La colección contemporánea del Banco de España, en Bruselas

La colección contemporánea del Banco de España, en Bruselas

Cerca de 40 obras componen (Un)common Values, una muestra organizada en el Banco Nacional de Bélgica con la que celebra sus 50 años como coleccionista institucional. Artistas de la talla de Wolfgang Tillmans, Helena Almeida, Candida Höfer o Daniel García Andújar participan del recorrido, integrado por fondos de ambas entidades públicas.

Vista de sala de la exposición (UN)COMMON VALUES celebrada en el Banco Nacional de Bélgica. Fotografía: Patrick Van Den Branden XIII.

Es la primera vez que ocurre: que parte de las obras maestras del Banco de España se expongan en suelo belga. Sin embargo, se trata de la segunda experiencia del Banque Nationale de Belgique colaborando con otro entidad bancaria del Eurosistema. Ya en 2019 consiguió reunir un importante patrimonio cultural en Building a Dialoge, entonces junto al Deutsche Bundesbank. Ahora le ha tocado el turno a nuestra institución española, que desde 2021 parece dispuesta a mostrar al público sus ricos fondos artísticos (incluso a nivel internacional). La ocasión, desde luego, lo merece. (Un)common Values. Two Corporate Collections of Contemporary Art se ha organizado para conmemorar el medio siglo de actividad coleccionista del banco belga, razón por la cual las comisarias Yolanda Romero –conservadora del Banco de España– y Anne Bambynek –su homóloga en Bruselas– han reunido en un mismo espacio destacadas piezas contemporáneas procedentes de sendas colecciones.

La muestra tiene como escenario el patio de operaciones de estilo modernista renovado recientemente dentro del edificio bruselense. De este modo, la visita ofrece un doble aliciente: por un lado, conocer trabajos que rara vez se exponen al público, y por otro, pasear por el interior del palacio situado en el bulevar Berlaimont.

La primera obra que da la bienvenida al visitante es una instalación de la joven artista Olivia Hernaïz. Una pieza titulada All About You donde el espectador puede tumbarse sobre la mesa de masajes y disfrutar de unos momentos de relax envuelto en una especie de biombo lleno de manos mientras escucha una grabación.

No es casualidad que sea precisamente ella quien abre la exposición, pues esta creadora nació en Bélgica pero tiene ascendentes españoles (su abuela huyó de la Guerra Civil). El binomio perfecto, por tanto, para iniciar un recorrido conjunto por las últimas cinco décadas de creación española y belga.

(Un)common Values pretende poner de relieve esos valores comunes que hermanan a ambas naciones, además de reconocer el valor intrínseco del arte. Al mismo tiempo, desea mostrar las diferentes generaciones y movimientos culturales de un mundo caleidoscópico que cambia de forma vertiginosa.

Olivia Hernaiz. All About You. Instalación. Fotografía: SGM

LA VISITA OFRECE UN DOBLE ALICIENTE: POR UN LADO, CONOCER TRABAJOS QUE RARA VEZ SE EXPONEN AL PÚBLICO, Y POR OTRO, PASEAR POR EL INTERIOR DEL RENOVADO EDIFICIO.

Vista de sala de la exposición (UN)COMMON VALUES celebrada en el Banco Nacional de Bélgica. Fotografía: Patrick Van Den Branden XIII.

Las obras aquí presentes se reparten entre tres ámbitos: Matters of Exchange ahonda en el arte como portador del deseo con obras de Gusmão y Paiva o Aleix Plademunt; I Contain Multitudes incluye piezas de Emilio López-Menchero, Eulália Valldosera o Paul Duhem que investigan conceptos más relacionados con la diversidad y la inclusión; finalmente Paix/Prix, fija su mirada en temas desafiantes que se vinculan de alguna manera con la necesidad de seguridad en un banco, como ese gran mural de Daniel García Andújar donde indaga en la falsificación de billetes de pesetas.

Entre los artistas presentes, autores internacionales como Wolfgang Tillmans, Candida Höfer o Jonathan Monk, a los que se suman nombres españoles como Rogelio López Cuenca, Bleda y Rosa, Cristina Iglesias o Sara Ramo. Todos ellos conviven con los trabajos de los creadores belgas que atesora la institución sede de la muestra: Michaël Borremans, Peter Buggenhour, Carmen Dionyse y Emmanuel Van der Auwera, entre ellos.

Lo cierto es que apenas se muestra un 1% de los fondos del Banco Nacional de Bélgica, que posee más de 2.000 obras de arte. Adquirió su primera pieza en 1972 y desde entonces no ha dejado de apostar por los autores nacionales –también los internacionales–, contribuyendo al patrimonio del país. Sigue así la estela del Banco de España, cuyo mecenazgo se remonta 240 años atrás. En su caso ha conseguido reunir más de 4.000 pinturas, dibujos, grabados, esculturas y fotografías, además de una buena selección de artes decorativas. Su interés y defensa del arte especialmente español le ha llevado a atesorar piezas que abarcan desde finales del siglo XVI hasta el XIX; también una sección contemporánea que todavía sigue creciendo.

Según Pierre Wunsch, gobernador del Banco Nacional de Bélgica, esta exposición supone un “intercambio cultural poco común entre bancos centrales que tiene un gran valor”.

Por su parte, Pablo Hernández de Cos, su homólogo del Banco de España, celebra poder seguir dando pasos en la difusión de los tesoros españoles. “Tras la inauguración de la nueva Sala de Exposiciones en nuestra sede de Madrid, una forma lógica de ampliar la proyección de nuestra colección artística era embarcarnos en una iniciativa internacional (…) Esta es una de las mejores muestras de la pervivencia del espíritu que dio lugar al Eurosistema”.

(Un)common Values es una muestra que funde dos mundos tan diferentes como el cultural –creativo– y el financiero (más económico e institucional). Cuenta con el apoyo de la Embajada de España en Bélgica además del Instituto Cervantes de Bruselas y podrá verse hasta el 18 de septiembre. Sol G. Moreno

João Maria Gusmão y Pedro Paiva. Mercurio. 2009. Impresión cromogenética en color. Colección Banco de España. © BDE/Joâo Maria Gusmâo and Pedro Paiva Fotografía: Fernando Maquieira.