En Uncategorized

La pintura de José Jesús Lorenzo en La Puerta Gótica 

La Puerta Gótica, sala de exposiciones del Colegio Mayor Belagua en Pamplona, acoge la exposición Claroscuro, un diálogo entre los dos focos de la creatividad de José Jesús Lorenzo: el diseño de moda y la pintura. Con una especial atención al último, expone su discurso artístico expresado en esas pinturas, que rondan la idea de la oscuridad o luminosidad del alma humana.


Aunque se le conoce más por el diseño de moda en peleteria, José Jesús Lorenzo estudió Bellas Artes en Zaragoza. Sin abandonar el dibujo y la pintura, proyectó su carrera en la moda de piel al ámbito internacional, alcanzando un reconocimiento considerable. Sus creaciones han protagonizado desfiles en las pasarelas de Cibeles, y a su peletería Groenlandia en Pamplona llegan clientes de Nueva York, Montreal, Dubai o Hong Kong. Ahora, rescata de su estudio algunas pinturas y las pone en diálogo con sus abrigos en lo que será su primer proyecto expositivo en solitario.

El título de la muestra tiene su explicación, él mismo confesó que “Cuando empecé a pintar esta colección de cuadros, estaba basado todo en el contraluz. Me impresionaba ver que, para poder distinguir lo que era lo claro y lo oscuro, me tenía que poner siempre a la sombra con una cámara, si quería hacer alguna fotografía. Entonces me fui dando cuenta de lo que era el ser claro y el ser oscuro. Eso me llevó a unas reflexiones espirituales bastante más grandes”. Con esto último se refiere a la luz y la oscuridad dentro del alma humana y fuera en el entorno. “Mirando la luz estoy viendo todo lo que Dios ha creado en la vida y en este mundo. El claroscuro no solamente está en la suciedad de las personas que quieren engañar a otras, ni solamente en el paisaje. Lo que cada hombre quiera ver tiene que ser claro u oscuro. Si se queda en el oscuro, es una desgracia. Si se queda en el claro, tiene que trabajar para encontrar la verdad”.

Las prendas que se enfrentan a estos lienzos fueron diseñadas por él y su hijo Jesús. Básicamente consistió en pintar estas pieles como si de cuadros se trataran. “Hay prendas que están diseñadas por mí, y otras por mi hijo Jesús. Todas están pintadas por mí: es una técnica especial que inventé. Pintar en las prendas es para demostrar que la peletería no es una artesanía, sino un arte que se hace artesanía. Y la pintura no es un arte, sino que también es artesanía, porque, si no pones voluntad en hacer algo sólido, no hay arte. Cualquier cosa puede ser arte –un brochazo, tirar un cubo de pintura sobre cualquier cosa y emborronarlo con cualquier otra-, si tiene estilo y clase, pero realmente eso se ha hecho para demostrar que el arte es artesanía y la artesanía es arte”.

Hasta el 10 de octubre de 2018

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search