se ha sentido atraído por la esencialidad oriental, rasgo que se refleja en su obra plástica, independientemente de la técnica que aborde, ya sea la fotografía, la pintura, el grabado o el dibujo. Ahora, la Galería Tiempos Modernos (Arrieta, 17. Madrid)  presenta un conjunto de doce dibujos en mediano-gran formato, bajo el título Ramas,  donde el artista madrileño maneja con precisión el pincel y la tinta china sobre un papel de gramaje alto y delicada textura, que ha ido realizando en los dos últimos meses, fruto de su inspiración al plasmar esa serie de ramas desnudas, sin flor, que los vientos dejaron a su paso por Madrid en el período invernal. La muestra permanecerá abierta hasta finales de mayo y posteriormente otros dibujos de esta serie serán expuestos en Toronto (Canadá).

En la docena de dibujos de Ballester, colocados en el salón perimetral de Tiempos Modernos, excepto el del escaparate- en el que proyecta ligeras sombras en gris al negro y blanco que predomina en todos ellos-,  y un par en la escalera de subida al primer piso, las ramas verticales, horizontales, bien suspendidas o en ligero movimiento, se observa una gran sobriedad en los trazos, dominio del pincel y un rigor compositivo que confieren limpieza a todos ellos. Cada uno de ellos son haikus plásticos, sutiles y evocadores de un mundo intimista, que también ha cultivado en la pintura y ha alternado en sus fotografías, desde la espectacularidad de las ciudades chinas en transformación a la rehabilitación del Rijksmuseum de Amsterdam o  el despojamiento de sus imágenes en Museos en blanco, en Ivory Press o el más reciente en su singular Jardín de las Delicias de El Bosco y otras obras maestras de la pintura, siempre sin personajes, por citar algunos de sus últimos trabajos, levemente influido por la concepción de Confucio.

En las últimas creaciones de José Manuel Ballester, que goza de un gran reconocimiento a su labor artística, tanto por los prestigiosos premios recibidos, su presencia en las colecciones de museos de arte contemporáneo y fundaciones de numerosos países y su participación en las ferias de arte más importantes, late una memoria visual que sintetiza y tiende al minimalismo. Sigue experimentado en diferentes territorios plásticos, y en estos dibujos de naturaleza capta lo esencial, aquello que emociona al espectador: plasma la simplicidad de la belleza tras la contemplación de lo que la naturaleza le ofrece y él proyecta en el papel su emoción y una concepción de su universo. Julián H. Miranda

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search