En Actualidad

El arte marginal de Dubuffet llega al Pompidou Málaga


 

Ayer el Centre Pompidou Málaga abrió sus puertas para presentar una exposición retrospectiva de Jean Dubuffet (1901, Le Havre-1985, París), comisariada por Sophie Duplaix, conservadora jefe de las colecciones contemporáneas de Musée National d´Art Moderne-Centre Pompidou, que lleva como título El viajero sin brújula, parafraseando una pintura de 1952 y que hizo del no-saber un principio de búsqueda para desarrollar una trayectoria singular en su modo de abordar ese conjunto de creaciones. La muestra se podrá visitar hasta el 14 de octubre.

El diseño del recorrido por las salas del Centre Pompidou subraya los hitos en la larga trayectoria del fundador del concepto Art Brut (arte marginal), a través de casi 90 piezas, que están dispuestas en cuatro secciones que, sobre todo, destacan la audacia formal de un creador que siempre estuvo en la frontera de la innovación pictórica, alejado de la cultura oficial y que apostó por los márgenes de la poesía creadora.

En sus primeros trabajos se desvela su interés por los dibujos infantiles, los grafitis y la producción artística de personas totalmente ajenas al mundo de la cultura. En este conjunto de obras, Jean Dubuffet renunció a la búsqueda del cualquier orden estético, predominando rasgos como la frontalidad, la torpeza del dibujo y la libertad en el manejo de los colores. Y ahí encontramos los gouaches sobre papel de la serie Un voyage en métro… y los Retratos sacados con parecido, con parecido cocido y confitado en la memoria, con parecido estallado en la memoria del Sr. Jean Dubuffet pintor, expuestos en la Galerie René Drouin de París en 1947, siendo estos modelos “plus beaux qu’ils croient” (“más bellos de lo que creen”), fórmula tomada de aquella exposición y que sirve ahora para designar esta primera sección, que acoge igualmente una obra de la  conocida serie Corps de dames.

En la segunda sección, Las turbulencias de la materia, se evocan las investigaciones matéricas, Visiones a ras de suelo, concebido como un tejido continuo y vibrante. Estas “celebraciones del suelo”, desarrolladas por Dubuffet durante los años 50 y hasta principios de los 60, se recuerdan aquí con tres conjuntos de litografías de la serie Phénomènes  y una  Matériologie en cartón piedra.

A la creación de un gran ciclo se dedica la tercera sección con L’Hourloupe o la invención de un nuevo lenguaje, basado en un vocabulario pictórico con una reducida gama de colores (negro, blanco, rojo y azul), y compuesto por una alternancia de células lisas y rayadas. Esta magna obra ocupó a Dubuffet durante doce años, de 1962 a 1974, aplicando su nuevo vocabulario tanto a las obras bidimensionales como a la exploración  de volúmenes y la arquitectura, así como a la creación de un espectáculo sin precedentes, Coucou Bazar, en el que gradualmente integra personajes a series de «recortables».

Por último, la cuarta sección incluye otras grandes series como Psycho-sites, Mires y Non-lieux. Las tres proponen nuevas lecturas del mundo y permiten cuestionar la percepción del visitante, gracias a las obras maestras procedentes de las colecciones del Musée National d’Art Moderne-Centre Pompidou, que atesora una de las mejores colecciones y ayuda a realizar un viaje transversal  por la obra de un creador único en el siglo XX.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search