En Actualidad

El Museo Thyssen de Madrid homenajea al Barón en el centenario de su nacimiento

El 8 de octubre de 1992 se inauguraba en Madrid el Museo Thyssen-Bornemisza.  Lo hacía con la presencia de los reyes y tras unas arduas negociaciones con el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, poseedor hasta entonces de la colección de arte privado más importantes del siglo XX.  Ahora que se cumple el centenario de su nacimiento, la institución ha decidido homenajearlo con un completo programa de exposiciones en las salas de la colección permanente, así como de actividades complementarias, que se desarrollarán durante 2021.


La vida de Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza (Scheveninguen, La Haya, Holanda, 1921-San Feliu de Guíxols, España, 2002) estuvo vinculada con el mundo del arte desde su nacimiento. Heredero junto a sus hermanos de un multimillonario imperio industrial alemán, fue su padre, Heinrich Thyssen (1875-1947), quien le inició en el mundo del coleccionismo. Aunque poseyó obras antiguas de incalculable valor, a este le interesó especialmente la escultura, con August Rodin como gran protagonista, a quien conoció personalmente y a quien encargó siete esculturas de mármol, cuatro de las cuales pueden verse hoy en el museo madrileño. Su hijo se decantó primero por la pintura antigua y se propuso mantener unida la colección paterna, formada por 525 piezas, en su célebre residencia Villa Favorita (Lugano).

El deseo del Barón por cumplir el sueño de su padre de crear una pinacoteca accesible al público con el apellido familiar le llevó a sumergirse aún más en el coleccionismo. Primero compró a sus hermanos algunas de las pinturas que estos habían heredado y, a partir de 1956, expandió su colección no solo en volumen sino también en un arco cronológico que le hizo llegar hasta el impresionismo y las vanguardias del siglo XX. El resultado ya lo conocemos, una deslumbrante colección –la más importante de las creadas en el siglo XX– con nombres que van desde Duccio y Van Eyck, pasando por Durero o Caravaggio hasta llegar a Monet, Mondrian, Klee y Hopper.

Las arduas negociaciones para que esta viniese a nuestro país dieron sus frutos en 1988, cuando se consiguió que parte de esta –un total de 775 obras– recabase en régimen de alquiler. Un año después de su inauguración fue adquirida por el Estado español. En este proceso fue clave el papel de su esposa, Carmen Cervera, que contribuyó decisivamente a que este llegase a buen puerto.

Ahora, cuando se cumple una centuria del nacimiento del Barón, el  Museo Thyssen-Bornemisza lo homenajea con un amplio programa de exposiciones y actividades que se prolongarán durante todo 2021. Además, el 13 de abril, el día de su nacimiento, la entrada será gratuita.

En puridad, la efeméride comenzó a finales de 2020 con la inauguración de la muestra Expresionismo alemán en la colección del barón Thyssen-Bornemisza, (que se podrá visitar hasta el 14 de marzo. Con ella se aborda el golpe de timón del Barón en 1961en el coleccionismo de la saga Thyssen, cuando adquirió Joven pareja de Emil Nolde, que hasta ese momento se había caracterizado por la compra de maestros antiguos.

Le seguirán Orfebrería, pinturas y esculturas en la colección del barón Thyssen-Bornemisza (16 marzo de 2021-23 de enero de 2022), en la que se mostrará una selección de veinte obras de los siglos XVI al XVIII pertenecientes a la colección de Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza antes de que esta se dispersara entre sus herederos.

Por su parte, Pintura italiana de los siglos XIV al XVIII de la colección del barón Thyssen-Bornemisza en el MNAC (26 de octubre de 2021-9 de enero de 2022) reunirá una selección de obras de las escuelas italianas y alemanas que habitualmente se exhiben en el Museu Nacional d’Art de Catalunya(MNAC) fruto del depósito de la colección efectuado en 1993 al monasterio de Pedralbes y que desde 2004 se muestran en el MNAC.

Por último Arte americano en la colección Thyssen (23 de noviembre de 2021-26 de junio de 2022) abordará el interés del Barón desde la década de 1970 por el género, con especial atención al paisaje americano del siglo XIX. Para ello se mostrarán en la planta baja del museo en una instalación un total de 170 obras, incluidas algunas que en la actualidad pertenecen a la colección Carmen Thyssen y a la familia Thyssen.

Por lo que respecta a las actividades complementarias, hay que destacar el ciclo de conferencias sobre expresionismo alemán (20 y 27 de enero y 3, 10 y 17 de febrero), los Conversatorios educativos: el barón Thyssen-Bornemisza como coleccionista (enero-marzo de 2021), el proceso de restauración ante el público de Joven caballero en un paisaje de Vittore Carpaccio y la posterior exposición de los resultados.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search