En Mercado

Un rinoceronte con sorpresa en Durán

La subasta, que tendrá lugar el 28 de enero, contiene piezas atractivas como dos finas miniaturas del XVIII, cerámicas del siglo IV a.C. con figuras rojas o un excéntrico escritorio con forma de rinoceronte.

Una de las grandes sorpresas que contiene la subasta de Durán es el lote 516. Aunque a simple vista parezca una escultura bastante realista de un rinoceronte de madera, este extraordinario objeto, constituido por teselas de acacia koa que forman un atractivo mosaico de diferentes tonalidades es mucho más que eso. En realidad, como su propio nombre indica (Rhinoceros desk) nos encontramos ante un escritorio que se oculta inteligentemente en la propia escultura. En el costado del animal aparece un escritorio con tapa abatible que esconde cajones y compartimentos. El escritorio está escoltado por seis cajones, tres a cada lado que se encuentran escondidos estratégicamente entre la anatomía del animal. Este particular rinoceronte, creado en 1979 por Michael Speaker, cuenta también con otros compartimentos sorpresa: uno situado en la parte izquierda de la cabeza y otro en la parte trasera derecha. La pieza, con un precio de salida de 15.000 €, ha estado expuesta en el American Craft Museum de Nueva York y no cabe duda de que llamará notablemente la atención.

Continuando con otras piezas destacables, tenemos dos miniaturas finamente confeccionadas. La primera de ellas (lote 408), que la casa de subasta atribuye a Florentino Decraene, representa al Infante Francisco de Paula, hijo menor de los reyes Calos IV y María Luisa de Parma, vestido con uniforme de General.

La obra está realizada al gouache, acuarela y óleo sobre marfil y representa al príncipe portando diferentes insignias tales como la Banda de la Gran Cruz de la Orden de Carlos III, la Cruz de la Orden del Águila Roja Prusiana, la de la Orden del Toisón o la Placa de la Gran Cruz Laureada de la Real y Militar Orden de San Fernando. Detalladamente confeccionada, deja ver la maestría del artista en detalles como el cabello del infante o la banda que porta. El retrato, de forma ovalada, se encuentra enmarcado en una gran medalla coronada decorada con piedras rojas que ha sido montado en un marco de la época adornado con decoraciones de guirnaldas y sobre terciopelo rojo, que acentúa la personalidad real del retratado. Esta miniatura, confeccionada sobre 1840, tiene un precio de salida de 4.000 €.

La otra miniatura (lote 411) representa el retrato de una joven, posible copia de un original de Jean-Antoine Watteau. La pieza, pintada sobre cobre y pintada al esmalte, nos presenta a una atractiva joven que mira directamente al espectador ataviada según la moda inglesa de finales del siglo XVII. La obra está enmarcada en bronce dorado decorado con guirnaldas florales. Procede de una colección particular española y está realizada por el artista Henry Pierce Bone, cuya firma se encuentra al dorso del retrato. El retrato, fechado en 1847, tiene un precio de salida de 9.000 €.

En cuanto a los muebles, destaca una vitrina al estilo holandés (lote 525) realizada en madera y hueso tallados cuya decoración interior, resalta por una gran placa que recrea la estructura de un retablo en trompe l’oeil. La pieza está atribuida a Gregorio López Durango (siglo XVIII) y en el interior de la vitrina se representan escenas religiosas como la vida de María Magdalena, las tres Marías frente al sepulcro, María Magdalena junto a Jesús, el milagro de las Bodas de Caná, el ungimiento del cabello a Jesús o la Magdalena penitente en el desierto. Todas estas escenas enmarcan la escena central, que representa la Asunción de la Virgen María al cielo. Esta obra, en muy buen estado de conservación tiene un precio de salida de 6.500 €.

Otro objeto que llama particularmente la atención es una caja autómata de bronce dorado decorada con motivos grotescos y jarrones florales (lote 484). La sorpresa que contiene esta pieza se encuentra en la parte superior, donde una tapa ovalada esconde un pájaro cantor de vistosos colores. El autómata se activa a través de un mecanismo de cuerda que, una vez accionado, hace que el pájaro píe y se mueva. Esta peculiar caja de música se vende en su estuche original y trae consigo una llave original y otra de repuesto. La pieza, procedente de Alemania y realizada sobre principios del siglo XX, tiene un precio de salida de 1.400 €.

En la sección de arqueología destacan dos cerámicas datadas en el siglo IV a. C. La primera de ellas es una crátera (lote 375) con dos asas utilizada para contener vino rebajado con agua en su interior con la que después se llenaban las copas de los comensales. Los motivos representados, a través de la técnica de figuras rojas sobre fondo negro, hacen sospechar que esta crátera fuese un regalo nupcial. En el anverso de la vasija encontramos a una mujer preparándose para su boda y acompañada por dos mujeres que le asisten en los preparativos. La dama se contempla en un espejo mientras sujeta un tirso con la otra mano. La parte de atrás muestra el cortejo de la novia, cuatro mujeres que avanzan hacia la novia ataviadas de la misma forma. La pieza, conservada en buen estado y descubierta en el sur de Italia, presenta restauraciones y pequeños repintes. Su precio de salida de 11.000 € es una buena oportunidad para adquirir un trocito de historia.

La Phiale de cerámica griega (lote 358) descubierta en Apulia también data del siglo IV a. C. Esta pieza, comparable a una bandeja circular con sendas asas a cada lado se apoya sobre un pie. En la parte central de la pieza observamos una escena que podría representar a diferentes personajes mitológicos. A la derecha de la composición una figura desnuda coronada con una corona de laurel podría tratarse del dios Apolo, dios de las artes y la música. Hacia él vuela una figura alada que porta en sus manos una corona, símbolo de la victoria. Al otro lado encontramos otra figura desnuda rodeada por animales que podría ser Orfeo, aquel que amansaba a las fieras a través de su música. En el centro de la representación nos encontramos con una figura femenina que, sujetando un espejo mira hacia el dios.

La cerámica, producida con la técnica de figuras rojas sobre fondo negro, enmarca la escena con grecas geométricas y guirnaldas vegetales. En el reverso de la pieza pueden observarse dos escenas decoradas con abundante vegetación. Con 54 cm de diámetro y restauraciones posteriores, esta pieza tiene un precio de salida de 8.000€.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search