En Actualidad

Jaime Botín cede parte de su colección al Centro Botín de Santander

La última sede inaugurada de la Fundación Botín tendrá una colección permanente gracias a la donación de uno de sus patronos, Jaime Botín. La selección, que puede visitarse desde el 23 de junio, incluye obras de Henri Matisse, Francis Bacon, Juan Gris, Joaquín Sorolla, Daniel Vázquez Díaz, Isidre Nonell, José Gutiérrez Solana y Pancho Cossío.


Es un conjunto de obras maestras del siglo XX que reunidas en una sala exclusiva han adoptado el título de Retratos: Esencia y Expresión y se puede ya visitar desde el sábado 23 de junio. Para el mantenimiento de estas piezas, el donante aportará 1 millón de euros adicionales cada año. Esta suma se empleará también para continuar la labor artística y social del Centro Botín.

En el acto de presentación el pasado viernes estuvieron presentes el director general de la Fundación Botín, Iñigo Sáenz de Miera; el director artístico del Centro Botín; y María José Salazar,  miembro de la Comisión Asesora de Artes Plásticas de la Fundación Botín y experta en arte del siglo XX.

Las obras expuestas son: Femme espagnole (1917) de Henri Matisse; Self Portrait with injured eye (1972) de Francis Bacon; Arlequín (1918) de Juan Gris; Al baño. Valencia (1908) de Joaquín Sorolla; Mujer de rojo (1931) de Daniel Vázquez Díaz; Figura de medio cuerpo (1907) de Isidre Nonell; El constructor de caretas (1944) de José Gutiérrez Solana y Retrato de mi madre (1942) de Pancho Cossío.

Se han distribuido en una nueva sala que cuenta con textos introductorios y explicativos redactados por María José Salazar. El recorrido lo abre Figura de medio cuerpo de Nonell, y lo cierra Self Portrait with injured eye, de Francis Bacon.

Lo más destacado de la colección es el amplio abanico de estilos presentes: el modernismo con Nonell, el fauvismo con Matisse, el cubismo con Juan Gris, la figuración lírica con Cossio, el realismo con Solana, el neocubismo con Vázquez Díaz, el iluminismo postimpresionista con Sorolla o la nueva figuración, de fuerte carácter expresionista, de Bacon.

Las obras seleccionadas presentan tres rasgos comunes que definen y personalizan el conjunto: máxima expresión a través del color y la luz, utilización de la figura como medio de comunicación e hilo conductor y, por último, el retrato, que constituye la esencia del conjunto.

Esta donación coincide con el primer aniversario del edificio, cuya labor social ha sido fructífera en cuanto a su misión: despertar la actitud y la capacidad creadora, facilitando a todos los públicos el acceso y la convivencia con las artes, utilizando su enorme potencial para desarrollar su inteligencia emocional y su creatividad.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search