En Actualidad

Gigapixel, la nueva iniciativa del Reina Sofía para explorar sus colecciones con resolución ultra-HD 

El museo madrileño presenta, con el apoyo de Telefónica, un proyecto que permite observar las obras de sus fondos con una precisión que escapa al ojo humano, además de ofrecer imágenes ultravioleta y con luz infrarroja. De momento, ya se pueden descubrir en su web algunos trabajos de María Blanchard, Dalí, Miró, Picasso o Solana, pero habrá muchos más.   


¿Hay algo que pueda suplir la contemplación directa de la obra de arte? Precisamente se lo preguntábamos hace unas semanas a varios directores de museos como Manuel Borja-Villel (Reina Sofía) y Miguel Falomir (Prado). Ambos estaban de acuerdo en que la visión de un cuadro en persona era “una experiencia única e insustituible”, pero también mantenían que las tecnologías eran una herramienta fundamental para obtener una percepción más “enriquecedora”.

“Creo que no debe de haber rivalidad sino complementariedad entre los diversos modos de apreciar una obra”, decía entonces Borja-Villel. Y es que, si un robot de ultimísima generación puede ofrecer detalles minúsculos de los cuadros con su zoom de gran definición, ¿por qué conformarnos solo con lo que observa el ojo humano?

En esa línea de apuesta tecnológica, el Museo Reina Sofía ha presentado su proyecto Gigapixel. Se trata de una iniciativa que desde hoy puede consultarse en su página web, en un apartado propio, donde el público puede descubrir todos los detalles de una selección de obras permanentes del Centro de Arte madrileño.

Imágenes en ultra-HD, fotografías infrarrojas e imágenes radiográficas, junto a una ficha explicativa, contribuirán seguramente a redescubrir estas pinturas: cambios de composición, restauraciones sucesivas, bocetos… En una nueva mirada, a pesar de haberlas visto decenas de veces en sus salas.

El ‘protagonista’ de este proyecto es un robot de ejes cartesianos dispuesto en paralelo a un metro de distancia del cuadro, que permite barridos con diferentes sensores y cámaras, proporcionando una serie de imágenes ensambladas (a partir de millones de fotografías). Es un dispositivo controlado por ordenador que posee las más novedosas tecnologías y se desplaza delante de las obras con una precisión de 25 micras.

De esta forma, permite acercar con minuciosidad al espectador la técnica del artista, al tiempo que documenta con exactitud el estado de conservación de la capa pictórica. Asimismo, la luz visible lateral acerca la trama de la tela, mientras que el estudio con infrarrojos muestra los posibles dibujos subyacentes e inscripciones ocultas.

Este proyecto supone la continuación de un trabajo semejante desarrollado en 2017, también con el apoyo de Telefónica: Repensar Guernica. Historia y Conflicto del siglo XX. El collage de Picasso fue uno de los primeros cuadros que se estudiaron en profundidad gracias a la tecnología gigapixel. El éxito fue tal, que sus promotores decidieron realizar estos mismos estudios sobre otras grandes pinturas pertenecientes a la colección. Mujer con guitarra (1917) de Maria Blanchard, Autorretrato cubista (1923) de Salvador Dalí, El gitano (1915) de Robert Delaunay y Un mundo (1929) de Ángeles Santos son algunas de las obras que se han presentado hoy en la web.

También puede contemplarse por vez primera y en alta definición Natividad (1947) de Wifredo Lam, Los fumadores (1923) de André Masson, La tertulia del Café de Pombo (1920) de José Solana y Mujer, pájaro y estrella –Homenaje a Picasso– (1966-1973) de Joan Miró.

 

De este último, por ejemplo, se explica que la macrofotografía con luz visible permite apreciar la riqueza técnica del artista, así como un proceso de ejecución en dos fases: una inicial en la que traza los contornos negros, y otra posterior en la que trabaja los campos de color. Al parecer, Miró dio por finalizado este lienzo justo el día que Picasso murió, de ahí el subtítulo que figura en el reverso del cuadro.

Jorge García Gómez-Tejedor, responsable del Área de Conservación y Restauración del Museo Reina Sofía, considera que “el que este proyecto vea la luz, va a suponer un acicate más para seguir profundizando en la investigación técnica sobre el conocimiento de las obras, esencial para mejorar nuestros criterios de actuación para preservar y mostrar nuestras colecciones y permitirá al público explorarlas desde una nueva perspectiva”.

A esta selección de obras ahora presentadas en Gigapixel se irán incorporando, de manera paulatina, piezas de otros artistas como Sonia Delaunay, Maruja Mallo o Fernand Léger. Porque de momento, y con los museos cerrados, toca disfrutar de las obras desde una nueva perspectiva. SGM

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search