En Mercado

Maestro de Palanquinos. Piedad, detalle. Salida: 27.000 euros. Remate: 75.000 euros

EL MAESTRO DE PALANQUINOS DA LA SORPRESA EN ISBILYA

Se vende también la pareja de retratos de Claudio Coello y el de Julio Romero de Torres

Al final, la protagonista de la licitación en la casa sevillana de Isbilya no fue la prevista (leer previos) atractiva Pareja de retratos de los Condes de Peñaflorida (O/L, 190 x 127 cm; 186) de Claudio Coello sino la tabla de nada menos que 140 x 80 cm, con una Piedad (O/T y pan de oro, 148) atribuida al Maestro de Palanquinos. La pareja de Coello se vendió finalmente a un único coleccionista interesado que ofreció los 65.000 euros pretendidos (78.650 euros, sumado ya el 21% de la comisión y los impuestos) en lo que entendemos que ha sido una buena compra, pero por la tabla tardogótica hubo varios interesados hasta hacer subir las pujas nada menos que de los 27.000 euros iniciales hasta los 75.000 (90.750 euros, precio final).

Del Maestro de Palanquinos, se sabe poco aún; Gómez Moreno y Post escribieron sobre él y le atribuyeron diversas obras en el entorno de Valladolid, Burgos, León o Palencia, hasta que González Santos (AEA, 284) en 1998 identificó a Pedro de Mayorga como el Maestro de Astorga, ampliando su radio de acción hasta Oviedo. La influencia flamenca es evidente en sus fondos de paisajes y en el detalle y cuidado de sus tejidos, pero su esfuerzo de expresión debe venir más bien de Pedro de Berruguete o, más probablemente, de Fernando Gallego. En cualquier caso, poco es aún lo que sabemos de este maestro, que debió contar con un amplio taller a tenor de las obras producidas, alguna que otra de gran envergadura. Y no sería extraño, por tanto, que pasados unos años, con los estudios más avanzados y precisos, algunas obras se ‘cayeran’ del catálogo y otras se sumasen…

La tabla que ofrecía Isbilya como ‘atribuida a’, no sigue especialmente de cerca en dedos y rostros, especialmente, el estilo de sus obras más conocidas (Retablo de la Iglesia del Salvador en Mayorga de campos, Valladolid, 1498; Retablo viejo de la catedral de Oviedo, o las que hemos podido ver en el mercado recientemente como la tabla de San Pedro y San Juan vendida en marzo pasado en Alcalá (ver) o el Llanto sobre Cristo muerto, de mayo de 2012 en Alcalá también (ver), entre otras). Quizá sea demasiado arriesgado, pero veo más bien una mano diferente, que (me) explicaría más fácilmente esa fuerte subida obtenida… En cualquier caso, la obra alcanzó un buen precio de venta, lo mismo que los retratos que había pintado Claudio Coello de Don Bernardino de Arancibia, cuarto Conde de Peñaflorida (fallecido en 1667) y Doña Teresa de Ugarte y Peñarrieta.

En esta sección de pintura antigua, debemos citar también la venta por los 18.000 euros de la salida de la tabla con marco en madera dorada con crestería de estilo gótico de Escuela española de fines del siglo XV o comienzos del XVI, Adoración de los Reyes Magos (O/T, 108 x 76 cm; 73). Y quizá también la de la Virgen de la Soledad (O/T, 41 x 28 cm; 153), de Escuela catalana del siglo XV, adjudicada por la salida, 2.000 euros.

Lo malo es que otras piezas quedaron sin interesados, demasiadas quizá. Me refiero a su portada, atribuida a Joos van Cleve (45.000 euros; 149), o los lienzos de Felipe Diriksen (20.000 euros; 135), Francesco Morandini (35.000 euros; 138), Francisco Gutiérrez Cabello (44.000 euros; 185), por citar sólo las más importantes.

Las ventas de la pintura finisecular cumplieron con lo previsto, que no es poco a día de hoy. Se pagaron los 17.500 euros pedidos por el doloroso Retrato de Julio Romero de Torres (O/L, 28 x 23 cm; 312); buena compra, sabiendo que es pieza menor. Hay que citar también la de Emilio Sánchez Perrier, cuya pequeña y un tanto atípica tabla de Corral con chumberas (33 x 23 cm; 275), firmada, dedicada y catalogada, se vendió por los 18.000 euros pedidos. Y la del pequeño lienzo de Eugenio LucasLas tentaciones de san Antonio (36 x 19 cm; 231), vendido por 4.800 euros, la salida de nuevo.

Y ya en la postventa, dos compras por 5.250 euros, ligeramente por debajo de los 6.000 euros iniciales; en primer lugar, de la Dama en lujoso interior(52 x 30 cm; 311), un lienzo de José García Ramos expuesto en el Ateneo de Sevilla en 2012, y en segundo, la de Pastora y cabrero (O/L, 60 x 97 cm; 406), del inglés Robert Kemm. El siglo XX, en cambio, con ninguna destacada, parece que sigue siendo la asignatura pendiente de la sala, debido en gran parte, probablemente, a la fuerte tradición de la ciudad y en general del coleccionismo andaluz, poco atraído por las novedades del siglo pasado… Daniel Díaz @Invertirenarte 

ARTÍCULOS RECIENTES
0

Start typing and press Enter to search