En Mercado

Feriarte 2018, pasión por los grandes maestros españoles

Cerca de 90 anticuarios y galeristas presentan, por 42º año consecutivo, la mejor oferta de arte, arqueología, mobiliario y joyería, del 17 al 25 de noviembre. Este año destaca un cuadro millonario de Goya, La Primavera de Romero de Torres que cuesta 642.000 euros y varias pinturas de Sorolla, entre ellas Rocas de Jávea y Cabo de la Nao con un precio de 350.000 euros.


La feria más longeva de la capital regresa al pabellón 3 de IFEMA cargado de nombres propios patrios. El Greco, Goya, Romero de Torres, Fortuny o Dalí son algunos de los autores que destacan en la presente edición de FERIARTE, donde por supuesto no falta Sorolla, el pintor que más interés ha suscitado en las dos últimas ediciones (el año pasado sus obras coparon el topfive de las más caras y en 2016 Gothsland presentó una pintura suya oculta durante 100 años).

Fiel a su espíritu multidisciplinar, la feria celebra su 42º edición con el optimismo y la tranquilidad que le dan sus más de cuatro décadas de andadura. Su capacidad para abrir cada año la horquilla de piezas ofertadas –y consecuentemente los potenciales clientes– , así como el comité de selección compuesto por más de 40 especialistas, le proporcionan una garantía de éxito, calidad y autenticidad.

Como todos los años, la feria muestra una amplia oferta de arte y antigüedades, además de joyas, mobiliario y, últimamente también, creaciones contemporáneas (esta vez se exhibe una obra de Damien Hirst). Durante una semana, IFEMA se convierte en un espacio donde confluyen vasos canopos y bustos romanos con muebles art nouveau, diamantes de 18k, perlas naturales art decó, porcelada china… Y cómo no, pintura, donde destaca la presencia de los creadores nacionales, desde Valdés Leal, Goya o Picasso a Saura, Tàpies o Barceló. Un totum revolutum sorprendentemente ordenado donde el coleccionista o aficionado al arte encontrará cualquiera de las disciplinas de casi cualquier periodo.

Los 642.000 euros que pide Lorenart por La primavera de Romero de Torres podrían convertir esta obra en la más cara de la feria, con el permiso de Goya.

Del 17 al 25 de noviembre, decenas de anticuarios y galeristas ofrecerán la mejor selección de piezas. Librería Anticuaria Astarloa, por ejemplo, ofrece en su stand un óleo sobre lienzo de Francisco de Goya y Lucientes. San Ignacio de Loyola, fechado hacia 1775, fue pintado para Juan Ignacio Ezcurra (1750-1827) y representa al santo de medio cuerpo, girado hacia su derecha pero mirando al espectador. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 2015 y por tanto es inexportable. Aunque el precio no ha trascendido, la galería sí que han confirmado que alcanza las siete cifras.

Segundo nombre propio: Sorolla. Decíamos antes que su presencia se ha dejado sentir con fuerza en las últimas ediciones de la feria, por eso Sala Nonell apuesta por su pintura y ofrece Fuenterrabía (1890), una obra que ya estuvo expuesta en el I Salon du Connaisseur. Pero este no será el único cuadro del autor valenciano que se podrá ver en la feria, ya que Art Petritxol y Victoria Petruk también presentan obras suyas. La primera exhibe Catacumbas en Roma, una escena bastante oscura que el autor de la luz dedicó a su maestro Francisco Pradilla en 1885, mientras que la segunda cuelga en su stand otra composición posterior: Rocas de Jávea y Cabo de La Nao (1905). Quien la quiera, tendrá que pagar los 350.000 euros que cuesta.

Un tercer nombre especialmente querido por los coleccionistas puede verse en FERIARTE. Julio Romero de Torres y su Primavera (1925). Los 642.000 euros que pide Lorenart podrían convertir esta obra en la más cara de la feria, con el permiso de Goya.  Esta galería también muestra obras de Isidro Nonell –Gitana, por 340.000 euros–, y Emilio Grau Sala (Fiesta). 

Caminando en el tiempo, y en el espacio de la feria, llegamos al siglo XX. Cabe destacar una pintura al óleo sobre arpillera del artista español Manolo Valdés ejecutado en 2005, cuyo precio es 150.000 euros. Se puede encontrar en la Galería Hispánica, habitual de la feria y habitual con su oferta de piezas del autor. A este retrato se suma un collage inédito del británico Mel Bochner –45.000 euros– y una escultura en acero lacado de Rafael Barrios, cuyo precio es de 20.000 euros.

La galería Aleseide, por su parte, participa por cuarto año consecutivo con una oferta centrada en la pintura y escultura moderna de nuestro país: Chirino, Pablo Serrano, Saura o Bernardí Roig. Tras los buenos resultados de las ediciones anteriores, Ignacio Gutiérrez espera vender todo lo que lleva a Ifema. Este año, su gran apuesta es un Árbol de acero corten pintado que Eduardo Negret hizo en 1984, aunque no faltan varias litografías de Chillida –cuestan 5.000 euros cada una– y una Crucifixión de Saura que vende por 21.000 euros.

En el campo de la Arqueología destacan varias piezas de hace más de 2.500 años. Ars Histórica Arqueología, por ejemplo, ofrece un vaso canopo de alabastro jaspeado con tapadera en forma de cabeza del babuino Hapi para Nefer-Rouou. La pieza, que data de la dinastía XXVI egipcia –664-525 a.C.– es una de las más antiguas de la feria, está decorada con seis columnas jeroglíficas y cuesta 9.000 euros. También cabe mencionar una estatua romana de Júpiter hecha en mármol blanco, donde el dios aparece de pie, ataviado con una túnica, junto a un águila (se ofrece por 12.000 euros).

De época griega es la crátera de columnas que representa a Hefesto regresando al monte Olimpo –hacia 430 a.C.– que exhibe en su stand J. Bagot Arqueología. Procede de una colección particular francesa y es la primera vez que se ofrece en España. Entre las muchas obras que integran este apartado de culturas antiguas, cabe mencionar también un busto de mármol de una reina lagosa disfrazada de Isis; mide 15,3 cm, pertenece al periodo Ptolemaico –siglo II-I a.C.– y puede verse en Plektron Fine Arts.

Este año, además, FERIARTE se ha animado a lanzar su tienda digital en eBay, la plataforma global de comercio electrónico. De este modo, ofrece a los expositores del salón un canal de venta online. Una prueba más de que la feria se adapta a los tiempos, aunque la esencia se mantenga. Sol G. Moreno

  • El domingo 18 de noviembre, a las 13.00 horas hay una conferencia titulada El coleccionismo privado: impulsor del patrimonio artístico español, a cargo del catedrático Martín Almagro y Pilar Ponce.
Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search