En Actualidad

¿Comprará Italia los mármoles Torlonia?

La reaparición de la colección de esculturas grecorromanas más importante aún en manos privadas ha desatado el debate sobre su adquisición por parte del Gobierno italiano. Tras 50 años en los que ni siquiera los especialistas pudieron visitar los almacenes del Palazzo Torlonia, la exposición en los Museos Capitolinos y la difusión de unas fotografías del estado de las piezas en 2015 han desencadenado las peticiones por parte de varios expertos para que el estado las adquiera con parte de los Fondos de Recuperación europeos.


La colección de los mármoles de la familia Torlonia, probablemente el conjunto de esculturas de la antigüedad más importante aún en manos privadas, ha estado fuera del alcance del público durante más de 50 años. Ha sido gracias a la exposición en los Museos Capitolinos, que publicamos en ARS49 y que continua abierta hasta el 29 de junio, que los entusiastas y los expertos en escultura clásica han podido viajar a Roma –cuando las circunstancias lo han permitido– para ver en primera persona algunas de las piezas más singulares que pueblan los libros de texto. 29 piezas han compartido techo tras haber sido acondicionadas gracias al patrocinio de Bulgari y estudiadas por los especialistas de la institución.

Este cambio en la voluntad de la familia Torlonia, que durante décadas había preferido una extremada discreción, provocó incluso antes de la inauguración un nuevo debate. ¿Debería el Estado italiano adquirir el conjunto? Esta pregunta se ha reavivado en los últimos días por la proximidad de la fecha de cierre de la muestra y, sobre todo, por la difusión de una serie de fotografías de las condiciones de almacenamiento en las que se encontraban los mármoles y bronces. Se trata de instantáneas captadas hace cinco años y en ellas se ve a las obras en los húmedos sótanos del Palazzo Torlonia, cubiertas de grandes capas de suciedad en el mejor de los casos y agrietadas en otros (tal y como se puede ver en un detalle de la espalda de una figura masculina en bronce).

Vitorio Sgarbi, quien también ha aparecido en los medios recientemente por el descubrimiento del Ecce Homo atribuido a Caravaggio, se ha declarado a favor de la adquisición de la colección, cuya valoración calcula en 250 millones de euros. Pero ha ido aún más allá, y sugiere que el Gobierno italiano debería obtener esa cifra de los 6,7 mil millones de euros de los Fondos de Recuperación europeos por la pandemia.

No obstante, la Fundación Torlonia asegura no haber recibido ninguna oferta. Las condiciones bajo las que la familia accedió a la exposición incluían, además, una gira mundial y la creación de un museo dedicado a las piezas –se ha barajado el Palazzo Silvestri-Rivaldi–, pero no se hablaba de adquisición. Héctor San José.

Recommended Posts
0

Start typing and press Enter to search