En Mercado

Dos tablas inéditas de Lluis Borrassà, en la Suite Subastas

La casa de subastas barcelonesa ofrece en su licitación de mañana a las 19h un conjunto titulado «Arte medieval y arte colonial. Un reencuentro». Entre los 172 lotes de pintura, escultura y artes decorativas encontramos una pareja de tablas, El Anuncio a san Joaquín y santa Ana El abrazo en la Puerta Dorada, atribuidas por el especialista Albert Velasco a Lluis Borrassà y con estimaciones de 7.000 a 10.000 euros. Hace unos meses la Generalitat adquirió en Sala de Ventas La profesión de san Pedro Mártir, del mismo pintor, por 75.000 euros.


En su cita de mañana, «Arte medieval y arte colonial. Un reencuentro», La Suite Subastas incluye obras de gran interés dentro de cada una de estas categorías. De entre todas ellas destaca, aunque no cuente con las estimaciones más elevadas, la pareja de tablas –lote 6– atribuidas por el especialista Albert Velasco a Lluis Borrassà. Este descubrimiento, que ve la luz en esta licitación, se une a la adscripción al corpus del pintor de otras seis tablas subastadas recientemente en nuestro país y que formarían parte del mismo conjunto que las que ahora ofrece La Suite.

Según el historiador, se sitúan en la etapa final de Borrassà, al igual que la pieza presentada hace unos meses por Sala de Ventas Barcelona, La profesión de San Pedro Mártir, y que fue adquirida por la Generalitat en 75.000 euros. El Anuncio a san Joaquín y santa Ana El abrazo en la Puerta Dorada, cuentan con estimaciones de entre 7.000 y 10.000 euros.

En una cronología posterior está el lote 32, otros dos fragmentos de retablo con tres escenas de la vida de Jesús –La Anunciación, La presentación de Jesús en el Templo El bautismo de Cristo– y una cuarta que representa a San Pedro en Cátedra. El conjunto ha sido atribuido a Lorenzo de Ávila y Juan de Borgoña El Joven y cuenta con las estimaciones más elevadas, de 40.000 a 50.000 euros. A este le acompaña el lote 15, La Anunciación de Alonso de Villanueva, pintor activo en la primera mitad del siglo XVI. La tabla procede de la colección del marqués de Pickman, quien la adquirió durante la desamortización del Real Monasterio de Santa Clara de Úbeda. Se estima que su resultado rondará de 32.000 a 40.000 euros.

Dentro de la otra gran categoría incluida en esta licitación, tenemos un Buen Pastor (lote 130). La Suite señala que podría atribuirse por cercanía estilística a Francisco Martínez, pintor novohispano autor del retablo mayor de la Catedral de México valorado entre 25.000 y 30.000 euros.

En escultura, sobresalen el lote 1 y el 5, un San Pedro en Cátedra y una Santa Águeda. La primera pieza es una talla en madera policromada del entorno de los talleres de Navarra y La Rioja Alta en el siglo XIII y cuenta con estimaciones de 15.000 a 20.000 euros. La segunda, en cambio, sigue los modelos franceses del siglo XIV –que relajan el canon medieval considerablemente– y aunque también conserva trazas de color, es de piedra. Se espera que las pujas alcancen los 18.000 o 25.000 euros.

En artes decorativas, un par de piezas de Limoges de los siglos XII y XIII , los lotes 3 y 4, son las más atractivas, con su característico esmaltado champlevé. La primera es una cruz, de unas considerables dimensiones –35,5 x 19 cm– y guarda similitudes con las piezas pertenecientes a la antigua colección Keir, al Museo Mares de Barcelona, al San Francisco Legion of Honour Museum y al Museo del Retablo de Burgos. La segunda es una pareja de placas triangulares con motivos vegetales y dos ángeles. Sus estimaciones son de 15.000 a 25.000 euros y de 14.000 a 20.000 respectivamente.

Por último, dos piezas coloniales, el lote 96 y 102 completan la oferta de artes decorativas. La primera, un escudo pectoral novohispano de monja concepcionista o jerónima, bordado con hilos de seda y pintado datado en el siglo XVIII. Esta pieza, que iría en origen cosida al hábito de la religiosa, representa la Santísima Trinidad en una de las variantes que se hicieron populares durante la conquista de América. Cristo aparece retratado de la misma manera tres veces, encarnando al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Esta literalidad del dogma cristiano fue de utilidad para la conversión de los nativos y continuó siendo una iconografía recurrente en los siguientes siglos. Sus estimaciones van de 6.000 a 8.500 euros. La segunda es una Pava o pavo hornillo, y es muestra de los talleres de orfebrería en plata virreinales del siglo XVIII. Está estimada entre 7.500 y 9.000 euros.

La eficacia y éxito de La Suite con piezas del tardogótico o del renacimiento está probada por experiencias pasadas. Esperemos que esta combinación y puesta en valor del arte colonial –que está experimentando una revalorización desde hace unos años– pruebe ser igualmente exitosa.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search