En Mercado

FERIARTE apuesta de nuevo por Sorolla

La feria, que abrirá sus puertas el próximo sábado en IFEMA, celebra su 41º edición con su habitual oferta de maestros clásicos y modernos, mobiliario, joyería y arqueología. Este año destaca una pintura del autor valenciano que se vende por 530.000 euros.


El pabellón 3 de IFEMA volverá a acoger la feria de arte y antigüedades más longeva de la capital. FERIARTE reúne, del 18 al 26 de noviembre, una amplia oferta de pinturas, esculturas, mobiliario y joyas de un total de 80 anticuarios y galerías de arte, que una vez más acuden a la cita para ofrecer la mejor oferta a los coleccionistas.

En esta 41º edición, las obras más caras se condensan en el sector actual –un año más Sorolla lidera la oferta–, demostrando así la capacidad de adaptación de una feria que nació en 1974 con la intención de crear un punto de encuentro para las antigüedades, y ha sabido ampliar su oferta hacia la joyería, el diseño y el arte moderno. Niño en la playa. Valencia (1920) de Joaquín Sorolla se vende en Lorenart por 530.000 euros, una de las cifras más elevadas que podremos encontrar este año. La galería madrileña todavía ofrece una segunda pintura del valenciano, titulada Isabelita y Thor (1893).

Un segundo artista contemporáneo, esta vez vivo, se vende también por un precio de seis cifras. Irene VIII de Manolo Valdés es la pieza estrella de Galería Hispánica, que pide 150.000 euros por ella. Completa el stand con autores del siglo XX como Xavier Mascaró, Mel Bochner, Miquel Barceló, Rafael Barrios y Antoni Tàpies.

Entre la oferta clásica, cabe mencionar un retrato del holandés Jacob van der Merck, célebre por pintar personajes de la alta sociedad a tamaño natural con gran dignidad y grandeza. Lo vende Soraya Cartategui Fine Art por cerca de 20.000 euros. Por su parte, Palau Antiguitats repite en FERIARTE con una selección de maestros antiguos, Domingo Ram entre ellos, de quien exhibe una Pareja de ángeles con atributos de la Pasión fechada hacia 1477. Goya está igualmente presente, gracias al aguafuerte y aguatinta sobre papel verjurado Hilan delgado.

En el apartado de mobiliario, los coleccionistas pueden escoger entre objetos de autor del siglo XX, como portones o columnas, hasta artículos de decoración exclusivos como candelabros, espejos, jarrones o lámparas de diferentes épocas y estilos.

Antigüedades Aldaba, por ejemplo, presenta un singular mortero del periodo Seldjoukide, de Irán, del siglo XIII, mientras Miguel Arruda ofrece una extraña caja de oficina con decoración mogol y embutidos en marfil procedente de India (siglo XVII). Fernández Verín compone su stand con su habitual repertorio de objetos rústicos gallegos, como un estanque de granito del siglo XVI-XVII. Caballo caminando de la dinastía Han china (206 a.C. – 220 d.C.) puede verse en Jesús Vico y adquirirse por 35.000 euros. Una amplia oferta, por tanto, que se dirige a todo tipo de públicos y bolsillos.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search